'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Grupo Interacciones le dice “no” a una fusión con Banorte

Aunque son grupos financieros que pertenecen a una misma familia, su fusión no tendría ninguna razón ni ventaja en el ámbito de los negocios. Carlos Rojo, director general de Grupo Financiero Interacciones, nos explica por qué.

01-05-2016, 11:04:52 PM
Grupo Interacciones le dice “no” a una fusión con Banorte
Genaro Mejía

Al rumor que lleva un año y medio rondando el mundo empresarial y los pasillos de casas de bolsa sobre una posible fusión entre los grupos financieros Banorte e Interacciones, el director general de esta última institución, Carlos Rojo, dice: “No”.

El rumor comenzó el 7 de octubre de 2014, cuando Carlos Hank González, nieto de Roberto González Barrera, fundador de Maseca, y de Carlos Hank González, uno de los políticos priistas más emblemático de la historia, presentó su renuncia al consejo de administración del banco Interacciones, que dirigía desde el año 2000, para incorporarse al Consejo de Administración de Grupo Financiero Banorte.

El rumor tiene sentido si se analiza desde el punto de vista familiar y del origen de ambos grupos financieros. Hoy, la familia González posee acciones de ambas instituciones financieras y Carlos Hank González es hijo de Carlos Hank Rhon, actual presidente de Interacciones, y hoy preside Grupo Banorte, fundado por su abuelo, Roberto González Barrera.

Pero este rumor, al parecer, no tiene sentido si se analiza desde el punto de vista de los negocios. Carlos Rojo, director general de Grupo Financiero Interacciones, en entrevista con Alto Nivel, responde sin dar rodeos: “No está en nuestro radar buscar fusionarnos ni con Banorte ni con ningún otro banco que no tenga esta segmentación en la parte de gobierno. Banorte es una gran institución, donde se hacen las cosas muy bien, pero son un banco más tradicional. Nosotros lo que buscamos es crecer de forma inorgánica buscando empresas enfocadas en la parte de gobierno”.

Lilian Ochoa Guerra, analista de GBM, quien sigue la acción de Interacciones, coincide en que, “en el corto y mediano plazo, esto no va a pasar”. Incluso, cuenta que los analistas bursátiles que siguen las acciones de Interacciones y de Banorte han hablado con los dos lados y ambos han dicho que no tienen intenciones de fusionarse.

“Esta fusión no haría sentido, es una transacción que hoy por hoy no genera valor. Con el tamaño de Banorte, Interacciones terminaría diluyéndose. Y los modelos de negocio son muy diferentes. No sería una fusión estratégica por lo que, desde mi punto de vista, no hace sentido que pase hoy”, explica la analista de GBM.

Por el momento, los inversionistas parecen coincidir con que no es necesaria esta fusión, pues han premiado la acción de Interacciones desde que hizo su oferta pública en diciembre de 2013, cuando inició cotizando a un precio de 61 pesos por acción, mientras el pasado viernes 29 de abril cerró en un precio de 97.41 pesos por acción.

En Banorte, tampoco han ido mal las acciones, pues en los últimos cinco años su valor pasó de 56 pesos por acción a 97.82 pesos al cierre del viernes 29 de abril.

Crecer, sí, y rápido

Aunque unirse a Banorte no les haga sentido de negocio, no significa que a Interacciones no le interese comprar otras empresas. Carlos Rojo, director general del grupo y que ha ocupado diversos cargos dentro desde el año 2000, asegura que hay potencial para seguir creciendo de forma orgánica e inorgánica.

“En el crecimiento inorgánico, es responsabilidad mía y de todo mi equipo mantenernos alertas para buscar qué oportunidades tenemos de adquirir algo en el mercado que nos sume”, dice. Pero aclara que las posibles adquisiciones tienen que cumplir con dos condiciones:

“Primero, que nos sume relativamente rápido porque ni los accionistas ni nosotros tenemos una tolerancia muy grande para perder dinero. Y segundo, que sea de nuestro nicho. Si me dijeras que mañana están vendiendo un banco enfocado en la parte agropecuaria o de hipotecas, te diría: ‘Muy bien, qué bueno, pero no es para nosotros’. Necesitamos buscar ese crecimiento inorgánico en algo que complemente nuestro modelo de negocios.”

