Estilo de VidaHistorias

Kenjutsu, arte marcial japonés

Velocidad, concentración y mucha precisión son los conceptos claves de esta milenaria disciplina oriental.

04-07-2010, 5:00:00 PM
Kenjutsu, arte marcial japonés
Estilo Hoy

El kenjutsu es conocido como el “arte de la espada”. Hablamos del arte marcial japonés cuyo objetivo es enseñar a combatir de manera eficiente con el sable. Puede ser desarrollado de diversas formas, según la escuela en donde se enseñe.

No obstante, la enseñanza más profunda del kenjutsu posee un aspecto físico-religioso muy fuerte, bajo influencias principalmente del shintoismo, confucionismo y del budismo zen.
 
La gran expansión de esta disciplina fue durante lo que se conoce como periodo Edo (siglos XVI a XIX), años donde se registraron más de 500 estilos, pero específicamente el término “kenjutsu” apareció por primera vez en 1281 d.C., después de las tentativas de los mongoles de invadir Japón.
 
En aquella época los samuráis empezaron a perfeccionar las técnicas de la espada, llevando su desarrollo hacia el máximo esplendor. Al finalizar este periodo muchos japoneses comenzaron a utilizar la shinai: una espada de bambú y la bogu: una armadura hecha de bambú, laca, cordones y revestimientos de tejidos para así darle mayor seguridad a los entrenamientos.
 
Sin embargo, lo más utilizado en el kenjutsu son las bokken o bokuto: espadas de maderas semejantes a la katana. Algunos estilos utilizan espadas de metal con corte (shinken) para entrenamiento de corte.

Cabe señalar que cada estilo tiene características propias al entrenamiento y que en algunos estilos, como por ejemplo el Niten Ichi Ryu, existen técnicas específicas para la utilización de dos espadas, una en cada mano.
 
Además, cada estilo de kenjutsu suele imponer medidas específicas de largo, ancho y curva para su bokuto.
 
El kenjutsu hoy
Afortunadamente varias escuelas de kenjutsu sobrevivieron al final de los samuráis y continúan enseñando esta disciplina.

Anualmente, por ejemplo, asociaciones como la Nihon Kobudo Kyokai y la Nihon Kobudo Shinkokai realizan grandiosas presentaciones.

Sin embargo, el número de aficionados que se interesen por preservar este aspecto tradicional de la cultura nipona ha disminuido.

Relacionadas

Comentarios