Estilo de VidaHistorias

Gastronomía húngara, condimentos que encantan

Hungría no destaca sólo por su sólo por su intensa vida musical y cultural, también por su compleja tradición culinaria, capaz de sorprender a los más sofisticados.

08-02-2010, 5:00:00 PM
Gastronomía húngara, condimentos que encantan
Estilo Hoy

Hungría es un país rico en tradición e historia musical y cultural, características a las que agrega una excelente cocina, capaz de sorprenderte y en la que se mezclan sabores picantes y aromas complejos que deleitan al más fino paladar.


Sus sabores se basan en tradiciones remotas de la parte este de Europa y en la condimentación y métodos de preparación que incluyen como alimentos centrales al páprika, conocido en la lengua hispana como pimiento y también al ajo, que abunda en el país.


Así, en los meses de otoño es habital disfrutar la espectacular vista de hileras de páprikas colgando en las paredes blancas de las casas campesinas, de la región de Kalocsa en el sur a orillas del río Danubio.


Las técnicas culinarias básicas agregan también la manteca húngara, el páprika verde y molida húngaras, además de tomates y cebollas del país. La manteca suele utilizarse para espesar las sopas y guisos, mediante una salsa que además contiene harina tostada. Ésta también desarrolla un papel fundamental para dotar a la cocina húngara de los particulares colores por los que es conocida, así como también por el alto nivel nutritivo que contiene. La cebolla y la páprika molida generalmente se frien, en una proporción que dependerá del plato que se quiera preparar. Estos sofritos son los encargados de dar un sabor distintivo a la gastronomía húngara.


Ahora que ya sabes estos detalles te contamos de 2 excelentes alternativas de la cocina de este país.


Sopa Gulash
Contiene carne de res, papas, páprikas verdes, cebolla, tomate, sal páprika molida, tomate y ajo.
 
Para su preparación basta con contar la carne, que debe ser jugosa, en cuadritos de 1,5 a 2 centímetros; dorar la cebolla en manteca derretida y agregar la páprika molida. A continuación añadir la sal y la carne para dejar que se ablande sin que llegue a hervir. Los ajos y el comino se incorporan posteriormente con muy poca agua revolviendo de vez en cuando. Mientras tanto corta las papas, el tomate y la páprika verde para preparar una salsa que deberás introducir a la sopa para luego servir.


Páprikas de pollo, cordero o ternera
En lugar de agua, este guiso quedará realmente exquisito si se le agrega caldo de hueso. Necesitarás 100 gramos de manteca, sal, 120 gramos de cebollas, 2 kilos de pollo o 1 de cordero sin hueso, 160 gramos de páprikas verdes y 12 de páprikas molidas y crema de lecha agria en poca cantidad.


¿Preparación? Primero debes poner los huesos bien lavados, de vaca o ternera a cocer en agua fría a fuego lento y luego de 2 horas de cocción añadir verduras. Luego corta la carne en cuadrados de 2 a 3 centímetros, la carne con hueso en trozos de 40 o 50 gramos y el pollo en 8 o 10 pedazos.


Posteriormente, pon la carne a dorar, agrega sal y continúa friendo. Revuelve de vez en cuando y cada vez que el líquido se reabsorba agrega un poco para que la carne no hierva, sino que se sazone en su propia grasa. Una vez que esté blanda, agrega el tomate y la paprika verde cortados en cuadraditos. Finalmente, mezcla la crema de leche agria con la harina, sin que se hagan grumos y sirve con con ensalada, si lo deseas.

Relacionadas

Comentarios