El MundoPara Entender

Las consecuencias (inmediatas) de la construcción del muro

Además del costo que implica su construcción, hay varias repercusiones a nivel diplomático y social entre ambas naciones. Te contamos.

25-01-2017, 5:52:56 PM
muro de trump

Lo que fue inicialmente una amenaza de campaña hoy ya es un hecho: Donald Trump firmó las órdenes ejecutivas para iniciar la construcción del muro en la frontera entre México y Estados Unidos.

Este hecho tendrá consecuencias de manera inmediata, aseguran especialistas consultados por Alto Nivel y que, además, exigen la intervención del gobierno mexicano, como lo plantea Iliana Rodríguez, directora del Departamento de Derecho y Relaciones Internacionales del Tec de Monterrey, mediante una figura llamada “protesta” como forma de negociación jurídica.

“México tiene que ejercer una protesta enérgica a nivel internacional, aunque si bien no genera una sanción, exhibe una condición que es de suyo injusta y debe hacerlo en un foro en el que pagamos membresía y del cual también forma parte Estados Unidos, que es la Organización de Estados Americanos (OEA)”, detalla la especialista del ITESM.

Asimismo, Rodríguez asegura que si el gobierno deja pasar más tiemp,  y no aprovecha esta oportunidad, está dando un mensaje de sumisión ante Estados Unidos y que está aceptando la actual situación como un destino irrefutable.

Los problemas fronterizos aumentarán

“Con nuestros amigos mexicanos vamos a ver por nuestra seguridad. Yo admiro a los mexicanos”, dijo Trump esta tarde. Sin embargo, los hechos demuestran que el republicano no es precisamente un amigo de México.

 

Entre 2009 y 2014, más de 73 mil armas de fuego entraron a México por la frontera desde Estados Unidos, aumentando los problemas de seguridad, revela un informe de la Oficina de Fiscalización Superior del Gobierno de los Estados Unidos (GAO, por sus siglas en inglés).

Para José Luis Valdés-Ugalde, investigador del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN) de la UNAM, esta situación es uno de los temas urgentes de revisar, de lo contrario tendrá severas repercusiones al iniciarse la construcción del muro.

“México tiene que pedir que se verifique la cantidad de armas que pasan por la frontera y que alimentan el tema de inseguridad en México”, explica Valdés-Ugalde.

En sintonía,  Mónica Verea, investigadora del CISAN, asegura que el flujo de inmigrantes ilegales no cesará, al contrario, esta medida aumentará la presencia de los traficantes de personas, mejor conocidos como ‘polleros’ o ‘coyotes’, pues el número de centroamericanos que quiere cruzar hacia Estados Unidos ha aumentado con el paso de los años.

“No necesariamente el muro va a frenar a los indocumentados, sino que va a encarecer el tráfico de corruptos. Un muro que enriquecerá más a quienes trafican con personas”, profundiza.

En 2010, la migración centroamericana hacia Estados Unidos fue superior en 10 por ciento a la cantidad de inmigrantes mexicanos que atravesaron la frontera de manera ilegal, de acuerdo con un informe del Instituto de Estudios Latinos de la Universidad de Notre Dame,

Además, el problema podría intensificarse si México decide dejar de ser el “filtro” de este grupo y les permite el paso hacia el norte.

“Si México abre la frontera y deja pasar a los inmigrantes internacionales, esto provocaría un gran conflicto al gobierno de Estados Unidos, y aunque no se diga públicamente puede ser un elemento retórico de la negociación que México debería de usar en un momento crítico en donde Estados Unidos no se está tocando el corazón”, abunda Verea.

El costo del muro

En cuanto al costo financiero de este proyecto, Silvia Valdés, directora del CISAN, explica que Estados Unidos primero echará mano de recursos federales, los cuales están asignados desde la administración de Bush, pero tendrá que existir un debate.

“En el tema del presupuesto gubernamental se deberá negociar con el Congreso, pues es fundamental para cubrir una obra de esta naturaleza“, plantea la experta.

En este sentido, la directora del CISAN reconoce que la mejor defensa de México es que el presidente Enrique Peña Nieto ha dicho en reiteradas ocasiones que no pagará por el muro.

Según el plan de campaña de Trump, uno de las estrategias que usaría, para obligar a nuestro país a financiar este muro, es el aumento de aranceles, así como impuestos extra a trámites que se realicen en la embajada, como la expedición de visas.

Hasta el momento, las autoridades mexicanas no han dado un posicionamiento oficial sobre las declaraciones de Trump acerca del plan para construir el muro, pero se espera que la negativa para financiarlo persista después de la reunión que sostendrán ambos gobiernos el próximo 31 de enero.

Relacionadas

Comentarios