Lo ÚltimoNegocios

Kia quiere darle un coche de lujo a los estudiantes mexicanos

La automotriz surcoreana Kia Motors quiere llegar a los estudiantes mexicanos a través de nuevos planes de financiamiento y nuevas agencias en México.

05-05-2017, 6:51:54 AM

Foto y video: Arturo Luna.

El nuevo modelo producido en México está listo para acelerar las ventas de Kia Motors. La automotriz surcoreana espera comercializar en el país 22,000 unidades de su modelo Rio durante 2017, lo que superaría los 12,000 autos comercializados el año pasado. Los jóvenes serán los que pisen el acelerador de sus ventas.

“Vamos a tratar de hacerlo muy atractivo para que sea el auto de los estudiantes. Rio es muy relevante”, dice en entrevista Horacio Chávez, director general de Kia Motors México.

La idea de Kia es que Rio, en sus versiones Sedán y Hatchback, y los demás modelos que se comercializan en el país se conviertan en el primer auto de los estudiantes.

A pesar de no ser un auto propiamente de la categoría de lujo, sino más bien compacto, se espera que para los jóvenes sea un producto muy bien recibido. 

Nuevos planes de financiamiento y la apertura de más agencias en la República Mexicana conforman el plan de la automotriz que abrió su planta de producción en el país a mediados de 2016.

Horacio Chávez está convencido de que Kia ha cumplido sus primeros objetivos en el país, y se prepara para ganar nuevos clientes en México.

Kia Motors.

Arturo Luna

Nuevos horizontes

La planta de Kia en México, inaugurada en septiembre pasado, es la décima en la historia de la automotriz surcoreana y fue construida en un tiempo récord de 13 meses.

El lanzamiento de Kia Rio permitirá a la marca en México alcanzar una producción de 700,000 unidades anuales, así como diversificar las exportaciones a países distintos a Estados Unidos

“Con Kia Forte estábamos más orientados hacia el mercado norteamericano y ya con Rio vamos a poder llegar a otras regiones, como Latinoamérica, Medio Oriente, África y algunos países de la zona Asia-Pacífico”, asegura Horacio Chávez, director general de Kia Motors México.

Del total de unidades producidas en la planta de Kia en Pesquería, Nuevo León, un 60% será del modelo Forte y 40% de Rio.

La mayor parte de las unidades Forte tienen como destino Estados Unidos, es decir, un 75% de la producción total que se exporta; en el caso de Rio, tan solo 50% será exportado al país de las barras y las estrellas. Una ventaja competitiva ante la incertidumbre en el vecino país del norte y su política comercial proteccionista.

Rio es un auto que se comercializa en 65 países.

Durante 2016, Kia logró comercializar 12,000 unidades del auto Rio, proveniente de Corea, el cual tenía una cuota de importación limitada por no contar con un tratado o acuerdo comercial con México.

Kia Motors.

Arturo Luna.

Kia espera alcanzar la comercialización de 22,000 unidades con las dos versiones, sedán y hatchbak, de su segundo auto producido en el país, lo que representa 10,000 autos adicionales. Este año, la firma espera comercializar 80,000 unidades totales en México.La empresa esperaba crecimientos modestos en sus ventas, las cuales apenas alcanzaban entre 4 y 6%, han sido de hasta 17% en los últimos meses.

“Creo que hay confianza y el mercado automotriz aún es atractivo”, dice el directivo.

La apreciación del dólar frente al peso y el aumento en las tasas de interés han sido parte de los baches en el camino. Sin embargo, el ejecutivo mexicano se muestra convencido de la estabilidad que puede brindar la confianza del consumidor es suficiente para poner buena cara a los retos económicos.

Kia Motors.

Arturo Luna.

Un tipo de cambio mucho más estable puede favorecer a Kia.

Asimismo, la automotriz se mantiene atenta al desarrollo de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Este año, Kia sumará 10 nuevas sucursales a su red de distribuidores en México, lo que les permitiría alcanzar 83 concesionarias. 

Apuesta por los estudiantes

La marca coreana apuesta a sumar nuevos clientes a través de planes de financiamiento dirigidos a los estudiantes mexicanos. Solo basta que los escolares presenten a un solidario obligado, es decir, una persona que se compromete a pagar la deuda desde un inicio, figura que puede ser representada por los padres del interesado en adquirir el vehículo.

Los jóvenes no requieren un historial crediticio para adquirir el vehículo en el sistema de financiamiento. Este plan será extendido a otros modelos de la marca y se espera que los jóvenes impulsen nuevas ventas.

“Creo que este programa que estamos lanzando puede ser atractivo”, dice Chávez.

El costo de Rio parte de 230,000 pesos en el modelo más austero y un precio de 203,000 para las unidades que se comercializan por flotilla.

Horacio Chávez no oculta la felicidad por ser el piloto que ha llevado a Kia Motors a crecer en México, y sabe que el nuevo lanzamiento traerá más clientes a una marca que ha sabido entender al consumidor nacional. “Estamos seguros que Kia Rio se va a convertir en uno de los consentidos del mercado mexicano”.

Kia Motors.

Arturo Luna.

Relacionadas

Comentarios