HistoriasProtagonistas

La emprendedora que supo vencer a la corrupción de México

Gabriela León ha sido reconocida a nivel internacional por su labor científica, sin embargo, en México, el gobierno le ha puesto trabas y pedido moches para emprender. ¿Cómo lo superó?

11-07-2016, 2:46:14 PM
La emprendedora que supo vencer a la corrupción de México
Darinka Rodríguez

En 2012, tras cuatro años de investigación y desarrollo de la molécula que daría fin a pandemias e infecciones, a Gabriela León le cerraron una importante puerta para su crecimiento: el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) la inhabilitó durante cuatro años para poder distribuir su producto en hospitales públicos y en ventas en general a gobierno.

“En diciembre de 2012, la nueva administración del IMSS nos pidió un cierto porcentaje del contrato que ya habíamos firmado y como no quisimos dar ‘cuota’ nos inhabilitaron durante un año, nos pusieron una multa de casi 400 mil pesos y cuando se terminó tomaron un documento y me volvieron a inhabilitar”, relata la emprendedora en entrevista con Alto Nivel.

Mientras Gabriela León era invitada de honor de Barack Obama y de la directora del FMI, Christine Lagarde, por su labor científica, en México era víctima de la corrupción del gobierno.

Como ella, cientos de emprendedores y empresarios viven el estigma de la corrupción, pues por lo menos el 44 por ciento de las empresas reconocen haber pagado un soborno, mientras que el 75 por ciento hizo pagos extraoficiales para poder obtener con rapidez una licencia o permiso, según indican datos del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Pese a la crudeza de las cifras, León asegura que no dará un paso atrás: actualmente Gresmex posee su holding en el Reino Unido, cuenta con una patente registrada en más de 140 países y produce al año 3,800 litros de la molécula que combate infecciones cutáneas por virus, bacterias y otros gérmenes.

“Desde la trinchera que estemos nos debe de preocupar: como emprendedores, como empresarios o sólo un ciudadano más, la corrupción es tristemente una barrera de entrada para la innovación”, comenta en el escenario de Rockstars de la Innovación, evento organizado por Entrepreneur y Bravo. 

Como experta, conoce su negocio y estima que tan sólo en infecciones en hospitales del sector público federal, el Estado gasta 38 mil millones de pesos y no adquiere su producto aunque por ley está obligado a hacerlo, según lo indica el artículo 41 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público. 

Innovación mata corrupción

Así como la nanopartícula desarrollada por el equipo de Gabriela León destruye o se “come” a las bacterias, para la emprendedora la innovación, a la larga, se puede “comer” los efectos de la corrupción. “Hay que creer que tu producto puede tener un impacto global, sobre todo porque en México las políticas no están alineadas para apoyar a los emprendedores. ¿Cómo lo superas? Sólo codo a codo buscando a otros grandes proveedores y dejando de lado al gobierno y buscando tu propio nicho de mercado”.

“Este año nos otorgaron la patente y con ello ya tenemos un activo intangible que hoy nos respalda”, menciona a los jóvenes que escucharon con atención a la ‘rockstar’ de la nanotecnología en un evento realizado el viernes pasado en la Ciudad de México. 

León reconoce que justo en el Reino Unido ha tenido más incentivos fiscales para distribuir su producto, sin embargo, sabe que su fórmula y el espíritu de Gresmex es cien por ciento mexicano. “Los emprendedores tienen que dar el paso, claro que no es fácil, pero tienes que creer que tu producto puede salir y tener un impacto más allá de todas las trabas que se te atraviesen, que además del dinero, son muchas”, dice. 

Relacionadas

Comentarios