Lo ÚltimoPolítica y Sociedad

La nueva constitución de la CDMX permitirá la eutanasia

Con 56 votos a favor, 27 en contra y una abstención, el pleno aprobó incluir en la primera constitución de la Ciudad de México el "derecho a tener una muerte digna".

06-01-2017, 1:08:16 PM
Depositphotos.com

La eutanasia es uno de los temas que más tabú genera entre la sociedad. Sin embargo, a partir de este año será una palabra muy común entre los capitalinos, ya que el pleno de la Asamblea Constituyente aprobó el derecho a la eutanasia en la capital.

Con 56 votos a favor, 27 en contra y una abstención, el pleno aprobó incluir en la primera constitución de la Ciudad de México el “derecho a tener una muerte digna”, propuesto por el diputado perredista, Jesús Ortega.

La disposición se encuentra dentro del artículo 11, inciso A del proyecto de la Carta Magna, relacionado con el tema de Ciudad de Libertades y Derechos.

En el artículo se establece que toda persona tiene derecho a la autodeterminación y al libre desarrollo de su personalidad.

Aunque el párrafo propuesto por la bancada perredista no incluye el término ‘eutanasia’ ha generado posturas en contra y a favor. Sin embargo, tras una sesión maratónica, finalmente el pleno aprobó la iniciativa.

A esta aprobación, se le suma la Ley de Vivienda de la Ciudad de México. Esta iniciativa fue avalada en sesión ordinaria el 6 de diciembre de 2016 por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), la cual establece en el artículo 94 la facultad del Gobierno de la Ciudad de México para captar las plusvalías generadas por las “acciones urbanísticas”.

Un tema controvertido

José Rubén Herrera Ocegueda, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, explica, en el análisis La necesidad de legalizar la eutanasia en México, la importancia de permitir al paciente poner término a un sufrimiento degradante y que no le deja vivir una vida plena, pues esto, a la larga, termina por dañar más al enfermo y a los que lo rodean.

“Por lo que se refiere a los argumentos contrapuestos, es común encontrar su fundamento en el hecho de que el médico tiene como función la de salvar vidas y no destruirlas. Sin embargo, dicha proposición que al parecer luce razonable, al reflexionar seriamente sobre ella, emergen excepciones a la regla, dependiendo de las circuntancias de cada caso”, plantea Herrera Ocegueda.

Durante décadas, la iglesia católica ha condenado la eutanasia, a tal grado de compararlo con suicidio y homicio.

Al respecto, Mercabá, el sitio informativo de católicos hispano-hablantes, explica en una publicación que la postura de la iglesia se debe a que la dignidad de una persona no se puede atentar contra ella por ningún motivo.

“Tan condenable es la eutanasia en cuanto una forma de homicidio por motivo de piedad y compasión, como el atentado contra la propia vida por un motivo religioso, que sería en ese caso, desde luego, un suicidio.”

Relacionadas

Comentarios