Economía y FinanzasPara Entender

Guía básica para enfrentar los gasolinazos en 2017

A 15 días de comenzar con la liberación del mercado, aún quedan muchas dudas sobre cómo quedarán los precios, qué tanto subirán, dónde estarán libres y cuándo será así en todo el país. Te explicamos en 10 respuestas lo que sabemos hasta ahora y lo que puedes hacer.

13-12-2016, 6:30:13 AM

NOTA DEL EDITOR: La información fue actualizada el 21 de diciembre con el cronograma que publicó la CRE para liberar los precios de la gasolina en el país. También se actualizará esta nota cuando Hacienda publique los precios máximos para 2017.

A pocos días de que comience la liberalización del mercado de gasolinas en México, aún quedan varias dudas pero hay una cosa segura: los combustibles serán más caros en enero. Cabe resaltar que no significa que el gobierno federal aplicará gasolinazos por decreto, sino que ahora reflejarán las condiciones actuales en el país: un dólar más caro, infraestructura insuficiente, producción de gasolinas deficiente, entre otras.

Todo esto hará que te cueste mucho más llenar el tanque de tu auto. Por ello, Hacienda pondrá un “tope” en los precios en las regiones donde no existan condiciones favorables para un mercado mientras que los agentes reguladores trazarán la hoja de ruta para que en los próximos dos años tengamos precios flotantes en los combustibles.

Mientras esto ocurre, respondemos las preguntas más comunes de los usuarios sobre estos cambios y lo que pueden hacer.

1. ¿Habrá precios libres en todo el país desde el 1 de enero?

No. Lo que comenzará en 2017 es el proceso de liberación del mercado de los combustibles en todo el país. La Comisión Reguladora de Energía (CRE) será la encargada de determinar en cuáles regiones del país puede haber precios libres, tomando en cuenta distintos aspectos, como la existencia de infraestructura suficiente y de competencia efectiva.

Para esto, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) emitirá sus opiniones sobre los elementos a considerar para dejar que el mercado (la oferta y la demanda) determine los precios.

 

2. Entonces, ¿hasta cuándo?

La CRE publicó el pasado 21 de diciembre el cronograma para liberar los precios en todo el país. Este proceso se llevará a cabo en 2017 y se dividirá en 5 etapas a lo largo del año. Gradualmente, se liberarán los precios en 5 regiones y. El cronograma contempla que antes de dejar que los precios sean determinados por el mercado, los gasolineros privados podrán rentar la infraestructura de Pemex para tener suficiente suministro. A este proceso se le llama temporada abierta.

Actualmente, las estaciones de gasolina tienen capacidad de almacenamiento, en el mejor de los casos, de 15 días. Las autoridades cuidarán que haya el abasto suficiente en una región antes de liberar el precio. Una vez que termine la temporada abierta, se flexibilizará el precio. La primera región donde se hará es en Baja California y Sonora el 30 de marzo. Este es el cronograma de la CRE.

Mientras se lleve a cabo el proceso, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público seguirá fijando el precio máximo de los combustibles. A más tardar el 31 de diciembre, la dependencia deberá publicar la metodología para calcular los precios, pero es probable que siga tomando en cuenta estos elementos.

  • Precio de referencia de EU
  • Margen (ganancia de la venta al público)
  • Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS)
  • Otros conceptos (principalmente IVA)

image009

Gráfico: Cofece

3. ¿Un año es suficiente?

La CRE aceleró el proceso de liberación a un año en vez de dos, como se tenía planeado, para cerrar el año “en las mejores condiciones”, según el presidente de la CRE, Guillermo García Alcoer.

“Nos sentimos razonablemente cómodos con el tiempo que estamos estableciendo. Llevarlo más tiempo sería poco productivo. El consumidor mexicano es sofisticado y sólo tenemos que dar un breve periodo de tiempo para que se acostumbre a estas nuevas condiciones”, dijo el funcionario en conferencia de prensa.

Sí será suficiente tiempo o dependerá de la velocidad de las inversiones privadas en aquellas regiones donde no existan las condiciones necesarias para la competencia, eso implica contar con la infraestructura para distribuir los combustibles desde las refinerías o las terminales de importación.

Por ejemplo, la Cofece cita que en el estado de California hay 144 entidades registradas para la distribución de combustibles. Antes de la reforma energética, Pemex tenía el monopolio en este segmento y la formación de mercado está en una fase incipiente.

La construcción e instalación de una terminal de almacenamiento y reparto (TAR) de combustibles lleva al menos un año y medio, dice Ramses Pech, de la consultora Caraiva y Asociados.

4. ¿En cuáles regiones puede liberarse primero el precio?

Por infraestructura y logística, el norte del país es la región donde puede empezarse con la liberación del mercado.

Baja California y Sonora comenzarán el 30 de enero y el 15 de junio le seguirán los demás estados de la frontera norte, que tienen más acceso a infraestructura y donde se están llevando a cabo inversiones.

Por ejemplo, la compañía estadounidense Howard Energy Partners  invertirá 500 millones de dólares en un sistema de poliductos para llevar gasolinas y diesel desde las refinerías de Corpus Christi, Texas, hasta Santa Catarina, Nuevo León, cerca de Monterrey.

