ActualidadHistorias

La historia del asalto inventado por Ryan Lochte de Río 2016

La historia avergonzó a Río de Janeiro, enfureció a la policía y terminó con una disculpa por parte del Comité Olímpico Estadounidense. Aquí todo lo que pasó.

19-08-2016, 11:24:31 AM
La historia del asalto inventado por Ryan Lochte de Río 2016
Altonivel con información de agencias

La historia de un falso asalto a mano armada por ladrones vestidos de policía en Río de Janeiro contra cuatro atletas estadounidenses avergonzó a la ciudad anfitriona, ocupando la cobertura por una semana de los Juegos Olímpicos, enfureció a la policía y el Gobierno brasileño y terminó con una disculpa por parte del Comité Olímpico Estadounidense.

Todo empezó porque Lochte le contó a su madre sobre un supuesto asalto. A continuación un recuento de los hechos.

Domingo 14 de agosto

Ileana Lochte, madre del medallista (ganador de la medalla de oro en relevo 4×200 m libre masculino) Ryan Lochte, declaró en Estados Unidos que su hijo fue víctima de un asalto a mano armada en Río de Janeiro cuando regresaba con sus compañeros de equipo a la Villa Olímpica.

El medallista confirmó que había sido asaltado junto a sus compañeros James Feigen (también ganador de medalla en relevo), Gunnar Bentz y Jack Conger. Lochet declaró que cuando regresaban a la Villa Olímpica después de una fiesta en la Casa de Francia en Brasil, detuvieron un taxi y “unos tipos con identificación policial dijeron que nos echáramos al piso, yo me negué, uno de ellos me puso un arma en la frente”.

El nadador aseguró que le fueron robadas sus carteras, el dinero, pero misteriosamente les dejaron sus celular y relojes.

Los nadadores no informan del incidente a la policía ni al Comité Olímpico de Estados Unidos, pero al darse a conocer en la prensa de EU, la policía comenzó a investigar.

Lunes 15 de agosto

Ryan Lochte regresa a Estados Unidos después de concluir su participación en Río.

Martes 16 de agosto

La televisora O Globo de Brasil reveló imágenes de cámaras de seguridad de la gasolina donde se muestra a los nadadores vandalizando la estación, enfrentándose con unos policías y regresando a la Villa Olímpica relajados y bromeando. Además para entrar se quitaron sus carteras y teléfonos al pasar por los controles de seguridad.

Miércoles 17 de agosto

La polícia brasileña irrumpió en la Villa Olímpica para interrogar al medallista estadunidense Ryan Lochte y a su compañero de natación James Feigen por dar un falso testimonio sobre un asalto; sin embargo, ya no estaban en la Villa. 

Una juez decretó la incautación de los pasaportes de los cuatro estadounidenses y prohibió su salida, por presentar versiones contradictorias del supuestos asalto.

Bentz y Conger fueron entrevistados en una estación de policía de Río antes de ir al aeropuerto. Mientras caminaban desde el edificio, una multitud les gritó “mentirosos” y “falsos”. 

Lochte, que ya se encuentraba en Estados Unidos, explicó que sí hubo asalto, pero modificó varios de los detalles de lo supuestamente ocurrido el domingo.

El nadador Feigen revisó su declaración y contradijó a Lochte asegurando que el asaltante estaba armado y que iba en un antiguo automóvil blanco.

Jueves 18 de agosto

La policía de Río de Janeiro acusó a los cuatro nadadores haber fabricado una historia sobre un robo a mano armada que habrían sufrido durante los Juegos de Río, después de ser interrogados Gunnar Bentz y Jack Conger abandonaron Brasil.

Fernando Veloso, jefe de la policía civil de Río de Janeiro, dijo que al menos uno de los nadadores causó deliberadamente destrozos en el baño de la gasolinera. 

Uno de los nadadores mostró un comportamiento agresivo y un guardia de seguridad sacó su arma para apuntar a los deportistas. Sin embargo, según Veloso “no hubo ningún tipo de violencia con los atletas”.

“Se entabló una discusión entre los atletas y dos empleados de seguridad de la gasolinera, quienes mostraron sus armas, ordenaron a los atletas que salieran de su vehículo y exigieron que proporcionaran un pago monetario”, dijo, añadiendo que los guardias permitieron que los nadadores se fueran una vez que entregaron el dinero.

El dueño de la gasolinera explicó que los nadadores provocaron desperfectos en el comercio y pelearon con el personal de seguridad.

Estados Unidos ofrece disculpa

El Comité Olímpico de Estados Unidos (USOC, por su sigla en inglés) ofreció una disculpa que la mentira difundida por sus atletas.

Nos disculpamos con nuestros anfitriones en Río y el pueblo de Brasil por esta mala experiencia distractiva en medio de la que debería ser una celebración de la excelencia”, dijo el jefe del USOC, Scott Blackmun, en un comunicado.

“El comportamiento de estos atletas no es aceptable”, dijo el USOC, añadiendo que revisaría las causas del incidente y evaluaría las consecuencias potenciales para los deportistas.

Viernes 19 de agosto

El abogado del nadador James Feigen, Breno Melaragno Costa, después de reunirse por varias horas con un juez y autoridades de la fiscalía brasileña informó que el atleta pagará 11.000 dólares a una organización benéfica de Brasil para resolver acusaciones de haber mentido a la policía al decir que sufrió un robo a mano armada junto a sus compañeros de equipo en Río de Janeiro.

A través de su cuenta de Twitter, Lochte ofreció una disculpa sobre su comportamiento y por no “haber sido más sincero al describir los acontecimientos que ocurrieron esa madrugada”.

Dijo que para el fue traumático estar hasta tarde con sus amigos en un país extranjero, con la barrera del lenguaje, y tener a un extraño apuntándole con una pistola y pidiéndole dinero para dejarlos ir.

Relacionadas

Comentarios