HistoriasNegocios

La compañía suiza que quiere traer un autobús eléctrico a la CDMX

ABB, empresa suiza líder en sector eléctrico y en robótica, ve más oportunidades de crecer en México, con potencial en las energías renovables. Una de sus cartas de presentación es el autobús eléctrico que desarrolló junto con Volvo.

09-02-2017, 6:35:54 AM
ABB Autobús eléctrico que desarrolló ABB junto con Volvo.

En un momento en que los incrementos de los precios de la gasolina y el gas afectan a México y su capacidad de movilidad y producción, un gigante suizo ve la oportunidad de conectar al país con más fuentes de energía limpias.

“No somos operadores ni generadores de energía eléctrica, pero con la reforma energética y con el consumo de energía en México, que está creciendo de 3 a 4 por ciento al año, vemos oportunidades para nosotros”, dice Pierre Comptdaer, director general de ABB México.

La empresa suiza también trabaja en soluciones de movilidad en las ciudades: junto con la automotriz sueca Volvo, desarrolló un autobús eléctrico que puede recargarse en cada parada.

Un tercio de las emisiones de carbono de México vienen de los vehículos automotores particulares y de transporte público, según un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En septiembre de 2016, el gobierno de la Ciudad de México obtuvo un millón de dólares de la Plataforma de Financiamiento del Grupo de Liderazgo Climático C40 para comenzar a desarrollar un ‘Corredor Verde’ en el Eje 8 Sur de la ciudad, que irá desde Mixcoac hasta el Metro Constitución de 1917.

ABB y Volvo aprovecharon este evento y trajeron su autobús eléctrico a la Ciudad de México como una alternativa de movilidad sin emisiones contaminantes. El vehículo puede cargarse en cada parada que haga durante el corredor, algo que no llevaría más de 15 segundos.

Comptdaer dice que han tenido conversaciones con la Secretaría del Medio Ambiente de esta ciudad, Tanya Muller, y con el de Desarrollo Económico, Salomón Chertorivski, para promover esta solución.

Un imán en energía limpias

México tiene el compromiso de aumentar el uso de energías renovables, pero las circunstancias actuales, con combustibles más caros y problemas ambientales, apremian.

El país tiene un enorme potencial en energías renovables, en especial solar y eólica, que se está desarrollando después de las primeras subastas eléctricas. México es el cuarto mayor destino de inversión en energía renovable, detrás de China, Brasil e India, de acuerdo con la firma de análisis Climatescope.

De 2006 a 2015, la nación recibió 17,500 millones de dólares para proyectos de energía limpia. En 2015, México atrajo nuevo récord de inversión con 4,100 millones.

ABB, con más de 125 años de experiencia, puede conectar las zonas donde se genera la energía solar o eólica con los centros de consumo para integrar los renovables en el sector eléctrico. No solamente la compañía participa en la transmisión de electricidad. Además, junto con Volvo, desarrolló un autobús eléctrico que llevó a la Ciudad de México en diciembre pasado y está en pláticas con el gobierno local para promover esta solución ambiental y de movilidad.

Gigante de la electricidad

La compañía, que tiene más de 135,000 empleados en el mundo, participa en el sector eléctrico con sistemas de transporte y distribución, transformadores, equipos de alta tensión, automatización de procesos, motores eléctricos, generadores, convertidores, inversiones solares, robótica, entre otras.

ABB invertirá 10 millones de dólares (mdd) en su planta de San Luis Potosí, donde está concentrando sus líneas de negocio.

“Estamos juntando todas las unidades productivas en San Luis Potosí y producimos ahí tanto la parte de baja tensión, sistemas, centros de control de motores, baja, media y alta tensión. Esa es la parte de electrificación”, dice Pierre Comptdaer en entrevista con Alto Nivel.

El directivo agrega que están aumentando la parte de manufactura para tener una capacidad mayor. “También estamos haciendo un centro de servicios que, por ahora, es para toda la región.”

El potencial dormido

El país es dependiente del gas natural importado de Estados Unidos y, a la vez, un generador y consumidor creciente de energía eléctrica. Las exportaciones totales de EU a México promediaron un poco más de 3,700 millones de pies cúbicos diarios (pcd) en noviembre, de acuerdo con un reporte de S&P Global Platts.

Por otra parte, en octubre el país fue un exportador neto de electricidad, vendiendo un total de 181.1 gigawatts por hora (GWh), mientras que importó 177.6 GWh, según la firma de análisis.

La mayoría de la electricidad que produce la Comisión Federal de Electricidad (CFE) es con gas natural y trata de reducir el uso de combustóleo y carbón, más contaminantes que el primero.

“La CFE tiene el plan de cerrar 10 gigawatts de generación eléctrica con combustóleo en plantas muy antiguas, invertir en nuevas y transformar otras de combustóleo a gas. Tanto en centrales nuevas y antiguas, hay oportunidades para nosotros”, dice Pierre Comptader, de ABB.

La reforma energética permite que particulares puedan generar energía eléctrica y vendérsela a la CFE. En 2016, se hicieron las dos primeras subastas eléctricas, en las que la generación con renovables tuvo una participación importante.

Sólo en la segunda subasta, hecha en septiembre pasado, los proyectos solares fotovoltáicos fueron los que más proyectos ganaron, con un total de 4.84 millones de megawatts (Mw), seguidos de los eólicos, con 3.87 millones de Mw, y los geotérmicos, con 198,764 Mw, según los datos dados a conocer por la Secretaría de Energía.

En cuanto a potencia, el ciclo combinado (gas) fue el que más proyectos ganó y se generarán 850 Mw al año con este tipo de tecnología. La solar fotovoltáica generará 184 Mw, la eólica 128 Mw y la geotérmica 25 Mw.

Las empresas ganadoras deberán empezar a entregar la energía entre 2017 y 2018 a la CFE. Aunque el costo de generación de electricidad con renovables se ha hecho más competitiva con el paso de los años, aún enfrenta varios retos.

ABB está en México para traer sus autobuses eléctricos y para llevar la electricidad que los nuevos jugadores de energías renovables producirán en México. Por eso, Comptader no pierde el foco del futuro negocio en el país para su empresa: “Esas plantas suelen estar distantes de los centros de consumo, por eso México tiene que crear una red de transmisión más potente e inteligente para poder integrar los renovables. El tema con renovables es que una planta tradicional tiene un nivel de generación constante, una renovable es intermitente. Eso supone mucha demanda en la inteligencia en la red de transmisión. ABB también es líder en esa tecnología.”

 

Relacionadas

Comentarios