HistoriasNegocios

Influenza, mal que salvó a farmacéuticas

Algunos negocios se volvieron más saludables, aun en medio del caos provocado por el ataque de la influenza.

17-05-2010, 3:26:24 PM
Influenza, mal que salvó a farmacéuticas
Manuel Pineda

El miércoles 23 de abril de 2009, el secretario de Salud, José Ángel Córdoba Villalobos, anunciaba que “un nuevo virus de influenza” afectaba a la población y podría convertirse en una “epidemia respiratoria”. De la noche a la mañana, México se enfrentaba a una de las peores amenazas sanitarias de los últimos 100 años: la pandemia del virus de la influenza AH1N1.

Ese día también se anunciaron otras medidas sanitarias: la restricción para la aglomeración de personas en lugares cerrados, como restaurantes, teatros, cines y bibliotecas. Algunos partidos de futbol se jugaron a puerta cerrada y varias oficinas gubernamentales cerraron algunos días.

Esta nueva amenaza puso en peligro la vida social y económica del país, y hasta el momento se estima que los costos de la influenza fueron de unos 57,000 mdp, lo que representa el 0.7% del PIB. Además, se perdieron alrededor de 45,000 empleos.

En el caso de personas afectadas por la enfermedad, la Secretaría de Salud (Ssa) señala que hasta el día de hoy la cantidad total de casos confirmados de influenza AH1N1 en el territorio nacional es de 72,133, con un saldo de 1,128 muertos.

Sin embargo, a pesar de las pérdidas humanas y materiales, hay una industria que ha visto crecer sus ganancias en los últimos meses: las farmacéuticas.

Ganancias récord

Sin proponérselo, las grandes farmacéuticas trasnacionales vieron crecer sus ganancias a partir de la pandemia de influenza AH1N1.

Según datos publicados por el diario alemán Handelsblatt, la empresa suiza Roche, fabricante del antiviral Tamiflú, reportó ventas mundiales por 1,800 millones de euros (unos 2,430 mdd) en 2009, lo que aumentó en 9.3% sus ganancias totales con respecto al año anterior. Según algunas cifras, la venta de sus antivirales se multiplicó en 363%, debido a la venta de 270 millones de envases de Tamiflú a más de 96 gobiernos.

Otra de las farmacéuticas que se vieron beneficiadas fue la británica GlaxoSmithKline, a través de la venta de su antiviral Ralenza, el cual multiplicó por 10 sus ventas del año pasado y tuvo ganancias de 450 mdd, además de que recibió otros pedidos adelantados para la producción de vacunas en los próximos meses por 440 mdd.

Sin embargo, las dos compañías farmacéuticas que más ganaron (y ganarán) son Sanofi-Aventis y Astra Zeneca. Ambas son las mayores productoras de la vacuna contra la influenza AH1N1 y se harán cargo de la producción de casi 150 millones de vacunas, que serán repartidas en el mundo. Sanofi-Aventis se encargará de producir 100 millones de dosis, mientras Astra Zeneca fabricará unos 50 millones

Hay que mencionar que el valor de la vacuna oscila entre los seis y diez dólares por dosis. Según JP Morgan, el valor de los encargos es de unos 5,200 mdd, con pedidos adicionales para los próximos años de 2,100 mdd.

En 2009, las ventas totales de Sanofi-Aventis ascendieron a 3,483 millones de euros (4,700 mdd), lo que representa un crecimiento de 19.2% en comparación con 2008. Además la empresa produjo un total de 1,600 millones de dosis de vacunas en toda su gama para inmunizar a 500 millones de personas en todo el mundo. Esto representa 25% de participación de mercado a nivel global.

Hecha en México

Recientemente, el secretario de salud anunció que para 2012 se contará con una planta que producirá la vacuna contra la influenza AH1N1, lo que permitirá producir 100 millones de dosis en los próximos años.

Samuel Ponce de León Rosales, director general de la empresa paraestatal Biológicos y Reactivos de México (Birmex), encargada de la producción y comercialización de gran parte de las vacunas que se aplican en México, comenta que el proyecto de influenza es una estrategia vital para el país. Es un proyecto conjunto con la empresa Sanofi-Pasteur, quienes construirán una planta en Ocoyoacac, Estado de México, para fabricar el antígeno del virus de la influenza.

El convenio con Sanofi-Pasteur (firmado en 2008) le ha dado a nuestro país la ventaja de contar con una buena cantidad de vacunas mucho antes que la mayoría de otros países. “Mientras en la mayor parte de América Latina están por comenzar sus campañas, nosotros estamos casi por terminar. Esto también nos ha permitido ahorramos una buena cantidad de dinero, pues pudimos hacer una negociación”, señala Ponce de León.

Para 2010, Birmex producirá entre 20 y 30 millones de dosis de polio, 8 millones para difteria, cientos de miles de sueros antialacrán y antiviperino. Además de 18 millones de vacunas de influenza estacional, 1 millón de vacunas de neumococo 23 y algunas otras que comercializa la empresa.

www.altonivel.com.mx

Relacionadas

Comentarios