Economía y FinanzasPara Entender

Las 9 empresas que dieron de qué hablar en 2016

Pemex, América Móvil, Cemex, Bimbo, Femsa y Grupo Alfa son algunas de las empresas que para bien o para mal dieron de qué hablar en este año que termina.

15-12-2016, 6:40:50 AM

Este año ha sido uno de los más difíciles y complejos en materia económica a nivel global. Sin embargo, en México hay ejemplos de muchas empresas que lograron sortear los malos momentos, enfrentarlos e incluso salir a flote.

Compañías mexicanas y con presencia en el mundo en el sector energético, telecomunicaciones, banca, bienes raíces, alimentos y bebidas, industria y construcción, entre otros, lograron destacar y generar millones de dólares en ganancias y otras destacaron por sus pérdidas millonarias.

Pemex, América Móvil, Grupo Financiero Banorte, Cemex, Bimbo, Fibra Uno, Femsa, Grupo México y Grupo Alfa son algunas de las empresas que más dieron de qué hablar en este año que termina.

1. Petróleos Mexicanos (Pemex)

La empresa productiva del Estado tuvo un año complicado principalmente por la caída en los precios del petróleo pese a que en abril, el gobierno anunció una serie de medidas para apoyar a la petrolera estatal por un monto de 73,500 millones de pesos (mdp).

Pemex arrastra una insolvencia financiera, principalmente por el alto pago de impuestos a la Secretaría de Hacienda, una nula estrategia por parte del gobierno federal pese a aprobar una reforma energética y los efectos a largo plazo de la reducción de gasto de capital.

En su tercer reporte financiero trimestral, la empresa reportó pérdidas por 118,357 millones de pesos, una caída en sus ventas del 52.5%, en el área de gas licuado y una disminución del 17.7% en sus ventas en México de gasolinas y diésel.

Al cierre de 2016 debe enfrentar que agencias calificadoras como Moody´s y Fitch Ratings colocaran su perspectiva en nivel negativo.

Aun así, el pasado 5 de diciembre, las petroleras Total (Francia) y Exxon Mobile (EU); CNOOC (China); Chevron (EU), Inpex (Japón) y Pemex, ganaron los cuatro bloques de la zona conocida como Cinturón Plegado de Perdido, que colindarán con el bloque de Trión, en la última ronda de licitaciones de la primera ronda de subastas de campos petroleros en la historia de México.

Pemex logró además su primer socio para trabajar en aguas profundas, la australiana BHP Billiton en la primera alianza desde su expropiación en 1938.

2. América Móvil

La principal empresa del consorcio de Carlos Slim tuvo un año de claroscuros. Su servicio de telefonía celular representa el 32% de sus ingresos y proporciona red de banda ancha móvil, que supone 30.7% de sus ingresos, mientras que su área de telefonía fija aporta 13.2% de su facturación.

Al inicio del año tuvo que enfrentar por parte de la Comisión Federal de Competencia, el calificativo de agente preponderante en el sector telecomunicaciones pero para mitar del año ganó a las dos principales televisoras que hay en México al transmitir los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, Brasil.

En América del Sur, la compañía buscó su expansión en países como Perú y Brasil al ampliar su servicio de internet móvil 4G y la cobertura de telefonía móvil de cuarta generación. En Europa vendió el 7.8% del capital de Telekom Austria AG, lo que redujo su participación directa e indirecta en la firma europea a 51.89 por ciento.

En México, a fines de noviembre, informó que su subsidiaria Radiomóvil Dipsa celebró un acuerdo con Grupo MVS para adquirir 60 MHz de espectro radioeléctrico de los que es titular en la banda de 2.5 GHz en diversas regiones del país.

De acuerdo a su último reporte financiero, la empresa concluyó el tercer trimestre del año con 366 millones de líneas de accesos, o sea 0.5% menos que en 2015. Dicha cifra incluye 284 millones de suscriptores móviles, 34 millones de líneas fijas, 27 millones de accesos de banda ancha y 22 millones de unidades de televisión de paga.

