'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Las dos amenazas que acechan los precios de telefonía

Un dólar caro y una política recaudatoria deficiente podrían tener impacto en los precios de telecomunicaciones, revirtiendo los efectos de la reforma aprobada hace tres años.

04-10-2016, 5:03:58 PM
Las dos amenazas que acechan los precios de telefonía
Darinka Rodríguez

Uno de los grandes logros de la reforma en telecomunicaciones, la disminución del precio de los servicios, podría llegar a su fin y no sólo eso, sino que los precios podrían aumentar a partir del siguiente año debido a la fortaleza del dólar y si se aprueban los cambios contemplados en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) para 2017.

De acuerdo con datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), gracias a la reforma los precios bajaron 23.2 por ciento entre junio de 2013 y diciembre de 2015, destacando la disminución de los precios de telefonía móvil con una baja de 32 por ciento en el mismo periodo.

Sin embargo, especialistas consultados por Alto Nivel indican que los efectos de esta reforma podrían revertirse de modo similar con lo que ha sucedido con los precios de la gasolina y la energía eléctrica. 

Dólar caro, primer responsable

Un dólar hoy cuesta 2 pesos con 18 centavos más que a inicios de año, lo que ya ha comenzado a encarecer algunos productos, principalmente de importación y que eventualmente golpearía las tarifas, ya que los insumos para su producción se encuentra en dólares.

“Desafortunadamente hay una dependencia tecnológica en la industria de telecomunicaciones en México y casi todo se cotiza en dólares, esto ya comienza a impactar en presupuestos de inversión, el incremento de precios y los bolsillos de los usuarios”, indica Gabriel Sosa Plata, experto en telecomunicaciones.

El precio de los equipos ya han comenzado a subir sus precios en el orden de 10 al 15 por ciento, mientras que el servicio aún no ha tenido un aumento pero de persistir el tipo de cambio por encima de los 19.50, el servicio tendría una afectación de entre el 5 y el 10 por ciento al alza, de acuerdo con los especialistas.

Si el precio de los servicios de telecomunicaciones aumenta, afectaría directamente la tasa de inflación. Según el Banco de México (Banxico), la reforma de telecomunicaciones permitió tener al cierre de 2015 una inflación de 2.13 por ciento, una de las más bajas de los últimos años.

Suben impuestos, impacto al consumidor

El Presupuesto de Egresos de la Federación para 2017 contempla una reforma al artículo 232 de la Ley Federal de Derechos, el cual establece que las compañías de telecomunicaciones pueden hacer uso de la infraestructura de postes de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para prestar sus servicios.

Al eliminar la fracción once de este artículo, la CFE ya no determinaría el precio, sino sería la Comisión Reguladora de Energía (CRE) la que podría fijar el costo de usar esa infraestructura a discreción.

Salomón Padilla, abogado especialista en telecomunicaciones explica que si el Estado decide subir el costo de acceso a sus postes, Teléfonos de México (Telmex), que también cuenta con infraestructura similar, podría subir los precios y finalmente trasladarlos a los usuarios.

“Actualmente esos postes están amortizados, valen cero pero se pretende cobrar como si fuera infraestructura nueva. Cualquier costo que suba sube el precio y afecta al consumidor”, indica.

Según un reporte de la consultora The Competitive Intelligence Unit (CIU), una de las ventajas que tiene la infraestructura perteneciente a la CFE es su extensión de 820 mil kilómetros, además de que los precios de renta estos postes son significativamente menores a los de Telmex.

Ambas entidades, al encarecer el acceso a la infraestructura, podrían trasladar los costos al consumidor en función al aumento que se haga por el pago de la renta de estos postes.

Menos penetración de internet

Uno de los objetivos planteados en la reforma era mejorar la conectividad de las personas y de las micro, pequeñas y medianas empresas (pymes) logrando conexiones para por lo menos el 70 por ciento de los hogares. Sin embargo, el recorte de casi 80 por ciento para el programa México Conectado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) podría revertir este objetivo. Actualmente sólo 40 por ciento de los hogares tiene acceso a internet.

“Además de la fortaleza del dólar, la disminución de 250 mil a 150 mil puntos de conectividad en edificios públicos del programa México Conectado, es un duro golpe a la reforma”, comenta Sosa Plata.

 

 

Relacionadas

Comentarios