Y parece ser que su modelo de negocios y su nicho de mercado no se van a mover de los créditos relacionados con el gobierno. “Si es un tema enfocado a la iniciativa privada, no lo vamos a analizar por muy rentable que sea porque nuestro tiempo y nuestro capital deben estar enfocados a decisiones que agreguen valor rápido a la acción de Interacciones”, dice.

Lilian Ochoa, de GBM, coincide con Carlos Rojo: “Hacia adelante, yo creo que sí podrían estar buscando algo para diversificar la composición de su cartera y para ofrecer mayores servicios a sus clientes. Puede ser algo de arrendamiento o de pago de nómina, muy enfocado al nicho de mercado al que van dirigidos (gobierno).”

Hay empresas como Crédito Real, que ofrece diversos tipos de crédito, pero cuyo mayor negocio está en dar créditos vía nómina a empleados del gobierno. ¿Les interesaría una empresa como ésta?, se le pregunta a Rojo. Su respuesta no deja lugar a dudas de la claridad que tiene sobre dónde están las oportunidades de negocio y en dónde no:

“Te diría que cualquier cosa que tuviera que ver con el gobierno, estaríamos dispuestos a analizarla, yéndonos tan abajo, como con empleados de gobierno, o tan arriba, con una empresa enfocada a hacer banca de inversión con los gobiernos. Son los dos extremos y en los dos extremos estaríamos interesados en analizarlo y en planteárselo a nuestro Consejo.”

“El tamaño no nos obsesiona”

La meta de Carlos Rojo es agresiva ante la competencia en el nicho de gobierno, donde justo es Banorte el que lidera el sector y abajo les sigue BBVA Bancomer de cerca: duplicar cartera de crédito y de activos en tres años.

En el primer trimestre del año, su estrategia parece estar dando resultado. La utilidad neta ascendió a 508 millones de pesos (mdp), 24.21% más que el mismo periodo de 2015, mientras la cartera de crédito creció 10.71%, al llegar a 87,350 mdp.

En la actualidad, es el octavo grupo financiero en activos y en captación. “Pero somos el banco número dos en rentabilidad y el número uno en calidad de activos”, presume el director general.

“El tamaño no es una cosa que nos obsesione. Nuestra obsesión es convertirnos en el banco más rentable y con mejor calidad de activos. Y la escala es una consecuencia de la especialización y de estar haciendo estas dos cosas bien. ¿Cómo veo el banco en cinco años? Necesitamos ser el número uno en rentabilidad y mantenernos como el número uno en calidad de activos”, comenta.

Carlos Rojo tiene las credenciales para alcanzar estas metas. Economista con más de 20 años de experiencia en el sector financiero y de negocios, Rojo se graduó de la licenciatura en Economía en la Universidad Iberoamericana, y estudió un posgrado en Ingeniería Financiera y Finanzas Corporativas en la Universidad de California (UCLA).

Durante su trayectoria en Interacciones, ha logrado resultados impresionantes: logró incrementar 13 veces la utilidad neta, al pasar de 154 mdp en el año 2004 a 1,936 mdp en 2014. En ese mismo lapso, los activos del grupo crecieron 19 veces al incrementarse de 8,286 mdp a 156,054 mdp.

“En general, Interacciones tiene un fuerte potencial de crecimiento con niveles de riesgo muy bajos”, afirma la analista bursátil Lilian Ochoa, quien agrega que “Interacciones es uno de los bancos cuya acción tiene mayor potencial de crecimiento”.

Sin embargo, sí ve un riesgo en el mediano plazo. Su reto es innovar. “Actualmente sus principales clientes son 18 estados y, conforme vayan creciendo, van a llegar a los 32 estados. ¿De ahí hacia dónde crecerían? ¿Cómo va a crecer su cartera? Ellos tienen que ir innovando, generando una gama de productos y ofreciendo mayores servicios a los mismos clientes que tienen para poder seguir creciendo. Y en eso deben estar enfocados”, recomienda la especialista de GBM.

Carlos Rojo no pierde el optimismo ni la confianza en que el camino es el correcto. Manteniendo su estrategia, asegura, el grupo se seguirá especializando y tomando más porción del mercado. “Y, sin lugar a dudas, nos vamos a convertir en el número uno en participación de mercado en el sector de gobierno.”

Relacionadas

Comentarios