HistoriasNegocios

La fábrica mexicana que produce 26 mil millones de cigarros

La planta de Philip Morris México ubicada en Zapopan, Jalisco es la más grande de la compañía con 26 mil millones de cigarros producidos al año y además exporta a más de tres países. Conócela.

30-03-2017, 6:40:36 AM

Cuando se inauguró la planta de cigarros La Tabacalera Mexicana (Cigatam) en 1972, pocos imaginaban que 45 años después sería la fábrica más grande de la región de Latinoamérica de Philip Morris Internacional (PMI) en su filial de México.

Ubicada en el municipio de Zapopan, Jalisco y a un costado del centro de Guadalajara, esta planta produce 26 mil millones de cigarrillos al año y exporta entre 3 y 4 por ciento del total a países como Japón y Canadá.

“Hoy por hoy, PMI ve a Guadalajara como una planta proveedora a nivel mundial”, comenta Federico Flores, subdirector de manufactura de esta unidad a Alto Nivel.

Lo que se ha logrado no es poca cosa: en cuatro años de consolidación pasaron de producir 12 mil millones de cigarrillos a 26 mil millones y una sola de sus máquinas es capaz de procesar 14 mil unidades de tabaco por minuto de marcas como Marlboro, Delicados, Benson & Hedges y Faros, por mencionar algunos.

Esto la coloca como la fábrica número 15 de un total de 40 plantas de PMI a nivel internacional, siendo Turquía la que tiene el récord de mayor producción con 70 mil millones de cigarrillos al año.

Tabaco rubio para procesar en la planta de Philip Morris en Guadalajara.

En este lugar se produce buena parte de lo que los mexicanos fuman. De acuerdo con la Encuesta Global de Tabaquismo 2015, 16.5 por ciento de la población fuma y en México son casi 18 millones de personas mayores de 18 años los que tienen el hábito de fumar.

De este mercado de fumadores, Philip Morris cuenta con el 66.1 por ciento del volumen total del mercado, distribuido en tres principales competidores y su marca líder, Marlboro, es preferida por casi el 40 por ciento del total de fumadores en México.

Te recomendamos: Philip Morris, líder de las tabacaleras.

Fabricar un cigarro: un proceso que se mejora con el tiempo

Aunque el hábito de fumar las hojas del tabaco es una práctica milenaria que de acuerdo con historiadores pudo iniciar a inicios del siglo II o incluso antes, la fabricación de los productos ha variado mucho con el tiempo.

Philip Morris México decidió mejorar su capacidad y procesos de producción desde 2013, cuando decidió concentrar la producción que se realizaba en la Ciudad de México y Toluca en la planta de Guadalajara.

“En promedio, se invierten 15 millones de dólares en esta planta cada año. Si lo vemos por tipo de inversión, es un 40 por ciento para mejorar los procesos y el resto es para atender demandas de mercado”, comenta Ricardo Córdova, director de operaciones.

Mediante un programa de mejoras que incluyó a todos los empleados de la compañía lograron duplicar su producción y dejar de surtir sólo al mercado nacional y exportar, además de cigarrillos, el 19 por ciento de los filtros que se fabrican en la planta y 40 por ciento del tabaco expandido, es decir, la mezcla de tabaco rubio y oscuro que se usa en los cigarros.

El secreto, dicen los directivos de Philip Morris, es mejorar la maquinaria con la que ya se cuenta y escuchar las ideas de los empleados de la fábrica sin tener que realizar inversiones mayúsculas.

Para muestra, la máquina que produce los cigarrillos Delicados, una de las marcas con mayor tradición en el país, la cual empezó producciones en 1920 en una de las primeras fábricas de cigarrillos de México y sigue activa a casi un siglo de su concepción. De este modo, en sus planes sigue la expansión.

“El gran crecimiento de esta fábrica se basará en exportaciones, tenemos un costo competitivo alto, una calidad competitiva muy alta y queremos llegar a ser el productor predilecto de la planta a nivel internacional de PMI”, menciona Córdova en entrevista.

La salud y el tabaco, el reto de Philip Morris

El hecho de que el consumo de tabaco sea dañino para la salud no es ajeno para la empresa. De acuerdo con datos de la Facultad de Medicina de la UNAM, el tabaquismo es causante del 30 por ciento del total de casos de cáncer en el país.

Ante esto, PMI realiza una importante investigación para mejorar la manera en que se consume tabaco en el mundo para reducir sus efectos dañinos derivados de la combustión. En una década, la empresa ha invertido 3 mil millones de dólares en desarrollo científico para la creación de nuevos productos.

Gonzalo Salafranca, director de asuntos corporativos de la empresa indica que los resultados de este esfuerzo ya están siendo probados en el mundo, y México también formará parte de  esta investigación en el futuro gracias a un nuevo dispositivo que está siendo probado en otros países.

Mejorando su producción y la manera en que se consume tabaco, Philip Morris quiere seguir siendo líder en el mercado de esta planta en México y el mundo.

Lee también: Tabaquismo, negocio que no se apaga.

Relacionadas

Comentarios