En México no existe una red de poliductos que se conecte con todas las TAR del país, por lo que el transporte de combustible se hace en su mayoría con carro tanques (las tradicionales pipas de Pemex), que puede ser hasta 6 veces más caro que llevar gasolina por un ducto, según la Cofece.

5. ¿La gasolina en el centro del país será más cara que en el norte?

No necesariamente. Los gasolineros del centro del país pueden abastecerse a través de las refinerías de Pemex. La empresa productiva del Estado tiene seis refinerías en el país. La de Tula (Hidalgo), Salamanca (Guanajuato), Minatitlán (Veracruz), Ciudad Madero (Tamaulipas), Salina Cruz (Oaxaca) y Cadereyta (Nuevo León).

Pero las refinerías de Pemex presentan problemas en operativos que las han orillado a hacer paros de producción. En 2015, el índice de paros fue de 12.7 por ciento, el mayor en los últimos nueve años, señala la Cofece con información de Pemex. En ese mismo año, se importó el 53 por ciento de combustibles para satisfacer la demanda.

6. ¿Hasta cuánto puede costar la gasolina en enero?

Es importante mencionar que, hoy por hoy, la gasolina en México está subsidiada. Por ley, la Magna no podía costar más de 13.98 pesos por litro este año. Pero el repunte de los precios de petróleo y el tipo de cambio hicieron que Hacienda aplicara estímulos fiscales. Sin éstos, la Magna costaría 15.54 pesos en diciembre.

image010

Gráfico: Cofece.

Con esto en cuenta, la gasolina Magna, la que más se vende en México, puede costar más de 16 pesos en enero. Ramses Pech, de Caraiva y Asociados, calcula que con el precio del barril de petróleo, del tipo de cambio y la inflación, la Magna cueste entre 16.66 y 17.91 pesos en enero; la Premium entre 17.66 y 18.73 pesos y el diesel entre 20.92 hasta 22.78 pesos.

Cabe mencionar que Hacienda debe publicar los precios máximos de gasolinas en las cinco regiones en las que se dividirá el proceso.

7. ¿Es cierto que la gasolina podrá cambiar de precio hasta dos veces al día?

No necesariamente. Lo más probable es que pueda cambiar una vez por semana. El factor que más influye en el costo final de la gasolina en México es el precio de referencia de la Costa del Golfo de México en Estados Unidos.

La Cofece dice que es necesario que en aquellas regiones donde no se liberen aún los precios, la SHCP revise semanalmente las cotizaciones de los precios de referencia para fijar los precios máximos.

En Estados Unidos es común que las estaciones de servicio cambien los precios a lo largo del día, aunque esto tiene que ver con los costos diarios de la gasolina, logística, de competencia, oferta y demanda. En México, al ser un mercado incipiente, es poco probable que veamos esta práctica en el corto plazo.

8. Si van a subir los precios, ¿en qué nos beneficia liberarlos?

Abrir un mercado que por décadas fue acaparado por un solo jugador (Pemex) mostrará las deficiencias existentes en varios puntos del país, como la poca capacidad de almacenamiento y transporte en el sur, las ineficiencias de producción de las refinerías del país y otras condiciones que limitan la competencia efectiva.

La Secretaría de Hacienda estableció que la liberalización se lleve de forma gradual y ordenada. Lo cierto también es que un panorama actual con precios de petróleo más altos no ayudan en la apertura del mercado.

Por ahora, el consumidor no verá beneficios en los precios, sino en los servicios añadidos que le ofrezcan cuando llegue a una estación, como las tiendas de conveniencia. Un ejemplo es FEMSA, que lanzó este año su marca Oxxo Gas, en el que la gente podrá cargar gasolina, comprar en la tienda, hacer pagos o hasta usar el autolavado y comprar boletos de cine. Todo en un solo lugar.

9. ¿Qué puedo hacer?

Ante precios más altos, si eres consumidor puedes hacer varias cosas para ahorrar gasolina, desde mantener tu auto en buen estado y no acelerar ni frenar bruscamente. O si piensas comprar un auto nuevo puedes comparar el rendimiento de combustible entre varios vehículos, el tipo de transmisión (la manual consume menos gasolina que la automática) y hasta aprovechar los servicios añadidos que ofrezcan las estaciones de servicio. Te pueden ahorrar dinero y, sobre todo, tiempo.

10. ¿Y si mejor no uso auto?

Dejar el auto en casa y usar otros medios, como transporte público, servicios de chofer privado (Uber y Cabify) y la bicicleta pueden traerte ahorros; pero lamentamos decirte que ni aun así evitarás todos los impactos que traerán los combustibles más altos. En México, la mayoría de las mercancías se transportan vía terrestre. Si el diesel cuesta en diciembre 14.63 pesos por litro y en enero tiene un incremento significativo, esto afectará al precio final de los productos y servicios.

El Banco de México advirtió en su último reporte trimestral que la inflación podría rebasar el objetivo del banco central (de 3.0 por ciento más/menos un punto porcentual) por la depreciación del peso frente al dólar, aumento en las gasolinas y productos agropecuarios.

Te puede interesar: Por qué la inflación se saldrá de control en 2017

Relacionadas

Comentarios