HistoriasNegocios

Irene Espinosa, la mujer que protege el dinero de México

Irene Espinosa es la mujer encargada del manejo eficiente de los recursos del gobierno federal y en ocho años ha aplicado un modelo operativo basado en transacciones electrónicas que pueden ser auditables.

27-07-2017, 6:35:38 AM
irene espinosa
Foto: Arturo Luna

Irene Espinosa Cantellano está acostumbrada a sentarse en una mesa con puros hombres, en específico secretarios de Hacienda, y negociar dineros. Desde hace ocho años es la responsable del manejo eficiente de los dineros del gobierno federal y ha tomado acuerdos con al menos cuatro secretarios de Hacienda.

En 2009 tomó protesta como Tesorera de la Federación y asumió una de las responsabilidades más importantes en el sector financiero y hacendario de México, un sector principalmente masculino.

Irene, quien es hermana de Patricia Espinosa Cantellano, exsecretaria de Relaciones Exteriores en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, había trabajado como Subtesorera de Operación en la Tesorería desde 2007 y conocía muy bien cómo funcionaba, por lo que el ascenso no le fue ajeno.

Como Subtesorera sus actividades fueron la recaudación y concentración de los ingresos federales, además de la implementación del proyecto de Cuenta Única de la Tesorería, un proyecto de modernización de la unidad administrativa.

Sin embargo, asegura, el hecho de ser propuesta por el entonces presidente de México y además ratificada por el Senado,  le dio un toque de solemnidad, seriedad y visibilidad del compromiso que es ser Tesorero de la Nación.

“Sabía que estaba subiendo un escalón muy grande y me sentía bien y segura. No era empezar desde cero”, dice en entrevista con Alto Nivel. Espinosa, quien es madre de dos mujeres veinteañeras,  reflexiona que si bien el cargo no le ha representado grandes cambios, sí un mayor nivel de concentración, compromiso y disponibilidad: “Llegar a acuerdos con tu jefe es una cosa y lograr acuerdos con el secretario de Hacienda es otra”, dice.

¿Los recursos de México están protegidos?

En abril 2009, cuando Felipe Calderón propuso a Irene aseguró que continuaría con el proceso de modernización de la Tesorería de la Federación para incrementar la transparencia en el manejo de los recursos públicos y la rendición de cuentas sobre su administración.

Ante las dudas sobre el manejo eficiente de los recursos del Estado, ¿se están salvaguardando bien los recursos del país? Irene señala que “definitivamente sí”.

“Hemos instrumentado un modelo de operación dentro de la Tesorería, que en la parte que nos toca, que es básicamente la recepción de los recursos, el manejo de la liquidez, y la ejecución de los pagos, pues hemos hecho un modelo operativo muy transparente, basado solo en transacciones electrónicas, nos apoyamos en sistemas que tiene trazabilidad de las operaciones, que pueden ser auditables, y son seguros y robustos”, explica.

Irene asegura sentirse satisfecha y tranquila porque que en la última parte del ciclo hacendario –que le corresponde a su unidad- la que se refiere a ejecución de ingresos y egresos, “se realiza de manera adecuada, transparente, segura y no existen posibilidades de desvíos, ni mucho menos”, señala.

Trabajar a corto plazo con visión a largo plazo

Espinosa asegura que uno de los retos es tener la capacidad de adaptación, su gestión ha pasado por dos sexenio, dos partidos políticos  en el poder -el PAN y el PRI-,  y cuatro secretarios de Hacienda: Agustín Carstens (2009); Ernesto Cordero (2009-2011); José Antonio Meade Kuribeña (2011-2012); Luis Videgaray (2012-2016); y Meade Kuribeña (del 7 de septiembre de 2016 a la fecha).

En el servicio público mexicano es muy común que con el cambio de un funcionario público del nivel del secretario siempre haya un cambio de equipo; sin embargo, en este caso “me han invitado a quedarme y ha sido muy satisfactorio”, dice Espinosa.

Irene tiene una frase: “Hay que estar sentados trabajando como si te fueras a quedarse para siempre, pero estar sentado sobre las maletas, en cualquier momento las cosas pueden cambiar y tienes que salir, y no es nada personal, es parte de cómo funciona el sistema”.

De esta forma de trabajo, dice, ha aprendido que en las organizaciones “hay que trabajar con una visión de largo plazo para hacer cosas que hagan la diferencia, pero  al mismo tiempo estar conscientes de que las cosas pueden ser de corto plazo”.

El trabajo de Irene no ha sido sencillo en un sector que es dominado por hombres, pero asegura que los retos los ha superado con habilidades que ha desarrollado en el camino como el orden, la disciplina, la eficiencia en la administración de recursos, la transparencia y honestidad. “Para generar cambios necesitas tener un sentido cordial y trabajo en equipo”, explica.

Y ahora no se encuentra tan sola, pues recuerda que la segunda a bordo del actual secretario de Hacienda, Meade Kuriña, es también una mujer: Vanessa Rubio Márquez, quien es subsecretaria de Hacienda y Crédito Público. Dos mujeres en un equipo de ocho. “Vamos feminizando de poco en poco el sector”, concluye.

Relacionadas

Comentarios