md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 20:00 16/04/2014
Síguenos:

La comida más exótica del mundo

Conoce estos peculiares platillos cuyos sabores y texturas pueden parecernos demasiado extraños pero que para otros son auténticas delicias.

La comida más exótica del mundo

La comida más exótica del mundo

POR: Estilo Hoy

La gastronomía de cada zona es parte innegable de su idiosincrasia. En la cocina, de cada pueblo, estado o país, las personas mantienen el vínculo con sus raíces, innovan a la par de los tiempos modernos y deleitan el paladar de sus seres más queridos.
 
A continuación te presentamos una lista de comida exótica y extraña que podrás probar alrededor del mundo:
 
· Lutefisk: si vas a los países nórdicos seguramente probarás el Lutefisk, un exótico platillo de pescados blancos secos (especialmente el bacalao) preparados con soda y con un tratamiento bastante particular. Se trata de una comida con textura gelatinosa algo corrosiva, pero es un must si vas por aquellos rumbos. 

 

· Hamburguesas especiales: En Londres será fácil probar hamburguesas de canguro y antílope, totalmente exótico, ¿verdad?. En Holanda en tanto, suelen comerlas de una carne muy rica y sabrosa: la de alce.

 

· Vino de ratitas: Parece terrible, pero es un tónico revitalizante tradicional de China y de Corea. Lo hacen poniendo pequeñas ratitas dentro de una botella para luego cubrirlas con vino de arroz y dejar fermentar. Quienes lo prueban dicen que es una dosis de energía sin igual, aunque lo bastante exótico para no sentirse incómodo al probarlo.

 

· Cabezas de cocodrilo: En ciertas provincias de China destacan por los gustos exóticos en la comida. Un ejemplo es la cabeza de cocodrilo en salsa dulce, platillo que incluso ha competido en ciertos concursos gastronómicos de ese país.

 

· Camarones danzantes: Los camarones son exquisitos, pero los tailandeses dicen cocinarlos del modo más exótico. ¿Cómo? los comen vivos, recién sacados del lago. Una vez en la boca los mastican rápidamente para que no bailen en el paladar.

 

· Balut: El balut es una comida exótica extrema; se trata de un huevo de pato ya fertilizado con embrión dentro que se cuece. En Asia es considerado una delicia, además destaca su alto contenido proteínico. Suele consumirse en Filipinas, China, Camboya y Vietnam.  Además, se le atribuye un efecto afrodisíaco.

 

· Tarántulas fritas: Entre todos los insectos que disfrutan los camboyanos, el más exótico y preciado es la tarántula. Se fríen con ajo y hierbas y las sirven en bandejas de madera. Es común que las vendan en las carreteras que llevan a los templos milenarios por medio dólar cada una.

 

· La carne del Mundial: Para terminar es imposible no mencionar algunas de las carnes exóticas que deben comer los turistas que viajaron al Mundial de Sudáfrica 2010. Antílope, cocodrilo, cebra, impala, entre otros, son parte de los menús que los restaurantes sudafricanos ofrecen día a día.

 

· Casu Marzu o formaggio marció: No pienses que la comida italiana es solo pasta y pizzas.  El país de la bota es también famoso por sus quesos y en este aspecto destaca el tradicional de Cerdeña, un queso exótico que sirve de hábitat a una extraña especie de larva de insecto. En el dialecto que se habla en esta zona de Italia, "Casu Marzu" significa queso podrido.

Esta delicia se logra gracias a la acción digestiva de las larvas de la mosca del queso (introducidas deliberadamente) lo que produce un nivel alto de fermentación, así como también la rotura de los ácidos grasos.
 
La pasta del queso se reblandece y secreta un líquido llamado "lagrima". Las larvas aparecen en el queso como gusanos blancos translúcidos de unos ocho milímetros de largo que pueden saltar hasta quince centímetros.

comentarios
Recomendaciones