Economía y FinanzasLo Último

Guadalajara, la ciudad atrapada en las ‘murallas’

La velocidad del crecimiento urbano, así como la adopción de un modelo de suburbio muy parecido al norteamericano fueron creando comunidades cerradas en la Perla Tapatía. Ahora, se enfrenta al gran desafío de derribar sus 'murallas' ¿Cómo lo logrará?

13-03-2017, 1:01:54 PM
Depositphotos.com

Por Jaume Molet, director general de Lamudi México

Trazada en forma de estrella hace más de cuatro siglos Guadalajara y la Zona Metropolitana surgieron a partir de ella, las cuales se encuentran viviendo un momento crucial. Ciudad en construcción con tremendo potencial, en los últimos treinta años su tamaño se ha cuadriplicado resultando en una ciudad extendida que carece de la infraestructura necesaria para alojar apropiadamente a los casi cinco millones de habitantes que tiene.

La velocidad del crecimiento urbano, así como la adopción y adaptación de un modelo de suburbio muy parecido al norteamericano fueron creando comunidades cerradas, los fraccionamientos amurallados comenzaron a aparecer en el paisaje de la ZMG alrededor de los años 90 y, para finales de la primera década del siglo XXI eran una tendencia fortalecida que fomentó la creación de comunidades aisladas.

Se trataba de un autoaislamiento voluntario, en busca de más seguridad, de mejor calidad de vida, sin embargo, el crecimiento expansivo de estos modernos feudos provocó segregación y la pérdida del sentido de ciudad, el concepto de comunidad o hábitat urbano se diluyó. Poco a poco, la ciudad central decreció y sus periferias se potencializaron.

El desmejoramiento urbano trajo como consecuencia la pérdida de espacio público, la aparición no sólo de ciudades dormitorios sino también de cinturones de miseria a sus alrededores, de municipios fantasmas como Tlajomulco cuyo crecimiento desmedido entre 2000 y 2005 derivó en un serio problema de abastecimiento de servicios básicos.

La realidad tapatía actual es sumamente compleja, la propia Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) ha advertido que si el crecimiento de la ZMG sigue al mismo ritmo para 2030 será necesario agregar al menos cinco municipios más para contar con el territorio necesario para alojar a toda la población, situación que se dibuja muy complicada pues el agregar más territorio no soluciona los problemas reales que experimentan quienes viven aquí.

Así, el Plan de Ordenamiento Territorial Metropolitano (Potmet) busca un desarrollo urbano mediante un enfoque integral y multifactorial que logre contener la mancha urbana y garantice los servicios al tiempo que genere sentido de comunidad pues ese es, el verdadero reto.

La implementación de un proyecto de ciudad integral es, para Lamudi, una necesidad urgente, se requiere construir alrededor de áreas que ya cuenten con servicios, vías de comunicación y transporte, al tiempo que se fomenta el uso del transporte alternativo y el comercio en los barrios. Se debe buscar una movilidad urbana sustentable que impulse la creación de áreas heterogéneas alrededor de corredores y estaciones de transporte público.

La tendencia inmobiliaria de usos mixtos que combinen espacios de trabajo, comerciales, residenciales y de esparcimiento es parte de la solución, al igual que los desarrollos de vivienda vertical, sobre todo para el segmento social que ha quedado en verdadero rezago.

En lugar de continuar construyendo vivienda en la periferia se requiere la redensificación de la ciudad, cuidar las áreas verdes y renovar la infraestructura vial.

Fomentar la construcción vertical y los usos mixtos es parte de la solución, pero también es necesario desarrollar las ciudades medias, dotar a todas las localidades de Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá, El Salto, Tlajomulco, Juanacatlán, Ixtlahuacán y Zapotlanejo de infraestructura, fuentes de trabajo y dinámicas internas que permitan a sus habitantes desarrollarse sin sentirse excluidos o viviendo cotidianidades que los lleven a convertirse en ciudadanos péndulos de Guadalajara.

La visión crítica y propositiva con que Guadalajara y su Zona Metropolitana son analizadas en la actualidad permiten pensar que se están plantando las semillas para el replanteamiento del concepto de ciudad con el objetivo de dotar a cada área de todo lo necesario para su desarrollo, el desafío, entonces, está ahí y es momento de estar a la altura de él.

Relacionadas

Comentarios