'; Alto Nivel
A Fondo

Hartazgo hacia partidos provoca cambio de poderes en el país

El mapa político de México dejó de ser color rojo: la alternancia, sin embargo, se vive en estados marcados por altos niveles de violencia, impunidad y corrupción.

06-06-2016, 9:16:57 PM
Hartazgo hacia partidos provoca cambio de poderes en el país
Darinka Rodríguez

Hasta antes de este 5 de junio, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) vivía el cuento de hadas de la democracia que cuenta con un presidente en el poder: diecisiete estados de la República Mexicana eran administrados por un gobernante de extracción priísta, lo que hacía lucir un mapa iluminado de rojo.

Sin embargo, el partido que lidera Manlio Fabio Beltrones ha tenido que despertar de esa realidad y enfrentar que perdió más de la mitad de los estados que salieron a las urnas para elegir nuevo gobernante. Hoy, el mapa luce en su mayor parte, un color distinto al rojo.

“Hay un hartazgo en contra de la corrupción y la impunidad, eso fue lo que generó que se diera alternancia en más de la mitad de los estados con elecciones y lo que refleja es un fastidio y un deseo de que se termine” indica José Antonio Crespo, analista político y académico del CIDE en entrevista.

Altos índices de corrupción, violencia y aumento en los niveles de endeudamiento fueron los catalizadores para que las personas salieran a votar por otro partido este 5 de junio, según indican especialistas.

Corrupción y violencia, dos grandes detonantes

De acuerdo con el Índice Global de Impunidad México (IGI-MEX), los estados que en estas elecciones vivieron la alternancia del PRI a PAN y en alianzas con el PRD: Quintana Roo, Durango, Tamaulipas, Veracruz y Oaxaca, en ese orden, tienen los índices de impunidad más altos de este estudio, mientras que Hidalgo y Sinaloa, que regresaron a ser gobernados por el PRI, tienen índices altos, pero con menor incidencia.

En tanto, la violencia en los estados que cambiaron de color también se siente en cada una de estas entidades. Santiago Roel, director del Semáforo Delictivo, indica que muchas de estas entidades presentan focos rojos en delitos de alto impacto, mismos que se disparan en cuanto al grado de percepción de inseguridad de los habitantes.

“Es congruente que la población busque la alternancia en el poder como una manera de que se atiendan los problemas”, precisa.

Aguascalientes y Veracruz, estados que dejaron al PRI son dos partidos que presentan las tasas más altas de homicidios ligados al crimen organizado, de acuerdo con esta iniciativa, mientras que Sinaloa, que regresó de una fórmula PAN-PRD también tiene varios focos rojos en estos delitos. 

Todo cambia para los partidos

Aunque el PRI es el partido que más puestos a la gubernatura perdió en estas elecciones, también quedó de manifiesto que la alternancia no es la panacea a la percepción de corrupción e impunidad que viven estas entidades.

Crespo afirma que Chihuahua y Veracruz son los estados más representativos que decidieron despedir al PRI pero por otro lado Oaxaca y Sinaloa votaron contra un mal gobierno por corrupción y del gobierno saliente, que era de otro partido.

“La alternancia no es más que el reflejo de la desesperación de las personas, no obstante persisten los actos de corrupción, despilfarro, endeudamientos ilícitos y la impunidad, ahora las alternancias no se han traducido en lo que se desea, que es el combate efectivo a la corrupción”, indica. 

Por otro lado, los gobiernos con altos índices de deuda pública también sufrieron un cambio que se atribuye al PRI, principalmente en los estados de Chihuahua y Quintana Roo, cuya deuda se elevo en más de 4 puntos porcentuales de su Producto Interno Bruto (PIB).

“Las personas están cansadas y por eso vemos cambios en la manera de votar, desafortunadamente no vemos cambios en las autoridades y por eso hacemos este tipo de herramientas, para que las personas puedan cuestionar a sus gobernantes”, indica Roel.

Relacionadas

Comentarios