NegociosPara Entender

La ley anticapos de EU que rastreó a Rafa Márquez y Julión Álvarez

La Ley de Designación de Narcotraficantes Extranjeros, conocida como Kingpin, congela los bienes de personas con supuestos nexos con el narcotráfico, como es el caso de Rafa Márquez y Julión Alvarez.

10-08-2017, 6:30:17 AM
La ley que utilizó el Departamento del Tesoro para acusar a Rafa Márquez y Julión Álvarez.
Departamento del Tesoro. La ley que utilizó el Departamento del Tesoro para acusar a Rafa Márquez y Julión Álvarez.

La Ley de Designación de Narcotraficantes Extranjeros (Foreign Narcotics Kingpin Designation Act) es una norma que permite al gobierno de Estados Unidos señalar a presuntos capos del narcotráfico que operan en otros países, pero que mantienen relaciones económicas y financieras en la Unión Americana.

Con base en esta ley, este miércoles el futbolista mexicano Rafael Márquez fue asociado como prestanombres del narcotráfico, en tanto que en la lista también se menciona al cantante Julión Álvarez.

El objetivo de esta legislación es congelar los bienes de los señalados, en caso de que estos puedan ubicarse en territorio estadounidense, así como evitar que personas o negocios de ese país establezcan relaciones económicas con quienes aparecen listados en la también llamada “ley anticapos”.

Vigente desde el año 2000, tras ser promulgada un año antes por el entonces presidente Bill Clinton, la ley tiene como principal propósito cerrarle las puertas del sistema financiero estadounidense a los narcotraficantes extranjeros. También prohíbe que estos, junto con sus familiares o cómplices, realicen transacciones mercantiles tanto con empresas, como con individuos de ese país.

Esta ley es utilizada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, a través de su Oficina para el Control de Bienes Extranjeros, OFAC, por sus siglas en inglés. En este caso, de acuerdo con un comunicado de esa dependencia, en colaboración con las autoridades de nuestro país, fueron señaladas 21 personas y 42 empresas de origen mexicano, que presuntamente han proporcionado apoyo al tráfico de drogas realizado por Raúl Flores Hernández, quien –según la OFAC- encabeza una organización criminal que opera desde los años ochenta en Guadalajara y en la Ciudad de México.

Flores Hernández, a decir de las autoridades estadounidenses, mantiene alianzas estratégicas con los carteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación. De hecho, agrega el documento de la OFAC, la Procuraduría General de la República (PGR) le informó a esa oficina que el mexicano es propietario, entre otras empresas, de un casino que funciona en la capital jalisciense.

El señalamiento contra Rafael Márquez y Julión Álvarez fue realizado después de una larga investigación conjunta que llevaron a cabo el gobierno de México y el Departamento del Tesoro, la Administración para el Control de Drogas (DEA), el Departamento de Seguridad Interior, y la Oficina para la Protección de Aduanas y Fronteras de Estados Unidos.

Las autoridades estadounidenses también contaron con la colaboración de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda de México. Como resultado de esa pesquisa “quedan congelados todos los bienes de los individuos y las entidades designadas que se encuentren bajo la jurisdicción de Estados Unidos”, aseguró la OFAC en su comunicado.

Según las autoridades del país vecino, Raúl Flores Hernández posee una amplia red de empresas en México, incluyendo firmas deportivas, de salud, de rehabilitación y recreativas. Además es dueño de una productora de música, restaurantes, bares, y de compañías que prestan servicios turísticos.

Entre las entidades señaladas por la OFAC, que presuntamente son propiedad de Flores Hernández, se incluyen el club de futbol Deportivo Morumbi; el Gran Casino de Guadalajara; los bares Carmelias y Nocturnum; el centro de rehabilitación deportiva Prosport & Health Imagen; y la productora musical Noryban Productions, todas con domicilio en el estado de Jalisco; además de algunas otras empresas que tienen su sede en los estados de Michoacán y Coahuila.

Al rastrear las actividades de esas compañías, el Departamento del Tesoro estadounidense, apoyado por la PGR, habría encontrado la presunta relación entre Raúl Flores y Rafael Márquez. Lo mismo ocurrió en el caso de Julio César Álvarez Montelongo, conocido como Julión Álvarez. “Ambos han mantenido una larga relación con Flores Hernández, y han actuado en su nombre, manteniendo bienes” propiedad del presunto capo.

La OFAC también señaló a los mexicanos Marco Antonio Fregoso González y Mauricio Heredia Horner, “por actuar en nombre de Rafael Márquez”. De igual forma, se enlistan algunos familiares de Raúl Flores Hernández.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos detalló que desde que entró en vigor la Ley de Designación de Narcotraficantes Extranjeros más de 2,000 personas y empresas han sido señaladas por participar en el tráfico de drogas. Las sanciones que contempla esta norma incluyen hasta 30 años de prisión y multas de más de cinco millones de dólares.

EU vincula a Rafael Márquez y Julión Álvarez con el narcotráfico

Relacionadas

Comentarios