md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 02:00 18/12/2014
Síguenos:

La evolución del Volkswagen Beetle

Te invitamos a conocer más del Beetle, que desde su creación en 1936 ha sido considerado una especie de auto de culto en todo el mundo.

La evolución del Volkswagen Beetle

La evolución del Volkswagen Beetle

POR: Estilo Hoy

¿Quién pensaría que el Beetle fue un auto que Hitler mandó a hacer, y que se convertiría en record de ventas en Estados Unidos y en muchos lugares del mundo?

Ni siquiera el mismo Hitler se imaginó el éxito que tendría su apoyo, tanto monetario como logístico, a un proyecto iniciado por el ingeniero Ferdinand Porsche que soñaba con fabricar un coche económico en una difícil época para el continente europeo. Hablamos del Volkswagen Beetle.

De este modo y luego de que varios constructores rechazaran su proyecto, llegó a manos de Hitler, quien tenía entre sus planes lograr que el pueblo alemán estuviera motorizado.  A solicitud del dictador, el Beetle debía tener un diseño sencillo, una motorización fiable y sobretodo ser económico.

Así fue como en 1936 y tras algunos cambios, era presentado al mercado alemán el prototipo definitivo: el "Coche del Pueblo", que con los años sería conocido como simplemente como Beetle (escarabajo), por su indudable parecido al insecto.

El motor del Beetle era de cuatro cilindros contrapuestos, su carrocería diseñada para eliminar vibraciones. Su cilindrada era bastante alta para la época, ya que constaba de 985 cc que ofrecían 23.5 cv, y esto aseguraba una potencia aceptable y muchos años de duración.

La especial forma redondeada del Beetle, que al instante le diferenció del resto de los modelos, no era por capricho, sino consecuencia de la búsqueda de un bajo consumo de combustible, que llevo a adoptar ese estilo tan aerodinámico.

Le siguieron otros dos prototipos y su precio bajó a mil marcos, incluso su publicidad aseguraba que podía adquirirse ahorrando sólo 5 marcos a la semana.

Sobreviviente
Tras la II Guerra Mundial, los aliados secuestraron la fábrica y Ferdinad fue encarcelado en Francia por colaborar con el Nazismo. Aquí posiblemente, hubiera acabado la historia del Beetle de no ser por que Ivan Hirst, un coronel británico que se obsesionó con el "auto de Hitler".

¿Cómo se las ingenió el equipo de Hirst para reunir las 2 mil 800 piezas que constituían el vehiculo?, es todo un enigma; lo cierto es que a finales de 1948, ya se habían alcanzado las 30 mil unidades. En 1989, el modelo fue devuelto a manos alemanas, pero su futuro no quedó allí.

El diamante en bruto
Al nuevo administrador del Beetle no le gustaba el diseño y lo consideraba ruidoso y mal ensamblado, cosa que lo llevó a perfeccionarlo. "Es un diamante en bruto que debe ser pulido", decía el ejecutivo. De este modo, el Beetle experimentó varios cambios, aunque manteniendo su filosofía inicial.

Sólo en 1975, cuando la empresa lanzó el Golf -modelo mejorado del Beetle-, el auto comenzaría su lenta decadencia, aunque en México y Brasil siguió vigente debido al retraso en su llegada al mercado. 

El Beetle del futuro
En 1995 Volkswagen presentó el Concept 1, basado en el Golf. Este prototipo mostró lo que sería el Beetle del futuro y por el éxito que tuvo su aparición, fue lanzado 3 años después bajo el concepto de "nuevo Betle". 

En 2010 Volkswagen dio a conocer su modelo de Beetle, en 3 exclusivas versiones: GLS, Sport y Sport GLX, que cuentan con transmisión manual de hasta 6 velocidades, nada parecido al antiguo y ahorrativo auto del pueblo.

Hoy tras 74 años desde su creación, Volkswagen es capaz de mezclar lo mejor de su tecnología, para mejorar un concepto ideado por uno de los personajes más recordados de la historia mundial, que supo traducir en un auto lo que no pudo a través de la política.

comentarios