Estilo de VidaHistorias

Ladronas de película

Estas bellas mujeres que aprovecharon su elegancia y perspicacia para obtener ganancias en las superproducciones de Hollywood.

19-10-2010, 5:00:00 PM
Ladronas de película
Estilo Hoy

Esta poderosísima industria del entretenimiento conocida como “séptimo arte” está dominada por el género masculino y produce un gran número de películas anuales, la mayoría dirigida y protagonizada también por varones.

A pesar de ello, existe un grupo de mujeres que por sus memorables y exóticos papeles quedaron en la retina del público.

Este es el caso de aquellas que protagonizaron papeles de inteligentes ladronas como es el caso de Salma Hayek y Penélope Cruz en el film “Bandidas” de los directores Joachim Roenning y Espen Sandberg. Vamos a recordar los casos más emblemáticos.


JODIE FOSTER EN “MAVERICK”




Quizás la más recordada del cine por su increíble destreza para engatusar a los hombres y robarles sus pertenencias. Ello, hasta que se encuentra con Bret Maverick (Mel Gibson), un pícaro pistolero que se dirige a realizar la mayor estafa de su vida en un campeonato de Poker.

La graciosa Annabell, protagonizada por Jodie Foster, se alía con el viejo sheriff Cooper (padre de Maverick) y recaudan dinero suficiente para participar en el mismo torneo. A lo largo del filme es la encargada de quitar del camino a todos los que se entrometan, incluido el protagonista. Cosa que no le resulta difícil gracias a su enorme belleza y habilidad para robar.


 


 


DIANE BAAKER EN “MARNIE, LA LADRONA”



Marnie es una película de 1964 dirigida por Alfred Hitchcock y sus protagonistas son Mark Rutland (Sean Connery) y Tippi Hedren.

Esta última encarna el papel de una ladrona patológica que sobrevive robando en las empresas para las que trabaja y cambiando de personalidad en cada nuevo empleo. Hasta que se encuentra con Mark quien interesado por su caso, la chantajea para que se case con él, amenazándola con descubrirla si no lo hace.

Su desconfianza hacia los hombres, su aversión por todo contacto físico, su pánico al color rojo y su llamativa enfermedad, hacen de este papel uno de los más sensacionales si de ladronas se trata, ellos sumado al inconfundible toque entregado al personaje por Hitchcock.


 


 


MORGAN ADAMS EN “LA PIRATA”



Esta producción está ambientada en el siglo XVII cuando el mar era asolado por piratas y corsarios de toda clase. Uno de ellos es increíblemente una mujer; Morgan Adams, hija de un bucanero que al morir dejó un mapa dividido en tres partes que al unirse conducen a un enorme tesoro.

Morgan tiene una parte del mapa, pero su sanguinario tío anda tras el tesoro y no le importa cuánte agente deba asesinar para llegar a él. Su personaje llama la atención, puesto que para llegar a su tan anhelado objetivo debe ser tanto o más sanguinaria que su familiar. Y lo logra, a costa de todo.


 


 


JULIA ROBERTS EN “LA GRAN ESTAFA”



Alejada de su pasado como “robabancos” junto a su esposo Danny Ocean (George Clooney), debe regresar a sus andanzas empujada por el amor al dinero y a su amado luego de estar varios años en la cárcel.

¿El plan? Robar los tres casinos, bajo la dirección de Terry Benedict (Andy García), quien por coincidencia es la actual pareja de su ex-mujer, encarnada por la increíble Julia Roberts.

Ella será pieza clave de los once ladrones que utiliza para lograr su cometido, destacando como siempre por su inigualable sonrisa, que esta vez se complementada perfectamente con la frialdad a la hora de traicionar a su actual pareja.

Curiosidad: Se dice que Clooney mandó el guión a Julia sabiendo que ésta pertenece al denominado “Club de los 20” (que cobra 20 millones de dólares por película). En el sobre estaba el guión, un billete de 20 dólares y una nota que decía: “Creo que esto es lo que cobras”. Ella aceptó gustosa.


 


 


SALMA HAYEK Y PENÉLOPE CRUZ EN “BANDIDAS”



Sara Sandoval, encarnada por Salma Hayek, es una bella y altiva aristócrata mexicana que se ha educado en Europa y disfruta de los privilegios de una plácida existencia, sin privaciones de ninguna clase.

Al otro extremo del espectro social está Penélope Cruz, María Álvarez en la película; la volcánica, rebelde, y deslumbrante hija de un peón de campo.

Las dos provienen de lados opuestos de la escala social, pero sus caminos se unen cuando una banda de pistoleros a sueldo roba las tierras de sus respectivas familias, atacando y asesinando a sus seres más queridos.

Al decidir tomar cartas en el asunto, se convierten a su vez en prófugas de la ley y en ladronas de bancos. Personajes que salen de lo común y que cautivan a todo aquel que se ubique frente a la pantalla. ¡Eso se agradece!

Relacionadas

Comentarios