HistoriasNegocios

Kia y la apuesta por el mercado internacional desde México

Horacio Chávez, encargado de Kia Motors México, le cuenta la estrategia de la automotriz asiática para crecer desde México.

15-11-2016, 6:56:05 AM
José Roberto Arteaga

Horacio Chávez no podía ocultar la emoción al ver la nueva planta de Kia Motors en Nuevo León. El managing director de la automotriz asiática en México sabe que el país tiene el potencial de colocar al país entre los principales mercados de exportación del corporativo.

La planta de México llevará a la firma a lograr la manufactura de 3.6 millones de unidades al año en el mundo. “Esto permite abastecer al mercado norteamericano y a México, que se ha convertido en un clúster importante para la industria automotriz”, dice el ejecutivo en entrevista con Alto Nivel.

La planta de Kia en México, inaugurada en septiembre pasado, es la décima en la historia de la automotriz surcoreana y fue construida en un tiempo récord de 13 meses.

En la actualidad, las instalaciones de Kia operan con 7,000 empleados y espera producir 100,000 unidades este año, mientras que en 2017 se estima una producción de 300,000 vehículos, aunque la meta es de 400,000 autos.

Después de 593 días de construcción y varios meses de renegociación de incentivos iniciales, Kia Motors inauguró su planta en Pesquería, Nuevo León, la cual tiene una capacidad de producción de 400,000 unidades anuales.

“Celebramos la apertura de la planta en México”, dijo Chung Mong-koo, presidente de Hyundai Kia Motors Group, quien aseguró que la empresa realizó una inversión final de 3,000 millones de dólares (mdd).

La planta de México exportará su manifactura a 80 países, dentro de los cuales se consideran algunas naciones en Medio Oriente, Estados Unidos y Sudamérica.

El empresario coreano manifestó su deseo de que la planta se convierta en un referente de la industria automotriz a nivel mundial. Horacio Chávez sabe que todo es posible.

El hombre de Kia

Horacio Chávez no es un hombre improvisado en la industria automotriz. Su carrera profesional da cuenta de dos décadas en el mundo del negocio de los autos que le han permitido observar la apertura del mercado mexicano a nuevas marcas.

“Fue todo un parteaguas, pero creo que el nuevo parteaguas es la entrada de Kia a México”, dice Horacio, quien ingresó a la firma automotriz en enero de 2015.

En los primeros meses al interior de Kia, Horacio logró la venta de 1,599 vehículos sin tener una sola agencia abierta en la República Mexicana. La llegada de la planta en el país enciende planes más ambiciosos para el corporativo.

En octubre de 2014, Kia Motors México hizo oficial la inversión de la planta en territorio regiomontano, evento que fue presidido por el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, y directivos de la automotriz coreana.

El pasado 16 de mayo, la planta de la automotriz inició la producción con un equipo de 7,000 trabajadores.

Jaime Rodríguez Calderón, gobernador de Nuevo León, e Ildefonso Guajardo Villarreal, titular de la Secretaría de Economía, se mostraron satisfechos por el nuevo acuerdo que la empresa y los órdenes de gobierno lograron en junio pasado.

La nueva planta de Kia Motors se encuentra construida sobre un área de 500 hectáreas, lo que la convierte en la planta automotriz más grande del país.

En la actualidad, la marca coreana propiedad de Hyundai produce su modelo Forte en su planta de Nuevo León e iniciará también la producción de su modelo Kia Rio, modelos que serán exportados a Estados Unidos y Latinoamérica, aunque la firma coreana analiza también a Medio Oriente como un nuevo destino para llevar sus vehículos desde México.

Kia Motors y sus proveedores invirtieron un total de 54,000 millones de pesos (mdp) que generaron más de 1,000 empleos directos.

“Sin duda, es la planta más moderna de Kia a nivel mundial”, dice Horacio, al hablar de una instalación que cuenta con 400 robots de ensamble y de soldadura.

Pisando el acelerador

Los autos producidos en México son más competitivos en precios, lo que permite atenuar los efectos del tipo de cambio y de vender los vehículos con una mayor ganancia en Estados Unidos.

El crecimiento de la firma rebasó las expectativas que tenía el corporativo, con un crecimiento en las ventas cercano al 20 por ciento.

Respecto a las variaciones en el tipo de cambio, Kia no se preocupa mucho por el precio, ya que aún no se ve reflejado para los usuarios, por lo que juega a favor de las ventas en el país.

“México es uno de los mercados más competidos con la presencia de más de 40 marcas… todo esto nos hace estar a la vanguardia”, comenta Chávez.

Hace seis meses, Horacio Chávez fue invitado a una convención interna de Kia Motors, en donde fue premiado el trabajo del equipo en México como la mejor introducción de la marca en un nuevo mercado.

“No me hubiera perdonado haber tomado esta oportunidad… Estamos muy contentos del trabajo que se ha venido haciendo aquí en México”, dice el ejecutivo.

 

Relacionadas

Comentarios