Estilo de VidaHistorias

Guía para tener huesos saludables

El cuidado del sistema oseo es fundamental; una buena alimentación, ejercicio y el peso correcto son vitales si quieres evitar molestas enfermedades.

28-07-2010, 5:00:00 PM
Guía para tener huesos saludables
Estilo Hoy

El cuidado de los huesos es fundamental a toda edad; cuando somos niños es vital para nuestro crecimiento y cuando mayores para prevenir la temida osteoporosis.


Cabe señalar que los huesos están en etapa de crecimiento hasta los 30 años aproximadamente y que el calcio es el principal mineral que se almacena en ellos, razón por la que ingerir suficiente cantidad es clave para un buen crecimiento óseo.


Además, la vitamina D, que ayuda al cuerpo a absorber calcio, también desempeña un papel crítico en asegurar la buena salud de los huesos. Por ello, los cambios físicos y los cambios en la alimentación o en el estilo de vida pueden tener impacto en la formación de los huesos, ocasionando, incluso, roturas.


Por ejemplo, un déficit de calcio y vitamina D, la inactividad, el consumo de tabaco y los cambios hormonales que se producen con el envejecimiento pueden afectar la densidad mineral ósea.


Recomendaciones
Hacer ejercicio a cualquier edad es vital para tener huesos sanos. Además, el ejercicio no solamente mejora la salud de los huesos, también aumenta la fuerza muscular, la coordinación, el equilibrio y contribuye a mejorar la salud en general.


Es que los huesos, al igual que los músculos, son tejidos vivos que responden al ejercicio y se fortalecen. Una buena rutina para fortalecer los huesos es sostener nuestro propio peso. Levantar pesas, caminar, hacer senderismo, correr, subir escaleras, jugar tenis y bailar son buenas opciones.


Para fortalecer los músculos y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares en tanto, es bueno nadar o montar en bicicleta. Estas rutinas deben realizarse al menos 30 minutos cada día.


Otro factor importante para tener huesos saludables pasa por la alimentación. Asegúrate de consumir cantidades adecuadas de calcio y vitamina D. Los productos lácteos son fuentes ricas de ambos nutrientes y si no los consumes puedes optar por un suplemento que optimice la absorción de éstos.


Otros elementos que debes incluir en tu dieta son:


· Magnesio: Este mineral es el encargado de penetrar en el hueso y darle dureza, además es muy importante para las hormonas que regulan los niveles de calcio y facilita la absorción de vitamina D.


· Silicio: Actúa en la formación de la matriz de colágeno que aporta flexibilidad a los huesos.


· Manganeso: Este mineral trabaja junto con el calcio en la formación y el mantenimiento de los huesos.


· Cobre: Es necesario para la síntesis del colágeno que forma los huesos.


· Vitamina D: Es la vitamina encargada de la protección del calcio y el fósforo en los dientes y los huesos. Esta vitamina se puede obtener por medio de la leche y por la exposición a la luz solar (15 minutos diarios son suficientes), para elaborar la vitamina D necesaria.


· Proteínas: Tienen una función de mantener la matriz del colágeno, que da elasticidad al hueso.


· Vitamina C: Es un excelente antioxidante que ayuda a proteger a las células de los radicales libres y es necesaria para la formación de colágeno.


Procura también mantener el peso adecuado, pues el exceso de peso pone presión adicional sobre las articulaciones, por lo que el peso correcto mejora la salud de éstas.

Relacionadas

Comentarios