A Fondo

La activista que quiso una Ciudad de México verde

Como secretaria de Medio Ambiente de la CDMX, Martha Delgado concibió una ciudad con ciclovías, azoteas verdes y Hoy no circula sabatino. Sin embargo, la exfuncionaria nos cuenta porque su misión no fue nada fácil.

29-04-2016, 9:21:29 AM
La activista que quiso una Ciudad de México verde
Héctor Molina

Nota del Editor: Este es el cuarto capítulo de nuestra serie Radiografía de la Contaminación en el Valle de México.

El año 2006 le dio un giro radical a la trayectoria de Martha Delgado. En septiembre de ese año, concluyó su gestión como la única diputada independiente en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, sin imaginar que estaba por convertirse en la próxima encargada de la política ambiental de la Ciudad de México.

“Al terminar la legislatura me fui a mi casa y a los tres días recibí una llamada de Marcelo Ebrard que me invitaba a integrarme a su equipo de transición”, recuerda Martha Delgado en entrevista con Alto Nivel.

Pedagoga de profesión, ambientalista de corazón

Martha Delgado inició su trayectoria hace más de 25 años, pues al terminar la carrera de Pedagogía buscó una especialidad para seguir su verdadera vocación.

“En aquella época no existía la carrera de educadora ambiental, eso era lo que yo quería hacer en realidad”, comenta.

Por ello, comenzó a colaborar como voluntaria en una organización no gubernamental para después ingresar al entonces recién creado Instituto Nacional de Ecología, donde estuvo bajo las órdenes de personas con experiencia en los temas ambientales, pero también involucrados en la política.

“Tuve cinco jefes directos en el Instituto, entre ellos estuvieron José NarroJulia Carabias y Gabriel Quadri, a todos les aprendí mucho”, relata.

El salto a la política

Tras su experiencia en el INE, Martha Delgado volvió a las organizaciones no gubernamentales, donde conoció a Patricia Mercado, quien se convertiría en candidata presidencial  en el año 2006.

“Cuando conocí a Patricia y a Sergio Aguayo me hacían consultas de temas ambientales, en todo ese proceso llegué a la Asamblea Legislativa”, cuenta.

Aunque México Posible, el partido por el que obtuvo una diputación plurinominal desapareció, Martha Delgado aprendió sobre las negociaciones en sus labores como legisladora.

“Como era independiente tenía que adaptarme con todos los partidos, incluso llegué a pronunciarme a favor de regular las marchas, aunque este tema suele generar rechazo en los partidos de izquierda”.

En el último año de la legislatura, la diputada independiente se posicionó gracias a una iniciativa denominada “La Ciudad que queremos”, que a la postre se convertiría en el Plan Verde de la capital del país.

Dicha iniciativa, fue firmada por todos los candidatos a la jefatura de Gobierno, lo cual le dio un contacto directo con Marcelo Ebrard.

En noviembre del 2006 Martha Delgado supo que sería la próxima secretaria de Medio Ambiente del Distrito Federal, tras colaborar en el equipo de transición del nuevo jefe de Gobierno, aunque ella no esperaba la designación.

“Trabajar en ese equipo no te garantizaba nada, muchos de los que participaron no participaron en el gabinete”, recorda.

Proyecto adelantado

La ex funcionaria considera que su relación con Marcelo Ebrard fue mejorando de manera gradual, pues el mandatario la apoyó en proyectos que se convirtieron en algunas de las acciones más representativas de aquella administración.

“Llevaba mucho tiempo la creación de Ecobici y los paseos ciclistas pero nadie me hacía caso, todo eso estaba incluida en la iniciativa que Marcelo firmó como candidato y que después se convirtió en el Plan Verde, ya lo teníamos muy avanzado”.

Durante seis años, el sistema de préstamos de bicicletas creado durante la gestión de Delgado ha crecido un 400% y sus usuarios han realizado más de 32 millones de viajes.

Esta política de movilidad incluyó una de las medidas más polémicas que se recuerdan en la Ciudad de México, la creación del Hoy no Circula sabatino.

También puedes leer: CDMX y Edomex: Vecinos sucios e incómodos

Martha Delgado recuerda que este cambio se basó en estudios técnicos, pese a que se sabía que habría un rechazo entre la población.

“El sábado era el día más contaminado en la ciudad y al día siguiente abríamos las calles para los ciclistas, eso no tenía sentido, por eso hicimos un análisis para tomar una medida que fuera realmente efectiva”, comenta.

Al Hoy no Circula, le siguieron otras medidas que en su momento causaron polémica como el transporte escolar obligatorio, el cobro en los segundos pisos y la implementación de un sistema de transporte en la Supervía.

“El jefe de Gobierno siempre me apoyó en mis decisiones, eso es un respaldo muy fuerte”, considera.

¿Dónde está la solución al problema de la calidad del aire?

Tras concluir su gestión como secretaria del Medio Ambiente, Martha Delgado participa en un pacto de ciudades con el que se busca resaltar el papel de los gobiernos locales y estudia un posgrado en la Universidad de Harvard.

Ella considera que el problema de la calidad del aire en el Valle de México aún requiere de medidas profundas que contrastan con los cambios al programa Hoy no Circula que se realizaron desde julio del 2015, cuando se limitó la circulación de todos los vehículos antiguos los sábados.

“Es importante analizar bien las políticas que se van a adoptar, la actual administración aún tiene la oportunidad de avanzar en la lucha contra la contaminación, aunque ahora están batallando y bajo mucha presión”, concluye. 

También puedes leer: Los 5 contaminantes que nos ahogan en la Zona Metropolitana

 

Relacionadas

Comentarios