Estilo de VidaHistorias

HDR, el secreto de la fotografía publicitaria

Mediante esta técnica fotográfica se pueden lograr asombros resultados que cautivan a los consumidores, especialmente en el ámbito de la publicidad automotriz.

04-08-2010, 5:00:00 PM
HDR, el secreto de la fotografía publicitaria
Estilo Hoy

Dicen que una imagen vale más que mil palabras y en el mundo de la publicidad, este dicho cobra aún más fuerza. Con el claro objetivo de cautivar al consumidor, la fotografía publicitaria utiliza diversas técnicas para llamar la atención e influir en las personas.


Una de las técnicas más utilizadas es la denominada HDR (High Dynamic Range) o alto rango dinámico. Se trata de un sistema útil para el mercado publicitario ya que permite obtener el mayor rango de niveles de exposición en todas las zonas de la fotografía, sin altibajos.


Pero lograrlo no es sencillo. Es necesario fotografiar varias veces la misma toma, desde dos hasta cinco fotografías para obtener diversas exposiciones de la misma imagen.


Así que no esperes lograr esta imagen desde tu celular. Para captar la mejor fotografía se debe tener una cámara con ajustes manuales y por lo general, un tripie para impedir que la imagen se mueva, dato relevante debido a la cantidad de tomas que deben realizarse para lograr la imagen.


El fotógrafo debe captar la mayor cantidad de información en cada fotografía, desde una con mucha luz, hasta una oscura o subexpuesta. La mezcla de todas las opciones mediante diversos programas como Photomatix y en una menor medida el popular Photoshop. También hay programas de software libre como Qtpfsgui o PFSTools.


Un buen ejemplo de este tipo de fotos se puede encontrar en HDRLand .También puedes ver este tutorial en YouTube.


En publicidad, esta técnica se ocupa, por ejemplo, cuando el tema son los automóviles ya que se consiguen excelentes resultados que resaltan las cualidades de los coches.


Consejos básicos. Para probar suerte con esta técnica, sigue estos pasos:


1. Usar un trie.


2. Usar el formato RAW.


3. Usar el menor valor ISO posible. (El ISO hace referencia a la sensibilidad de la película fotográfica o del sensor de imagen)


4. Probar con objetos estáticos que tengan algunos elementos con movimiento.


5. Fotografiar objetos con fuertes texturas y diferencias de color.


Los resultados son asombrosos pero hay que saber que todo depende de la correcta iluminación, de cómo hayamos expuesto y de no pasarse luego con los valores de retoque más usuales como son la luminosidad, la intensidad, la saturación, el contraste, la suavidad y microcontraste.

Relacionadas

Comentarios