'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

La otra historia del maestro que cargó al bebé de su alumna

La imagen del profesor Moisés Reyes Sandoval cargando al bebé de su alumna sacudió las redes sociales; hoy, el académico originario de Guerrero quiere luchar por los derechos de las madres adolescentes en el país.

23-08-2016, 4:39:52 PM
La otra historia del maestro que cargó al bebé de su alumna
José Roberto Arteaga

El pasado seis de julio una imagen agitó las redes sociales y se volvió viral. No era la imagen de una ejecución o de un acto de corrupción que fuera evidenciado ni la imagen de un nuevo ‘lord’ o ‘lady’ que salió a flote por su prepotencia en el océano de internet. La foto que esa tarde había sido compartida miles de veces era la de un profesor que impartía clases mientras cargaba al bebé de una alumna.

Moisés Reyes Sandoval, profesor de la Universidad Interamericana para el Desarrollo (UNID) en Acapulco, Guerrero, fue el hombre que acaparó las miradas del mundo entero cuando decidió cargar a Yareth, un niño de seis meses de edad.

“Yo veía al niño saltando y moviéndose en el brazo de su mamá, mientras que ella estaba escribiendo con el brazo derecho, porque yo estaba dando algunas definiciones de Derecho Internacional Público, y a mí se me hizo un nudo en la garganta por la cara de angustia que ella tenía”, relata el maestro universitario.

Lo primero que hizo el profesor fue cargar al bebé y tomar la bolsa canguro que estaba a lado suyo para sostenerlo. Para sorpresa de los alumnos en el grupo y del mismo Moisés, el bebé se quedó tranquilo.

A las 11:50 hrs, el académico tomó a Yareth entre sus brazos y comenzó a escribir frente al pizarrón del salón de clases. Durante 45 minutos, el profesor cargó al bebé y fue en ese momento la foto fue capturada por un teléfono móvil y más tarde convertida en un elemento viral en las redes sociales.

Lo que llevó al profesor a cargar al bebé de Dennise Salas, madre del niño, es que ella no pudo dejar al pequeño Yareth con su abuela y la joven de 22 años tuvo que presentarse a la universidad con el pequeño.

La chica es un gran ejemplo de las ganas de seguir estudiando y de las ganas de prepararse. El mensaje que deja es que cuando alguien quiere hacer las cosas puede lograr sus objetivos y sus sueños sin importar las complicaciones”, dice el profesor.

Para Moisés Reyes esta es la historia que no se ve en la foto que se ha compartido más 22,561 en Facebook: el olvido de las jóvenes madres solteras que estudian.

En México, habitaban en 2015 48.7 millones de mujeres de 12 años y más, de las cuales 67.4% han tenido al menos un hijo vivo, de las cuales 10.1 por ciento son viudas, 8.4% separadas y 20.8% divorciadas, mientras que 6.5 por ciento eran solteras, de acuerdo con los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“Conforme avanza el curso de vida de la mujer, resulta probable que las separaciones, el divorcio y la viudez provoquen que muchas de ellas asuman la maternidad sin el apoyo de un cónyuge”, dice el Inegi.

Hoy, Moisés Reyes Sandoval quiere pasar de ser el personaje central de una foto viral a un defensor de los derechos de las madres solteras en México. Su alumna Dennise Salas será su principal aliada.

‘El abogado’ de Guerrero

Moisés es originario de un pueblo llamado Villa Madero, municipio de Tlalchapa, Guerrero, en donde nació el cinco de octubre de 1984.

El profesor de 31 años ayudaba su padre en las labores del rancho en donde vivía con su familia, por lo que las labores del campo no son ajenas al joven académico.

“Lo apoyaba con las vacas, los caballos, y eso recuerdo mucho de la niñez”, dice Reyes Sandoval.

Los padres de Moisés no sólo se dedicaban a cultivar la tierra y cuidar a los animales del rancho, ya que tanto su padre y su madre también dejaron la vida en las escuelas primarias de Guerrero, mismo estado en donde desaparecieron hace más de un año 43 normalistas de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos, y una de las entidades más activas en el conflicto magisterial que encabeza la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

El padre de Moisés estudio en la Escuela Normal de Iguala, en Guerrero, y su madre estudió en la Escuela Normal Superior, en  la Ciudad de México.

“Mis padres me hablaban de la docencia y eso me despertó la inquietud, por lo que siempre supe que, independientemente de la carrera que estudiara, yo iba a dar clases como mis papás”, recuerda el guerrerense.

‘El abogado’, así era como una maestra de primaria llamaba a Moisés por la defensa que éste realizaba de sus compañeros. Y así fue también como el sobrenombre de la infancia se transformó en un destino profesional que se concretaría en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Las tres hermanas de Moisés también estudiaron en las aulas universitarias. “A pesar de las crisis económicas que vivía el país nunca nos faltó comida en la casa y siempre hubo dinero para ir a la escuela”, dice Reyes Sandoval.

