A FondoManagement

El horror de trabajar con un Millennial… y con un Generación X

Son dos generaciones distintas que ahora conviven todos los días en las oficinas del país. ¿Cómo hacerlas trabajar? Seguro este manual te ayudará.

20-06-2017, 6:40:49 AM

“¡No soporto a los Millennials!” Dijo mi amigo R2D2 (nombre cambiado para proteger su identidad) entre groserías en el chat de WhatsApp (whats OP como le dicen algunos Generación X). Varios amigos, como en cantina, empezaron a apoyarlo con experiencias relacionadas con sus trabajos: “Son más bien huevonnials”, “Los tienes que tratar con pinzas”, “Quieren trabajar 4 horas y ser jefes”. R2D2 es una de las personas con mejor educación que conozco: se graduó con honores, estudió en una de las mejores universidades del mundo, tuvo promedio de 10 desde niño… un verdadero geniecillo exitoso.

Por ello, me sorprendió en particular su queja tan ruda, así que me enfoqué a profundizar sobre su sentir y las razones que lo llevaron a ello. La situación me cayó como anillo al dedo, porque justo me encontraba investigando para dar un curso a una empresa interesada en resolver su problema de convivencia entre generaciones. Fue tan interesante esa experiencia, que decidí entrevistar (y filmar) a más personas de Gen X[i] y Millennials[ii]. Esta investigación de fuentes primarias fue sumamente ilustrativa y me ayudó a redondear, felizmente, la realizada en fuentes científicas; nada como la experiencia de primera mano. Aquí les comparto mis hallazgos:

Lo que dicen los Gen X

Estas son las opiniones generalizadas y estereotipadas que tienen los Gen X de los Millennials:

“Groseros; egoístas; engreídos; fuera de contexto; “quitters”; no respetan a la autoridad; difíciles de tratar; desenfocados; quieren vivir como reyes sin mover un dedo; creen que todo lo merecen; se quieren ir temprano; no entienden cómo funcionan las cosas en la vida real; creen que todo es fácil; se la viven viendo el teléfono.”

Lo que dicen los Millennials

Las personas de recursos humanos/talento dicen que en sus entrevistas, los Millennials que ingresan o renuncian en una empresa expresan qué les es importante: Tener impacto; el propósito de la organización; el liderazgo de sus jefes; hacer lo que les gusta; ser felices; un ambiente positivo; les gustaría trabajar en un lugar como Google o Facebook como lo ideal.

Pero… directamente… ¿qué dicen los Millennials de los Gen X en entrevistas que realicé a colaboradores y alumnos? Cosas que ni yo me esperaba:

“Son lentos en todo… incluyendo en tomar decisiones; hacen juntas interminables; son cerrados y sólo quieren hacer las cosas como ellos dicen; no saben disfrutar la vida; viven para trabajar no para vivir; sólo les interesa el dinero; les gusta mandar mails en vez de un whats rápido y ya; no nos hablan claro sobre cómo vamos ni de si les gusta algo o no; quieren que los respetemos por su puesto y por edad nada más; todo lo hacen difícil; no saben ser líderes”.

Lo que dicen los Baby Boomers[iii]

Dicen los americanos que cuando busques la razón de que algo pasa sigas esta regla: “follow the money”. Busca las razones económicas y encontrarás la verdad. Los Gen X son caros, tiene sueldos altos, los Millennials son baratos… y los que son listos, son bastante efectivos. Los Baby Boomers en situación de poder y los propios Gen X más grandes, ya se dieron cuenta… y están pensando en quitar a los Gen X. Estos últimos tienen miedo (inconscientemente) de perder el estatus que tanto valoran. “Es un problema de sobrevivencia”, pensaría Freud (agregándole algo de castración). Por eso el conflicto.

¿Cómo llegó a suceder esta diferencia tan abismal entre las actitudes de los Millennials y Generación X? Los antropólogos y psicólogos sociales dicen que ciertas situaciones vivenciales de cada época determinaron este comportamiento. Cabe señalar que existen algunas variaciones en los diferentes estratos socio-culturales y económicos. Y que por supuesto existen todo tipo de variantes de personalidad, carácter, valores y actitudes en las personas independientemente de la edad. Aun así, la segmentación caracterológica se presenta útil para la comprensión del comportamiento de estos grupos de personas, y práctico para promover una mejor relación entre ellos.

