Blogs + OpiniónManagement

Cómo hacer que los empleados se sientan orgullosos de su empresa

Los jefes y directivos deben crear planes de trabajo enfocados a atraer y fidelizar al mejor talento; al fortalecimiento del liderazgo y desarrollo de nuevas competencias.

24-07-2017, 5:44:28 PM
presentacion-perfecta-de-trabajo

Las fusiones y adquisiciones dentro de una organización empresarial son, sin duda, uno de los procesos más complicados al que se puede enfrentar cualquier plantilla de colaboradores y funcionarios de una compañía, con un impacto directo que recorre todo el organigrama, desde el puesto más transaccional u operativo hasta la dirección general.

Una de las consecuencias más inmediatas es un ambiente laboral lleno de distractores e incertidumbre, que complica y obstaculiza la obtención de resultados; incluso la empresa podría, en casos más extremos, sufrir la pérdida de talento o tener fuga de cartera y socios comerciales lo que al final se traduce en quebrantos económicos.

De acuerdo con estudios citados por el Instituto del Great Place to Work (GPTW), la pérdida de colaboradores tiene un alto costo para los empleadores, que puede llegar a representar entre 50 y 60% del salario anual del trabajador, por lo que es de vital importancia que dentro de las organizaciones se generen estrategias para la retención del personal, máximo en un proceso de incertidumbre.

El primer paso es lograr que el talento se sienta efectivamente valorado, involucrándolo directamente en lo legal y operativamente compartible durante el proceso de transición. Si desde la dirección general la información fluye con reserva, limitamos el acceso a la información y adoptamos una actitud recelosa de negación ante cualquier cuestionamiento sobre el futuro, provocaremos incertidumbre en nuestros colaboradores, que finalmente ocasionará dichos desapegados de la realidad que podrían provocar mayor miedo y desconfianza.

Como cabezas de una compañía, siempre habrá que ser honestos y abiertos incluso cuando las cosas se estén complicado –porque en muchas ocasiones, ni siquiera nosotros tenemos la certeza de que permaneceremos al frente-, pero también debemos destacar cuando se logren objetivos aun cuando estamos inmersos en un ambiente poco propicio.

No obstante lo anterior, hay que estar consciente que no toda la información se puede compartir al mismo tiempo con todos los colaboradores, ya que continuamente hay temas que nos rebasan o sencillamente no tenemos la certeza o el control; habrá que ser tan abierto como se pueda y tan preciso como se pueda con la información que se comparta.

Otro valor que hay que fomentar, independientemente de la etapa en la que se encuentre la empresa, es el sentido de orgullo y de pertenencia. Un trabajador que se siente parte de una compañía y que además lo presume, no dudará en involucrarse para que “desde su trinchera”, se siga trabajando en tiempo y forma para alcanzar las metas de la organización.

Para lograr que los colaboradores se sientan orgullos de trabajar en nuestra empresa, debemos impulsar el respeto, la camaradería y la imparcialidad.

Sobre este último elemento, la imparcialidad, es importante que logremos un trato equitativo y justo entre el talento que ya estaba en la compañía al momento de la fusión o la adquisición y entre los empleados que se sumarán al equipo. Si desde los altos niveles jerárquicos empezamos a marcar diferencias en trato, responsabilidades e incentivos será muy complicado que en la base de la organización se logre una fusión entre los empleados y conformemos equipos sólidos capaces de generar resultados.

Nuestra labor debe estar encaminada en todo momento a acompañar a los colaboradores, clientes y socios; a facilitar el funcionamiento de los diferentes equipos; a la creación de planes de trabajo enfocados a atraer y fidelizar al mejor talento; al fortalecimiento del liderazgo y desarrollo de nuevas competencias, y sobre todo, a fomentar el trabajo bajo los nuevos esquemas y ambientes que a la postre generarán una nueva cultura que será la resulta de la fusión.

*Francisco Oliveros, especialista en la industria de los seguros en México, es CEO de Seguros SURA. Es columnista en diversos medios de comunicación y ha sido conferencista en foros nacionales e internacionales. Egresado de la Universidad Iberoamericana, cuenta con un Posgrado en Alta Dirección.

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel. 

Relacionadas

Comentarios