3. Grupo Financiero Banorte

El denominado ‘banco fuerte de México’ fue premiado como el “Banco del Año 2016” por la publicación británica The Banker, principalmente por “su sólido desempeño y la implementación exitosa de su estrategia de largo plazo”.

Entre los anuncios más importantes de este año para el banco está el acuerdo con la cadena de tiendas Oxxo para que sus tarjetahabientes puedan retirar efectivo en una de los 14,000 establecimientos que existen en el país.

También anunció un programa de transformación inicial de más de 300 sucursales de la ciudad de México con el objetivo de que entre los años 2016 y 2018 convierta sus sucursales en verdaderos centros de negocios, que privilegien la relación y faciliten transacciones rápidas mediante áreas de autoservicio y banca digital.

El grupo financiero invertirá alrededor de 3,475 millones de pesos en un periodo de tres años para transformar más de 800 sucursales, alcanzando un total de cerca de 9 millones de clientes que tendrán acceso a esta nueva modalidad de banca.

Banorte es el tercer banco más grande de México y cuenta con más de 12 millones de clientes en el sector y más de 1,100 sucursales en todo el territorio nacional y tiene un valor en el mercado de 15,200 millones de dólares.

4. Femsa

La compañía Fomento Económico Mexicano SA es el operador de Coca-Cola FEMSA, la embotelladora más grande del mundo por volumen y en el sector cervecero es el segundo accionista más importante del gigante Heineken.

En junio pasado, anunció un acuerdo con Unilever para adquirir su línea de jugos y leches de soya AdeS por 575 millones de dólares (mdd) y amplió sus operaciones en Colombia y Chile con la expansión de sus tiendas Oxxo, un modelo de negocio enfocado a las tiendas de conveniencia.

También en América Latina, adquirió a la embotelladora brasileña Vonpar por 1,120 millones de dólares, sin embargo, la inminente quiebra financiera en Venezuela ocasionó que cerrara sus plantas refresqueras en ese país.

En su más reciente reporte trimestral, Femsa dio a conocer un alza de 12.5% en sus ingresos en comparación con el mismo periodo del año anterior e informó que su ganancia fue de 6,691 millones de pesos, principalmente por la integración de nuevos negocios.

5. Cemex

Cementos de México opera en los cinco continentes pero este año tuvo como meta recuperar el grado de inversión que tenía hace casi 10 años. Para ello Para ello llevó a cabo procesos y estrategias para refinanciar su deuda, bajar costos y mejorar su rentabilidad.

La compañía vendió activos entre 1,000 y 1,500 millones de dólares en un proceso que se desarrollará hasta 2018, principalmente en México, Sudamérica y Europa. Además, en Asia vendió sus unidades en Bangladesh y Tailandia por 53 millones de dólares.

En Estados Unidos, la compañía informó que la Comisión de Valores (SEC) solicitó información para determinar si han habido violaciones a la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero de Estados Unidos, lo que no significa que haya concluido que la cementera o cualquiera de sus afiliados han infringido la ley.

La empresa enfrenta actualmente calificaciones de riesgo crediticio de “B+” por parte de la agencia Standard & Poor’s y de “BB-” por parte de Fitch Ratings.

Las calificaciones negativas en las que se encuentra Cemex está cuatro niveles debajo de lo que se denomina grado de inversión, o sea, empresas que se consideran confiables y rentables, y básicamente buenas para invertir en ellas.

En su tercer informe trimestral reportó utilidades por el orden de 286 millones de dólares frente a la pérdida de 44 millones de dólares (mdd) del mismo periodo de 2015.

6. Fibra Uno

El mayor fideicomiso de bienes raíces en México-Fibra Uno (FUNO), anunció durante este año la adquisición de tres portafolios inmobiliarios con un valor de 21,639 millones de pesos.

