HistoriasNegocios

Gobierno del Bronco acuerda con Kia reducir incentivos

Tras varios meses de negociaciones, el gobierno de Nuevo León acordó con la automotriz reducir los incentivos desde 28% a solo 10.5% de la inversión total de la empresa.

08-06-2016, 4:39:26 PM
Gobierno del Bronco acuerda con Kia reducir incentivos
Altonivel

El gobierno del estado mexicano de Nuevo León llegó a un acuerdo con la armadora coreana Kia Motors, en torno una disputa sobre su planta en Pesquería, que contempla la reducción de incentivos a un 10.5 por ciento de la inversión total de la empresa desde el 28 por ciento anterior, dijo el miércoles un funcionario estatal.

El acuerdo, con el que se zanjaría la controversia, elimina el reembolso del Impuesto Sobre la Renta (ISR) a la vez que la empresa se compromete a elevar sus compras a proveedores locales y dar prioridad al estado en nuevas inversiones, dijo el secretario estatal, Fernando Turner.

El Gobierno de Nuevo León detalló en un comunicado que el acuerdo contempla acotar el Impuesto Sobre Nómina (ISN) a los términos que establecen las Leyes estatales de 5 años y se eliminaron algunos compromisos de inversión como la construcción de una escuela técnica y de una central de bomberos, así como los beneficios del pago de la fiesta de inauguración, la tenencia y multas. Algunos servicios como electricidad, agua ultrapura, entre otros sean proporcionados por terceros calificados y no por el gobierno estatal, para reducir la carga fiscal.

“Este nuevo acuerdo permite generar ahorros sustanciales para el Gobierno de Nuevo León, pero sobre todo tiene como fin apoyar a KIA Motors, para que sus operaciones y su futuro tengan certidumbre legal, que contribuya a impulsarla a una nueva etapa de crecimiento” resaltó Turner.

Además, la armadora aceptó contribuir al ayuntamiento de Pesquería con recursos por alrededor de 150 millones de pesos, que serán destinados a la realización de obras municipales. 

La automotriz señaló a través de un comunicado que las partes llegaron a un acuerdo “mutuo y satisfactorio” que “permitirá que se escriba un nuevo capítulo en la historia de la industria automotriz en Nuevo León (…) y se genera así un ambiente confiable para los inversionistas y corporativos internacionales”.

El actual gobierno de Nuevo León había exigido a Kia que renegociara algunos de los incentivos prometidos en el contrato que firmó en 2014 con el gobierno de Rodrigo Medina por considerar que eran “excesivos” y violaban leyes locales.

También puedes leer: Kia inicia operación de planta en México sin resolver crisis

El pasado 15 de mayo, Kia comenzó las operaciones de su planta sin haber llegado a un acuerdo.

El acuerdo anterior consistía en que el gobierno local apoyaría a la compañía con incentivos por 11,500 millones de pesos (mdp) o hasta un un 28% de la inversión total que hecha para la armadora, algo que el gobierno del Jaime Rodríguez se negó a aceptar. Y es que de acuerdo con su secretario de Desarrollo Económico, Fernando Turner, el pacto establecido con Medina era totalmente insostenible, absurdo y “completamente injusto para el pueblo de Nuevo León”, aseguró el funcionario en entrevista con Alto Nivel en abril pasado.

La inversión que la empresa realizó para poder establecer esta armadora en la entidad fue en su totalidad de 3 mil millones de dólares (mdd).

El primer modelo que producirá la compañía en México será el subcompacto Kia Forte, del cual se tiene programada para este 2016 la creación de 100 mil unidades del automóvil, mismas que se incrementarán en 2017 y 2018 a 300 mil, con lo que se logrará tener un vehículo nuevo cada 56 segundos.

Es importante señalar que el 80% de la producción de la planta de Pesquería estará destinada a la exportación hasta a 80 países distintos, entre ellos Estados Unidos.

En su defensa Kia aseguró que únicamente por la exportación de los automóviles que la planta producirá se permitirá al estado de Nuevo León obtener ganancias anuales por hasta 4 mil mdd.

A esta cantidad se le sumarán en la próxima década alrededor de 1,500 mdd más, los cuáles llegarán como derrama económica a las zonas aledañas al lugar donde quedará establecida la planta. En materia de empleos, en un inicio son 7 mil personas las que se ven beneficiadas con la instalación, sin embargo, esta cifra podría elevarse hasta 14 mil personas en conjunto con el tema de proveedores. Al interior del lugar, 90% de los empleos serán ocupados por mexicanos y el 10% restante por personal coreano.

En abril pasado el gobierno federal considera una inversión de alrededor de 500 millones de pesos (mdp) para laconstrucción de vialidades que faciliten la operación de la planta automotriz.

El subsecretario de Comunicaciones y Transportes, Raúl Murrieta, explicó “si bien el asunto de Kia no entra en el Fondo Nacional de Desastres, si no hacemos algo va a ser un verdadero desastre”.

Relacionadas

Comentarios