Estilo de VidaHistorias

La evolución del jazz a través de Miles Davis

Su capacidad para adaptarse al cambio fue su mejor invento; un personaje extravagante con genio.

16-03-2009, 5:00:00 PM
La evolución del jazz a través de Miles Davis
Estilo Hoy

Miles Davis (1926-1991) pertenece a la categoría de los grandes del jazz, como Louis Armstrong o Dizzy Gillespie. Como uno de los músicos más innovadores de su generación, había contribuido a formar jóvenes talentos como Tony Williams o Herbie Hancock.
 
Reconocido por sus pares, el músico cambió en varias ocasiones su propia trayectoria musical, desorientando con frecuencia a los aficionados al jazz. De hecho, según cuenta la historia, en una reunión social una bella mujer de la alta sociedad le preguntó al músico cómo le hizo para ser invitado al evento, y Davis con un poco de humor e ironía le respondió: “Yo cambié la historia del jazz cinco veces, ¿y usted?”
 
En su autobiografía, publicada en 1969, Miles Davis escribió: “Para convertirse y mantenerse como un gran músico, hay que permanecer siempre abierto a la novedad, a lo que ocurre en ese instante. Además hay que ser capaz de asimilar esta novedad para imponer la propia música”. El estilo de Davis, basado en una forma anti virtuosista de entender la trompeta, siempre fue polémico, por ello tal vez fue elevado a categoría de estrella e ícono del jazz.


El trompetista desarrolló su sonido inconfundible durante los años cuarenta, y lo mantuvo casi sin cambios a lo largo de su carrera. Miles nunca se quedó mucho tiempo en un solo lugar, y esa actitud, de nunca mirar atrás, fue el principal catalizador de las renovaciones que el músico impulsó, sabiéndose rodear del personal adecuado.
 
En la segunda mitad de la década de los 40, Miles fue parte del quinteto de su héroe Charlie Parker. Para 1947 el bebop estaba en su apogeo, pero el trompetista sentía la necesidad de explorar nuevos territorios. El instigador del cambio fue el arreglador Gil Evans, responsable de orquestaciones de temas bop para la orquesta de Claude Thornhill. Evans se había ganado un merecido prestigio entre los nuevos músicos del bop, por sus ideas, su conocimiento y su encare renovador y poco ortodoxo de las orquestaciones. Davis vio en él la posibilidad de ampliar su horizonte musical en materia de arreglos y orquestaciones, algo que el quinteto de Parker, basado en la espontaneidad y la improvisación, no permitía desarrollar.


Nace un nuevo ritmo


Así nació el noneto, una formación desusada con seis instrumentos de viento (trompeta, trombón, corno francés, tuba y saxos alto y barítono) más la base de piano, bajo y batería. Como en otros emprendimientos del músico, se plantea la discusión acerca de cuál fue el papel real de Miles en el desarrollo de esta música. Muchas de las ideas estaban ya en la orquesta de Thornhill y principalmente en las concepciones de Gil Evans. También fue fundamental Gerry Mulligan a la hora de desarrollar composiciones y arreglos. Pero como dijo el propio Mulligan: “Miles tomó la iniciativa y puso las teorías a trabajar. Llamó a los músicos, organizó los ensayos, consiguió el local y fue el que atizó el látigo”. Como sería la norma en los continuos cambios de dirección del trompetista -que también significaron cambios para el jazz en su conjunto-, Miles se adelantó a lo que estaba en el aire, llevando a la práctica lo que otros lucubraban.
 
El noneto combinaba los arreglos orquestales para varios instrumentos con la improvisación del bop (estilo musical que procede del jazz). Para lograr ese balance entre arreglos escritos e improvisación en un conjunto bastante numeroso se precisaba una química especial y músicos muy preparados. El conjunto de Miles logró las dos cosas después de casi un año de ensayos y la prueba de distintos instrumentos e instrumentistas.
 
A principios de los cincuenta y siempre cambiando y partiendo de cero, había abrazado el hard bop, visión más radical del bebop de los cuarenta, y cuando Birth of the Cool salió a la calle por primera vez, estaba dando las primeras pinceladas, junto a John Coltrane y Bill Evans, de lo que sería su obra más vendida, Kind of Blue, con el que dejó artás estos generos para experimentar con el jazz modal.
 
A fines de los años 60, Miles empezó a experimentar con más ritmos de rock e instrumentos eléctricos. Fue durante esta época que se salió del mundo de los clubes pequeños para tocar en gigantescos teatros y poder expandir su música.
 
En los años 70, el camino musical de Miles se dirigió a los sonidos frescos y entusiastas del funk. Escuchaba y aprendía de James Brown, Jimi Hendrix y el grupo Sly and the Family Stone. Su esfuerzo ahora estaba enfocado en que los jóvenes de color abrazaran su música.


Hasta el final de sus días, Davis tuvo la necesidad de cambiar. En los ochenta, nuevamente da un giro musical y a cuestas, lanzó su disco You’re Under Arrest, el cual tenía un foco más heterogéneo, que reflejó su constante esfuerzo por acercarse a las masas.


 

Relacionadas

Comentarios