Estilo de VidaHistorias

Las cuevas volcánicas de Morelos

Disfruta de una actividad muy cerca del D.F., en algunos de lugares más impresionantes de América.

31-03-2009, 4:00:00 PM
Las cuevas volcánicas de Morelos
Estilo Hoy

La región es conocida como Chichinautzin. Hace miles de años surgieron en ella volcanes de corta vida; al apagarse crearon una compleja red de cuevas y túneles. La visita a la zona puede reducirse a una sola jornada. Puedes comenzar por los Cuexcomates de fácil acceso. La misma excursión puede incluir la Cueva del Diablo, la siguiente en grado de dificultad. Las cuevas de la Iglesia y el Ferrocarril exigen más esfuerzo que las anteriores. En cambio, las cuevas de Chimalacatepec y el Árbol son mucho más difíciles, y para el descenso es necesario tener conocimientos de rappel.  


Los Cuexcomates o volcanes miniatura
El más pequeño tiene apenas unos centímetros de altura, mientras que el mayor se levanta 20 metros. Sus cráteres alcanzan hasta 15 metros de profundidad, y ofrecen lo mismo cuevas muy pequeñas que una que supera los 50 metros de largo. Muy cerca de ahí se ubica la Cueva del Diablo, una de las más famosas. La llamada Sala del Saxofón es uno de los parajes más interesantes, pues se trata de una galería amplia donde se unen dos tubos de gran tamaño. La cueva está poblada por colonias de murciélagos, de una especie amenazada.


Entramado de cuevas
San Juan Tlacotenco, localizado a diez minutos de Tepoztlán por carretera, es el punto de partida para conocer dos hermosas cavidades subterráneas. La primera es la Cueva de la Iglesia, que se caracteriza por sus fantásticas estalagmitas y el mineral de ópalo. Se accede a ella a gatas por un hueco pequeño. La segunda es la Cueva del Ferrocarril y es la más intrincada de las cuevas volcánicas de la zona, por lo que es indispensable contar con un guía para no perderse en alguna de las galerías.


Sólo para expertos
El recorrido por las dos últimas cuevas exige la asistencia de un guía y conocimientos técnicos para hacer rappel. Para visitar la Cueva de Chimalacatepec, que se cree es la cueva volcánica de mayor profundidad de América, hay que caminar unos diez o 15 minutos desde San Juan Tlacontenco hasta llegar a un sótano en medio de un bosque de encinos. Una vez allí se realiza un descenso de 15 metros con cuerda y se efectúa una caminata a través de un túnel que mide decenas de metros de largo, hasta una zona donde se encontraron vestigios arqueológicos. Una de las secciones más espectaculares de la Cueva de Chimalacatepec es la denominada Iztaxiatla.


Por último, mencionaremos la Cueva del Árbol, única por su impresionante boca de entrada y porque descender sus 118 metros de profundidad para llegar hasta el fondo es una vivencia fantástica e inolvidable.


La exploración de cuevas volcánicas permite hurgar en las profundidades de los volcanes mexicanos y descubrir otra faceta poco conocida de nuestro planeta Tierra.


DATOS ÚTILES
• El centro de operaciones para realizar estas excursiones es el poblado de Tepoztlán, en el estado de Morelos. Se localiza a 71 kilómetros de la ciudad de México por la autopista a Cuernavaca y luego la desviación a Cuautla.


• En todos los casos es importante llevar ropa que resista la abrasión, así como rodilleras, coderas y guantes de carnaza o similares.


• El equipo para descender y ascender en las cuevas de Chimalacatepec y del Árbol es facilitado por el guía.


• Para realizar la excursión contacte a Alberto Pausado: xenofiliosis@yahoo.com.mx


¿Dónde dormir?


• HOTEL NUEVO AMANECER RESORT & SPA
www.hotelnuevoamanecer.com.mx


• POSADA DEL TEPOZTECO
www.posada.planetbyte.com.mx/


• VILLAS VALLE MÍSTICO SPA
www.tourbymexico.com/vallemistico

Relacionadas

Comentarios