HistoriasNegocios

La mexicana que superó el miedo y creó una empresa de 1,000 mdd

Blanca Treviño es una de las empresarias más poderosas del mundo en su ramo. Para alcanzar el éxito tuvo que vencer el miedo de estudiar una carrera que ella sabía dominada por hombres.

06-07-2017, 6:52:36 AM

Blanca Treviño se ha posicionado a lo largo de los años como la líder tecnológica que apoya a los emprendedores de México. Como ella misma declaró en una entrevista para Alto Nivel: “Creemos genuinamente en lo que le significa a la persona sentir que está construyendo algo propio y cómo te determina en un momento dado”.

Aunque la cultura emprendedora en México tiene una historia reciente, la Presidente y CEO de Softtek, la empresa de tecnologías de la información (TI) más grande en América Latina, tiene mucho tiempo apoyando a los emprendedores. Paradójicamente, antes de ser la exitosa empresaria que es ahora, esta mujer tuvo que vencer el miedo.

Blanca Avelina Treviño de Vega nació en Monterrey, Nuevo León. Durante su infancia y adolescencia la llamaban por su segundo nombre: Avelina. Se graduó del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey campus Monterrey como licenciado en Sistemas de Computación Administrativa, una carrera innovadora que le permitió fundar Sotfttek en 1982.  

Pero Treviño se arrepintió de estudiar esa licenciatura en un principio. ¿Por qué? Por miedo y porque solamente tenía hombres por compañeros.

Le dijo a su papá que se había cambiado a Mercadotecnia, pero éste había presumido a su hija como una valiente por dedicarse “a algo que tenía que ver con computadoras y esas cosas”. 

Al conocer la noticia, se enfureció y le dijo las palabras que cambiaron su vida: “Yo puedo aceptar tener una hija tonta, pero miedosa no, así que si te gusta la carrera, regresa al Tecnológico, les dices que lo pensaste bien y que sí quieres estar en sistemas computacionales. ¿Estamos?”.

Blanca siguió las instrucciones al pie de la letra y el día de hoy está al frente de una empresa con más de 10 mil empleados, una treintena de oficinas, no solamente en América Latina sino también en Europa y Asia, y diez centros de desarrollo en el mundo.

Softtek inició con una inversión de 10,000 dólares y hoy es una empresa que supera el valor de 1,000 millones de dólares. De acuerdo con el ranking de varios medios, Treviño acumula ganancias superiores a los 5,000 millones de dólares.

El tiempo es un lujo

Esta es una frase de la empresaria que explica su actitud incansable. La Presidente y CEO de Softtek, ha sido una de las precursoras de la industria de las soluciones tecnológicas, no solamente en su país, sino a nivel mundial.

Junto con sus socios, ha posicionado a la compañía como líder en la expansión de empresas similares en todo el continente americano.

En Softtek ha sido Team leader, Vicepresidente de Ventas y Marketing y Directora General para los Estados Unidos. En el año 2000 asumió el puesto de Directora General de la compañía y también se vuelve la Presidenta de Consejo Directivo.

Sin embargo, a veces parecía que había nacido en el tiempo y el lugar incorrectos. En una entrevista a Forbes mencionó que: “Hubo una época en que nos decían que éramos una secta, porque estábamos tan convencidos de lo que podíamos hacer, y convencíamos a tanta gente, o contagiábamos, que muchas personas se unieron a Softtek”.

En esa entrevista reveló que fue su primer trabajo de medio tiempo, en una empresa de Grupo Alfa y la ola de despidos en los años ochenta los que detonaron que Blanca Treviño tomara esta decisión: fue así que emprendió y Softtek nació.

Rumbo a la cima

Blanca Treviño es miembro del Consejo Directivo de US Mexico Foundation, una fundación que tiene como objetivo fortalecer la educación en ambos países y forma parte de los Consejos Directivos de Wal-Mart México, la Universidad Tec Milenio, entre otros.

Expansión la colocó en el cuarto lugar de las 50 mujeres poderosas de México en 2009 y ha sido reconocida como emprendedora nata por Endeavor, una organización internacional sin fines de lucro que apoya a los emprendedores y promueve figuras como Blanca Treviño como ejemplo a seguir.

Fue la primera mujer en ser incluida en el Consejo Mexicano de Negocios en el 2014 y le quitó el apelativo de “hombres” de negocios.

En 2015, obtuvo el Reconocimiento a la Excelencia Empresarial en un foro de Forbes donde también habló acerca del papel de las mujeres en los negocios en México comentando que le sorprendía que en una lista de los cien empresarios mexicanos solamente aparecieran María Asunción Aramburuzabala y ella.

 

“Las personas de ambos géneros estamos en igualdad de condiciones para acceder a puestos ejecutivos. Sin embargo, las mujeres somos minoría porque por lo general este tipo de posición demanda viajar con frecuencia, sobre todo cuando se trabaja en organizaciones globales. Entonces, muchas prefieren no ascender para, por ejemplo, estar cerca de sus hijos. Hay maneras para organizarse. Lo importante es que la mujer se sienta plena en su trabajo”.

Relacionadas

Comentarios