Cómo son los Millennials

Son impacientes porque siempre han tenido todo a su disposición, son adictos a la dopamina de sus redes sociales al estar condicionados al más puro estilo skinneriano con “likes” y retroalimentación inmediata. Se frustran en los trabajos porque es diferente a la educación que recibieron de “estrellita por ser el último”. Excelentes “posers” debido a entrenamiento mediático intensivo, pero por dentro, baja autoestima y auto imagen dañada por trato de superiores, e incertidumbre laboral contrastada con fantasías en internet (estilo de vida de personajes y propios amigos).

Tienden más al uso de drogas por la disponibilidad de las mismas, aunque en otros aspectos son más saludables que otras generaciones (o al menos tiene más conocimiento de lo que es saludable). El estilo de vida deseado se relaciona con experiencias más que con objetos o servicios de lujo. Saben que el camino correcto está en hacer lo que les gusta, pero no saben que les gusta y por ello se siente frustrados. Los liderazgos que admiran son aquellos que trascienden por la transformación que hacen a la sociedad y al mundo en general, más que por la sola acumulación de bienes materiales o estatus.

Por qué son así los Millennials

La forma en que los Millennials fueron criados por madres y padres Gen X y algunos Baby Boomers (Generación Jones) fue haciéndolos sentir como si fueran especiales; premiándolos de todo hasta de lo que no deberían; dando satisfacción inmediata; y fomentando la filosofía “porque lo quieres lo tienes”. ¡Son Frankensteins creados por ellos mismos!

Las circunstancias tecnológicas fueron y son determinantes: Constante estimulación-aprobación por redes sociales, e información de cualquier tema disponible gratuita y fácilmente. Acostumbrados a filtros y modificaciones en fotos/videos que permiten presentar realidades alternativas y estados de ánimos falsos a placer.

Cómo son los Gen X

Se toman su tiempo para hacer juntas y tomar decisiones, en realidad sí son muy lentos y ellos piensan que son dedicados o perfeccionistas. Creen que ser buenos operativos/administradores es equivalente a tener liderazgo, en realidad no saben liderar y en su fuero interno lo reconocen, pero no lo aceptan: se frustran ante la poca importancia que representa su autoridad, misma que para ellos tiene un gran significado.

Sus reacciones tienden a ser más iracundas y su comportamiento algunas veces “neurótico” (obsesivo, ansioso, etcétera). Trabajar mucho tiempo, aunque sea de forma ineficaz, los hace sentirse orgullosos. Tienden más a la envidia y competencia maquiavélica. Valoran a la gente por el dinero que tiene o la posición. Privilegian la vida material a la salud física y emocional. Ganar bien es importante y terminan lográndolo en cierta forma o al menos aparentándolo.

Por qué son así los Gen X

Nacieron en época de crisis. Vivieron el final de la Guerra fría de los 80´s y sufrieron diversas crisis económicas. La tecnología digital era incipiente y sufrieron el cambio de paradigma en medio de su adolescencia o adultez temprana, los “role models” eran fantasías de ejecutivos cuyo mérito era hacer dinero. Poca variedad en estímulos mediáticos, información no fácilmente obtenible, percepción diferente del tiempo (menos prisa).

Las circunstancias económicas fueron determinantes: Constante exposición al “fin del mundo” y a la repentina “falta” de dinero.

En ambas generaciones, es importantes estar conscientes de las diferencias y reflexionar sobre esos puntos ciegos que no habíamos notado en nuestro comportamiento. La realidad es que la convivencia no es opcional y por ellos debemos encontrar tácticas inteligentes para poder lidiar unos con otros.