El portafolio más relevante es el Apolo II, el cual consta 18 centros comerciales distribuidos en 11 estados de México y tendrá una inversión de entre 10,000 y 11,000 millones de pesos y también incluye dos terrenos para el desarrollo de otros centros en la Ciudad de México.

También analiza desarrollar dos proyectos inmobiliarios con el capital que levantaron por medio de los certificados de capital (CKD) llamado ‘Helios’ y la torre Mitikah, la cual requerirá una inversión de 13,000 millones de pesos.

Fibra Uno es la principal empresa dedicada a la adquisición, creación, renta y operación de desarrollos inmobiliarios y de acuerdo a su más reciente informe financiero, obtuvo ventas por 701 millones de dólares y tiene un valor en el mercado de 7,400 millones de dólares.

7. Bimbo

La empresa panificadora más grande de México y una de las más importantes a nivel mundial salió de compras este año y ello quedó comprobado con la adquisición de empresas en Estados Unidos y Canadá, Europa y Asia.

Entre las marcas que sumó a sus filas están Sara Lee, Little Bites, Ball Park, Nature’s Harvest, Dempster’s, Barcel, Thoma´s, entre otras, lo que le valió que agencias como Moody´s elevara su calificación de negativa a estable.

En su más reciente reporte financiero manifestó un aumento de 12% en sus ganancias, impulsado principalmente en Estados Unidos y Canadá, aunque en países como Venezuela enfrentó fuertes períodos de incertidumbre.

La compañía decidió arriesgar y apostó por la venta automóviles eléctricos mediante su subsidiaria Moldex, los cuales produce ella misma para la distribución de sus productos, a un costo de 390,000 pesos por unidad.

8. Grupo Alfa

La familia Garza Sada tuvo en 2016 un año de éxitos importantes y logró una expansión en las diversas empresas que conforman el consorcio.

Alfa está integrado por compañías del sector alimentario con Sigma, de autopartes con con Nemak, petroquímica en Alpek en petróleo con Newpek y este año en las telecomunicaciones tras lograr una fusión entre Axtel y Alestra por un monto de 750 millones de dólares.

Aunque el conglomerado está enfocado en liberar la deuda que hereda de Axtel, por cerca de 721 millones de dólares, en su reporte del tercer trimestre, reportó un alza de 8.5% en su flujo operativo y un flujo consolidado de 10,503 millones de pesos en el periodo de julio a septiembre, desde los 9,684 mdp del mismo lapso de 2015.

Además sus ingresos subieron 12% en el periodo de referencia a 75,323 millones de pesos, desde los 67,353 millones de pesos en 2015, mientras que su utilidad neta se desplomó 91.23% a 234.46 millones de pesos, desde los 2,675.48 millones de pesos en el mismo periodo de 2015.

9. Grupo México

La compañía del empresario Germán Larrea cuenta con minas, plantas metalúrgicas y proyectos de exploración en países como Argentina, Chile, Ecuador, España, Estados Unidos, México y Perú.

La empresa viene cargando la tragedia ecológica de agosto de 2014, cuando un derrame de 40,000 metros cúbicos de ácido de sulfato de cobre en el Río Sonora provocó afectaciones en siete municipios de Sonora, en los cuales viven más de 24,000 personas.

Sin embargo,  expandió su sistema ferroviario, conformado por las empresas Ferromex y Ferrosur, mediante una inversión de 406 millones de dólares anunciada en febrero, como parte de un plan a cuatro años por 1,878 millones de dólares.

El proyecto contempla un plan de expansión que involucra la compra de carros de ferrocarril, mejora en la infraestructura de patios y el desarrollo de tecnologías de la información.

En su reporte del tercer trimestre del año que termina, Grupo México reportó una caída anual del 26% en su utilidad neta del tercer trimestre pero su beneficio neto sumó 221 millones de dólares, con un aumento en sus ingresos de 10% por una mayor producción de cobre tras la entrada en operación de proyectos de expansión de su mina Buenavista al norte de México.

Relacionadas

Comentarios