Economía y FinanzasLo Último

La inflación no está fuera de control: Carstens

El gobernador del Banco de México justificó el alza de tasas argumentando que, en caso de no haberlo hecho, en estos momentos se estarían experimentando niveles inflacionarios cercanos al 8%.

30-05-2017, 11:58:59 AM
carstens-reuters
Reuters. Agustín Carstens, gobernador de Banxico.

Aun cuando la inflación en México llegó a 6.17 por ciento en la primera quincena de mayo, su nivel más alto desde abril de 2009, el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, aseguró que “no está fuera de control”.

“Hemos registrado 10 meses con la inflación al alza. Ahora de lo que yo les quiero convencer es que no está desanclada y no está fuera de control”, dijo el economista durante su participación en la Reunión Nacional de Consejeros de BBVA Bancomer 2017.

En este sentido, Carstens justificó el alza de tasas del banco central argumentando que, en caso de no haberlo hecho, en estos momentos se estarían experimentando niveles cercanos al 8 por ciento.

“¿Qué hubiera sucedido si no hubiera hecho nada el Banco de México?”, cuestionó. “Si no hubiéramos hecho nada lo más probable es que ahorita estuviéramos en tasas de inflación cercanas al 8 por ciento y que realmente la inflación se hubiera desanclado, de que hacia finales del año entrante estaríamos a niveles alrededor del 7 por ciento”, dijo.

Asimismo, explicó que los factores que han influido en este fenómeno son el alza de los precios de los combustibles, como parte de la liberación del mercado de gasolinas, lo que ha repercutido en el aumento del transporte.

Otro factor fue el aumento en los precios de los productos agropecuarios, principalmente el aguacate que, a principios de mayo, llegó a más de 100 pesos, el mayor nivel registrado en su historia.

Carstens aprovechó la oportunidad para explicar que los niveles de inflación actuales también son derivados de “varios choques”.

Por principio, argumentó que el proceso de normalización de la política monetaria de Estados Unidos está siguiendo la trayectoria que se esperaba, aunque, añadió, la Fed lo ha hecho “muy bruscamente”.

El petróleo fue el segundo choque, debido a que su precio bajó más de 100 dólares por barril a niveles de alrededor de 50 dólares, “esto coincidió con la reducción de la producción del petróleo, que representó un impacto importante”.

El próximo banquero central del mundo explicó que la caída de la plataforma petrolera tuvo un efecto negativo importante en la balanza comercial y a su vez en las finanzas públicas del país.

Respecto al tipo de cambio, el gobernador del banco central dijo que se han puesto atención en dos fenómenos: uno, en la volatilidad y, dos, en su comportamiento.

El gobernador se mostró optimista sobre las expectativas de inflación en el mediano y largo plazo y, confió en que se logrará volver al rango de tolerancia de Banxico, de 3.0 por ciento más/menos un punto porcentual.

Antes de concluir su participación, Agustín Carstens envió una consigna para su sucesor:

“Como ya no voy a estar aquí el año entrante, espero que mi sucesor pueda confirmar que esta trayectoria está dando resultado.”

Recomendamos: Inflación: el aumento de precios sin freno amenaza a México

Relacionadas

Comentarios