Consejos para persuadir a los Millennials

  • No, no piensan como tú… respira profundo y acéptalo de una buena vez.
  • Se paciente con ellos, pero no seas lento; no significa lo mismo.
  • Que tus juntas no duren más de 15 minutos (sé que no tienes percepción real del tiempo, ¡esfuérzate! eso que crees que son 15 minutos es una hora, y tus 30 minutos son dos horas).
  • Toma decisiones más rápido, no temas tanto equivocarte.
  • Aprende a distinguir: No todos son flojos ni todos tienen mala actitud. Encuentra a los buenos.
  • Entiende que tu autoridad no vale nada, tienes que demostrar: “walk the talk”
  • Aprende y ejercita el ser un líder socio-emocional. Si no sabes cómo, capacítate.
  • Retroalimenta constantemente, da “like” o di que no te gusta: la frecuencia es importante.
  • En un principio, no esperes mucho de ellos, tratarán de demostrarte que sí pueden (psicología inversa)
  • Si hacen algo bien, motívalos con tareas de cada vez mayor responsabilidad.
  • No los regañes, el chantaje emocional funciona mejor en ellos.
  • Si no eres su jefe, pero crees que por la “línea punteada del organigrama” son tus subordinados, ¡olvídalo de una vez! No te harán caso. No te enojes por ello.
  • Bájale al orgullo y explora esa nueva idea que te proponen, si sale mal ¿se acabará el mundo?
  • Aprende a perder el tiempo en cosas divertidas, no en complicarle la vida a los demás “maquiavelito chafa”.
  • Pregúntale directamente qué es lo que valora y sobre eso apóyate.
  • Encuentra un propósito para tu organización (uno noble para variar).
  • Admite tu ignorancia en ciertos temas y deja que el Millennial te explique, aunque no tenga idea él tampoco, le ayudarás en su autoestima.
  • Wow… Cuántas horas trabajas… ese ejemplo es el único que no les importa, busca otro.
  • No los retengas artificialmente; si se quieren ir ayúdalos en lo que puedas, tal vez eso haga que se queden.
  • ¿Ya te dije que le des “like” constantemente? ¡No basta! Dale más “me gusta” e inclusive “no me gusta”. Odian tu silencio.
  • Si ponen cara de sabiondos o irreverentes, no te alteres…explora con cuidado, ve los verdaderos sentimientos detrás (sí tienen, pero tienes que quitarles el filtro de esa “foto”).
  • Muéstrales los beneficios de la perseverancia y disciplina, alguien les tiene que enseñar.
  • Búscate un amigo(a), novio(a) Millennial y aprende de él/ella. Te costará trabajo al principio, pero terminarás por darte cuenta que es maravilloso estar actualizado y no parecer un anciano; eso te dará ventaja con tus contemporáneos también.

