Estilo de VidaHistorias

La ruta del vino en Estrasburgo

Las regiones de Monte Santa Odilia, Riquewihr y Colmar completan el tridente francés del vino blanco. Una exquisitez culinaria para los amantes de este fermentado.

31-08-2010, 5:00:00 PM
La ruta del vino en Estrasburgo
Estilo Hoy

En Francia, a medio camino entre París y Praga, nos encontramos con Estrasburgo, metrópoli intelectual y económica de Alsacia, que destaca por sus bellos parajes, construcciones góticas y sobre todo por su buen vino.


Para los aventureros que viajan a esta zona de Europa, el consejo de sus habitantes siempre es el mismo: si buscas admirar la belleza de sus paisajes, recorre la ruta de Crêtes, vía estratégica que atraviesa los campos y bosques de los Altos Vosgos.


Si, en cambio, quieres encontrarte con la historia, dirígete a la catedral de Notre Dame, el Museo Alsacian, el palacio Rohan, el museo histórico de la ciudad de Estrasburgo y otros monumentos militares que evocan el recuerdo de los combates pasados durante las guerras.


Pero si lo que buscas es disfrutar de los mejores fermentados de Francia, lo que debes hacer es viajar a Estrasburgo y atravesar la ruta de los vinos de Marlenheim en Thann, que se extiende por más de 100 kilómetros y que cubre una superficie de 14.500 km2.


La ruta
La famosa y sofisticada “Ruta de los Vinos de Alsacia” inicia visitando el Monte Santa Odilia, pasa por Riquewihr y finaliza en Colmar, completando la trilogía que te permitirá degustar los vinos blancos más generosos del país.


La primera parada, el Monte Santa Odilia, destaca por ser el principal sitio religioso de la zona y por lo mismo, constituye un destacado lugar de peregrinación para los franceses y el resto de Europa.


Sumado a ello, cada año ofrece numerosas festividades y animaciones como el Festival de Música en junio y la Gran Feria Europea que se desarrolla en septiembre.


Riquewihr, es un pequeño pueblo de Alsacia muy atractivo, conocido como “la perla” de los viñedos. Sobreviviente a las diferentes guerras, el pueblito se mantiene en pie tal como era en el siglo XVI. Pero lo más llamativo, son sus viñedos que producen los mejores fermentados blancos de Alsacia.


Colmar, por su parte, denominada “Capital de los viñedos”, es también un centro de excursiones. Asimismo, en Colmar se desarrolla el Festival de la Gastronomía que reúne talentos culinarios del mundo entero.

Relacionadas

Comentarios