Estilo de VidaHistorias

Jerôme Seignon, cómo disfrutar momentos especiales

Fundador de Moët Hennessy México es un experto en el manejo del tiempo en medio de la vorágine de la vida empresarial.

05-01-2009, 5:00:00 PM
Jerôme Seignon, cómo disfrutar momentos especiales
Estilo Hoy

El directivo nació en la región de Champagne, es aficionado a los deportes al aire libre y lector incansable: actualmente lee Eloge de la lenteur (Elogio de la lentitud), de Carl Honoré, y L’Écume des jours (El paso del tiempo), de Boris Vian.


Seignon lleva las riendas de empresa cuyas marcas son todas de lujo: Moët & Chandon, Dom Pérignon, Veuve Clicquot, Ruinart y Hennessy, labor que implica proyectar esos nombres hacia los próximos 200 años apoyándose en el vanguardismo que las hizo únicas desde el principio.


Enfoque individual
En Moët Hennessy México no se habla de champagne o cognac; de hecho, esta casa no se ubica como una compañía de vinos y licores, sino como líder en el género del lujo.


“Trabajamos en cada marca como si estuviera sola. Cada una tiene su propio reto y potencial de desarrollo, su propia personalidad y como consecuencia, su estilo de comunicación hacia el mercado. Cuando pensamos en Moët Chandon, pensamos sólo en ella; tratamos de entender a fondo el código genético de la marca y su origen, para decidir cómo expresar mejor su potencial. Y de esta forma vamos planteando cada una”, detalla.


Así, entre las habilidades que más celebra Seignon de su selecto equipo, formado por 24 colaboradores, figura la sensibilidad para apreciar esta relación entre el lujo y el trabajo de la tierra.


La magia en México
El director de Moët Hennessy debe ser un predicador. Explicar la filosofía de sus marcas en Europa puede parecer hasta natural, pero siempre queda la pregunta sobre cómo promoverla de este lado del Atlántico. “Tenemos mucha historia en México”, señala, haciendo referencia al primer distribuidor de Hennessy por estas latitudes, que se estableció allá por 1901.


El público mexicano, afirma, es genial. “Todas las iniciativas que hemos tenido en el mercado se traducen inmediatamente en una aceptación, en curiosidad; los consumidores se divierten”, comenta.


Y claro, ayuda la afición de Jérôme Seignon por la región. En su historia hay años de dedicación a América Latina, pero México le llegó al corazón: está casado con una mexicana.


Resulta ciertamente alentador que un una personalidad como la de él esté tan cautivado con México. “Es un país donde todo es posible, no sé cómo, pero cuando queremos logramos concretar las cosas. Esto para la gente emprendedora es buenísimo”, concluye.

Relacionadas

Comentarios