Consejos para persuadir a los Generación X

  • Sí, es odioso todo esto mi subestimado Millennial, pero en este mundo para lograr algo, debes saber convencer a los demás. Sabemos que eres el más inteligente y que mereces todo lo mejor del universo, pero existe algo que se llama “gente” y no todos tienen ni tu edad ni tu maravillosa capacidad. Tenles paciencia y encáusalos por el buen camino como todo un PRO.
  • Halaga sus objetos personales, su auto, pluma, traje, reloj, “pareja” (no discutas, es un objeto) … pensarás que eres listo y de buenos gustos.
  • Repito, ten paciencia, y pon cara de interés. Entiende que son lentos y no se les va a quitar.
  • Odian tu cara de hartazgo, quítala, no te ayuda en nada.
  • Deja un rato de lado el celular cuando te hable un humano de frente. Solo un tiempo, en unos años serán robots y no les importará.
  • ¡Excelente 😊, me gusta que estés leyendo esto!
  • Aunque tengas razón, desafiarlos no funciona. Se pondrán necios y buscarán lastimarte. Mejor habla como si tus ideas fueran sus ideas, y aceptarán orgullosos.
  • Si te quieres ir temprano, no es porque quieres tener vida, es porque vas a estudiar (you know what I mean).
  • Un día a la semana, dale chance y quédate hasta tarde, aunque parezca pérdida de tiempo. Lo que él/ella quiere es compañía en su pequeño mundo ficticio corporativo. Se compasivo, tómalo como una obra social.
  • Aunque no te lo pidan, clávate en algo que te guste de tu trabajo y dedícale tiempo para que quede realmente bien, te sentirás feliz con el resultado y tus jefes también porque verán que sí te interesa algo en esta vida aparte de viajar.
  • Si alguien te pide una cosa que no crees que te toque hacer y/o no lo pide con el tono adecuado, no te niegues, hazlo una vez de manera excelente… y después explícale personalmente (no por mensaje o por medio del BP) la forma de resolverlo y el tono que sugieres. De frente y con valentía, pero sin enojarte, verás que entiende.
  • ¡Vas muy bien!
  • Ten pasión por tu trabajo, ¿cómo? Lávate el cerebro o búscate uno que sí te guste. No pierdas el tiempo.
  • No vayas siempre a Recursos Humanos a quejarte o a pedir cosas para ser feliz, a menos que te ofrezcas a ser parte de ese cambio.
  • Entiende que ellos piensan que su trabajo lo es todo, es su identidad, no cambiarán, pero puedes sugerir formas modernas de actuar, sutilmente… videos, textos y “mails” porque les gustan mucho.
  • Invítalos a actividades “juveniles” que hagas… aunque no lo creas ellos sienten que son jóvenes casi como tú, y les agrada que así los veas “mi chavo”.
  • Si te interesa subir puestos en esa empresa (aunque sea por un rato y seguramente con un sueldo mucho menor que ellos), da más de lo que te piden de vez en cuando. Los sorprenderá y se sentirán exitosos como jefes.
  • ¡Wow! ¡Qué listo! ¡Muy bien! Vas muy bien.
  • Búscate un amigo(a), novio(a) Gen X y aprende de él/ella. Te costará trabajo al principio, pero terminarás por darte cuenta que son maravillosas las posibilidades materiales obtenidas mediante la disciplina y la constancia, claro… sabiendo disfrutarlas como tú lo sabes.

La convivencia es posible. Los Millennial están en proceso de maduración, como todos lo estuvimos. Es duro crecer, y duele un poco. La Gen X debe estar dispuesta a conocer esa parte ciega que se hace evidente sólo ante un Millennial, esa baja velocidad que no reconoce y la palabra mágica que niega: LIDERAZGO. Los Millennial no saben muy bien a qué se refieren con señalar esa falta, pero saben que falta… A menos que los que integran las diferentes generaciones se preocupen por desarrollar un auténtico liderazgo y reconozcan que la mayoría carece de él en el mundo corporativo… ni los Millennials, ni nada en este mundo cambiará para bien. Ser jefe no es ser líder; se necesita propósito… un porqué. Eso es lo que une voluntades. “Dadme un propósito y moveré el mundo”. ¡Hey Millennial! Oye Gen X… ¿Tú lo tienes?

[i] Generación X es como se denomina al grupo de personas que nacieron después de la generación Baby Boomer. Se llama así por la incógnita representada en matemáticas por una “X”. No hay un consenso en el inicio y fin, pero suele incluir a los nacidos a principios de los años 1960 (1964) hasta aquellos nacidos a mediados de los ochenta.

[ii] Millennial o Generación Y se denomina al grupo de personas nacidas después de la Generación X. Se llama así refiriéndose al milenio que iniciaba. Aunque no existe una definición concreta, la mayoría de investigadores suelen establecer el año de inicio entre 1981 y 1984 hasta 1997 o incluso 2000. Existe un grupo que nació entre la Generación X y la Y que se sienten “en medio” con características de ambas, a ellos se les llama Xennials o Generación Catalano.

[iii] Baby Boomers son los que siguen después de la Generación Silenciosa. Se llama así porque explotó el número de nacimientos al final de la Segunda Guerra Mundial. Son los nacidos a principios de los 1940 hasta principios de los 1960 (1964), sin precisión. Existe una generación frontera con la Gen X que se llama la Generación Jones nacidos entre 1954 y 1965.

*Alejandro Llantada es asociado de The Persuasion Institute, conferencista, consultor en mercadotecnia y persuasión. Autor de ‘El Libro Negro de la Persuasión’. Catedrático del Colegio de Imagen Pública. Facebook: AlexLlantadaMx y LinkedIn: AlejandroLlantada

Relacionadas

Comentarios