Lo ÚltimoNegocios

La Costeña quiere llevar sus chiles a Asia

La Costeña considera al mercado estadounidense como uno de los más importantes dentro de sus exportaciones, pero ahora busca nuevos puntos de venta en el continente asiático.

02-12-2016, 6:30:13 AM

La Costeña no se conforma con el crecimiento de sus ventas en Estados Unidos o su llegada a Emiratos Árabes, Australia y Nueva Zelanda. La firma mexicana de alimentos se prepara para desembarcar sus productos en un nuevo continente: Asia.

“Hemos estado viendo otros países. Ahora ya nos encontramos en Nueva Zelanda y estamos viendo otros países de Asia, pero, obviamente, no se ha concretado nada, pero Asia es muy importante, porque les gusta mucho el picante”, dice en entrevista Rafael Celorio Otero, director general de La Costeña.

La empresa analiza el próximo país al que llegará con sus chiles en vinagre y frutas en conserva, aunque aún no ha establecido ningún acuerdo su llega parece inminente.

“Ahorita queremos expandirnos más a todo el mundo, porque en Estados Unidos ya tenemos una expansión bastante madura, pero no hay que descuidarla por el volumen que representa. Simplemente hay 40 millones de latinoamericanos allá y hay mucho potencial para vender lo mismo que en México”, dice Celorio Otero.

Por ahora, la empresa incorpora a sus exportaciones al vecino país del norte los nuevos productos que ha lanzado, como es el caso de tamales y las nuevas presentaciones de chiles.

La empresa fundada por Vicente López Resines, en 1923, exporta sus productos a más de 50 países y destina más de 85% de sus envíos hacia Estados Unidos.

“Creo que estos chiles van a tener mucho éxito para la exportación, sobre todo, a Estados Unidos. Y también los chiles habaneros serán mucho de lo que vamos a exportar”, dice el ejecutivo.

Hace 5 años, la empresa instaló su primera planta en Estados Unidos en Tucson, Arizona, y ya se cumplieron dos años de la compra, en Minneapolis,  de Faribault Foods en donde se están extendiendo y hacen productos locales, como cátsup y frijoles enlatados que buscan las familias estadounidenses.

Las instalaciones de Faribault Foods requieren ser ampliadas, por lo que La Costeña enfoca sus inversiones en incrementar la capacidad de producción.

Sin miedo a Trump

Rafael Celorio cree que, a pesar de la coyuntura económica y las amenazas de Donald Trump, los productos La Costeña serán comercializados en Estados Unidos, ya que el consumidor estadounidense también los demanda.

En la actualidad, Estados Unidos representa 15 por ciento de las ventas globales de la firma mexicana y se espera que dicho porcentaje pueda incrementarse, aunque no especificó la magnitud del avance que se podía registrar.

“No sé si vayan a poner aranceles o no por la sugerencia de eliminar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, pero yo creo que va a quedar todo igual y no le veo gran problema”, dice el director general de La Costeña.

La empresa espera que las ventas del próximo año sean mejores que las de 2016, ya que podrían superar el crecimiento esperado al cierre de diciembre.

Este año, la firma espera cerrar con un crecimiento superior al 10 por ciento, en comparación con 2015.

En la actualidad, La Costeña factura un aproximado más de 6,000 mdp anuales y cuenta con plantas en el Estado de México, Sinaloa,  San Luis Potosí y la planta de Totis en Hidalgo.

Rafael Celorio sabe que para crecer sus ventas e incursionar en nuevos mercados la tarea fundamental es apretar el paso. “Es un reto, ya que tenemos que meter el doble de trabajo y de promociones, pero yo creo que va a ser un buen año.”

Relacionadas

Comentarios