Y no sólo era un actor pasivo en la carrera docente de su familia. “Yo acompañaba a mi madre a sus clases cuando nadie me podía cuidar”, dice el joven profesor.

A los 14 años de edad, Moisés tuvo que pararse frente a un grupo de alumnos de una escuela primaria en donde su madre ocupaba la dirección del plantel. “Sólo iba a cuidar a los niños del grupo y acabe dándoles clase… Eso me marcó mucho para que me gustara la docencia”, recuerda el guerrerense. 

Asimismo, Moisés tomó la decisión de cumplir con el Servicio Militar Nacional y satisfacer el requisito marcial dando clases de alfabetización en el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA). Una forma de reafirmar su vocación en las aulas.

La UNID, en Acapulco, Guerrero, le dio oportunidad de dar clases por recomendación de una alumna. El profesor inició su catedra a partir de enero de este año, aunque su experiencia profesional como docente inició hace tres años.

En la UNID imparte Derecho Internacional Público, clase en la cual fue tomada la foto del académico cargando al hijo de su alumna, así como Derecho Penal y Medios Alternativos de Solución de Conflictos.

De la foto a la lucha social

La UNID es una escuela que permite a sus alumnas asistir a clase en compañía de sus hijos. El medio día en el que fue tomada la imagen era cercano a los 38 grados centígrados, con una sensación húmeda que adormecía a Denisse Salas y a su pequeño Yareth durante una hora que duró su recorrido en el autobús de su hogar a la escuela.

Denisse es originaria de Acapulco y hace 15 meses se enteró que iba a ser madre. En su caso, el único apoyo para cuidar del pequeño Yareth ha sido su abuela.

“Nunca pensé que esto iba a suceder y sólo imaginé que la imagen estaba bonita y que iba a recibir varios likes de mis amigos”, dice el docente al recordar la foto con el hijo de Denisse Salas.

Desde que compartió la publicación y se viral, el profesor de la UNID ha recibido llamadas de personas en toda la República Mexicana y de otros países del continente americano, como Estados Unidos, Argentina, Chile y Argentina, así como de naciones europeas.

“Con estos ejemplos se rompe el tabú de las madres solteras y les decimos que esto ya se acabó, porque en esta nueva sociedad las mujeres con hijos pueden estudiar y acceder a niveles universitarios”, comenta Moisés.

En Guerrero, 30% de los matrimonios en el estado son de mujeres menores de 18 años, dice el profesor de la UNID.

“Nuestra juventud debería estar concentrada en la educación y debe haber un tema de educación sexual y de planificación familiar, para que no le cueste trabajo a las chicas complementar sus estudios universitarios”, comenta.

La hermana del profesor se casó a los 20 años, y él era un adolescente cuando miraba a su sobrina muy pequeña, mientras que la madre tenía que estudiar y trabajar. Un ejemplo que ha inspirado al académico en su actuar diario.

De enero de 2009 a septiembre de 2014, siete de cada 100 embarazos ocurridos en este periodo se dieron entre jóvenes de 15 a 19 años, dice el Inegi. Pero no sólo la edad es un reto para las madres en México, ya que la violencia y la discriminación laboral juegan retos importantes.

Las mujeres unidas que tienen a su primer hijo entre los 15 y 19 años experimentan mayor violencia de su última pareja (49.7%) que aquellas que lo tuvieron a mayor edad (45.6 por ciento), de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones de los Hogares 2011.

El académico guerrerense  quiere apoyar a las jóvenes madres en el país.  Moisés tiene  planes de crear una fundación que apoye a madres solteras que tienen el interés de estudiar la universidad.

El apoyo se daría por medio del establecimiento de una guardería que apoye a las madres solteras y ellas puedan ir a la escuela, así como pláticas en las escuelas que hagan tomar conciencia de la responsabilidad de los embarazos.

El apoyo de entidades públicas y privadas será decisivo para lograr la nueva meta que se plantea Reyes Sandoval.

Hasta el momento, autoridades de otras entidades y países han mostrado interés en aprovechar la proyección del profesor, para generar programas de apoyo a las madres embarazadas, como es el caso del gobierno de la Ciudad de México.

Sin embargo, las autoridades de Guerrero son las menos interesadas en subirse al tema para generar algún programa o apoyar las actividades vigentes para las jóvenes madres en la entidad en donde se generó la controvertida imagen.

Asimismo, Dennise Salas está interesada en apoyar a su profesor en los planes para crear conciencia sobre diversos temas sobre las mujeres.

Moisés Reyes sabe que la imagen cargando al pequeño Yareth puede olvidarse con el tiempo, aunque espera que sea el recuerdo de una responsabilidad que hoy ha decidió tomar entre sus brazos para beneficiar a las mujeres de su estado natal. “Muchas personas me dicen que no puedo dejar todo en una buena foto para el Facebook y ya, sino que debo canalizarlo de una forma positiva”.

Relacionadas

Comentarios