Estilo de VidaHistorias

Greg Simkins, imaginación que se desborda

Animales extraños, fondos oscuros y elementos difíciles de describir son parte de la obra de este extravagante y talentoso artista.

11-05-2010, 5:00:00 PM
Greg Simkins, imaginación que se desborda
Estilo Hoy

El solo rostro del californiano Greg Simkins dice que hay algo en él de extravagante o “loco”, en buenos términos. Tiene 35 años y es un artista del gusto de quienes salen de los cánones tradicionales y adoran la fusión entre lo surrealista y lo fantástico.


Comenzó a hacer ilustraciones cuando era solo un niño y se inspiraba en los dibujos animados y algunos libros como “The Phantom Tollbooth” o “Las Crónicas de Narnia”. Ya a los 18 años su técnica evolucionó y realizó muchos bocetos en forma de graffiti, los que firmaba con el seudónimo de Carola.


Ésta sería la primera etapa de gran creación artística de Simkins antes de saltar al lienzo, años donde manejó la perspectiva y el color, desarrollando mayores habilidades artísticas, que más tarde trasladaría a su trabajo con acrílicos.


Tras graduarse como Licenciado en Arte en la Universidad Estatal de California, trabajó como ilustrador para tiendas de ropa y luego en algunos videojuegos. Sin embargo, fue en 2005 cuando el gran golpe de suerte llegó y comenzó a dedicarse por completo al arte.


Hoy sus pinturas son expuestas en numerosas exposiciones colectivas y sus dibujos son requeridos por muchas industrias de música, juguetes y videojuegos. La lista de clientes y colaboraciones incluye Disney, Mattel, Upper Playground, To Die For, Vans, Converse, Saosin, Gym Class Heroes, Pennywise, STRANGEco, AFI, Kid Robot, Ningyoushi, Zero Friends, Epitaph, Dark Horse y Pulse International.


El trabajo de Simkins
Cada cuadro de Simkins representa una fantasía surrealista, una exquisita mezcla entre la alucinación conciente y una pesadilla infantil. Sobre esto último cabe señalar que este californiano creció cerca de un Zoo, por lo que en muchas ocasiones es posible ver animales en sus cuadros, especialmente un conejo.


Se aprecian además ciertos elementos de la cultura pop y otros de línea más kitsch, todo enmarcado en un escenario de infinita imaginación y genialidad que son propios de Craola. Elucubraciones retorcidas de la mente que se plasman de pronto frente a nuestros ojos de la mano de un artista que debes conocer.


 









Relacionadas

Comentarios