Economía y FinanzasPara Entender

El ‘gasolinazo’ dará 284,000 mdp al gobierno en 2017

Desde 2016, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público aplicó una cuota fija del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, que de enero a octubre le ha dejado una recaudación de 240,000 millones de pesos.

09-01-2017, 7:03:24 AM

Las gasolinas y el diesel son más caros por el incremento del precio del petróleo y la depreciación del peso frente al dólar, pero el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios sobre estos combustibles constituirá entre el 20 y 40 por ciento del precio final en este año.

Por este concepto, el gobierno tendrá una recaudación de al menos 284,00 millones de pesos en 2017, de acuerdo con lo aprobado en la Ley de Ingresos del próximo año.

En el proceso de liberación, los precios se regirán por cuatro factores: El precio de referencia en Estados Unidos, la cuota del IEPS aplicada, el margen de ganancia para las estaciones de gasolina, y otros conceptos (como el IVA).

En 2016, el IEPS a la Magna representaba el 26 por ciento del costo total, el 18.9 por ciento de la Premium y el 34.1 por ciento del diesel, de acuerdo con un documento de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

Fuente: Cofece

Desde 2016, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público aplicó una cuota fija del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, que de enero a octubre le ha dejado una recaudación de 240,000 millones de pesos, 32 por ciento más que en el mismo periodo del año 2015, de acuerdo con registros de la propia dependencia.

La dependencia publicó la metodología para calcular los precios de la gasolina y el diesel en las distintas regiones del país, que aumentaron hasta 20 por ciento en el caso de la Premium y 16 por ciento en la Magna, desde el pasado 1 de enero.

Cabe aclarar que Hacienda seguirá fijando los precios hasta que concluya la liberalización del mercado en el país, que empezará en marzo en los estados de Baja California y Sonora, de acuerdo con el cronograma de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Después del anuncio de Hacienda, la población manifestó su molestia a través de redes sociales e incluso lanzaron convocatorias para hacer un boicot y no comprar gasolina durante tres días. También han surgido varios cuestionamientos sobre los incrementos. En Alto Nivel contestamos a algunas preguntas. Si tienes más puedes dejarlas en la zona de comentarios y a la brevedad actualizaremos el artículo.

¿La gasolina será más cara en 2017 por más impuestos?

No. Estas cuotas seguirán fijas en 2017, pero ya no habrá un tope mínimo o máximo a los precios de los combustibles para todo el país, como ocurrió en 2016. Desde el 1 de enero hemos visto precios diferenciados por regiones, hasta entre municipios.

El costo promedio de las gasolinas y el diesel entre el 1 de enero y 3 de febrero será de 15.99 para la Magna, 17.79 para la Premium y 17.05 para el diesel. Es decir, de lo que te cueste llenar tu tanque con Magna el primer mes de 2017, el 26.8 por ciento será por la cuota del IEPS. En el caso de la Premium, el 20.04 por ciento en el caso de la Premium y el 27.7 por ciento por cada litro de diesel que compres.

Y si se toma en cuenta el IVA, en total se pagarán hasta 43 por ciento de impuestos por litro.

A partir del sábado 4 de febrero, los precios se ajustarán semanalmente y a partir del 18 se hará diariamente.

¿Cuánto pago de impuestos por litro?

Por la gasolina Magna se pagan 4.30 pesos por litro; 3.64 pesos por la Premium  y 4.73 pesos por el diesel.

¿Por qué sube la gasolina si México es un país petrolero?

Es verdad que, históricamente, México ha estado entre los 10 primeros productores de petróleo en el mundo y entre los 20 primeros con mayores reservas. Pero lo cierto también es que su producción de crudo y gasolina ha decaído.

Después de alcanzar sus picos en 2004, la producción de Pemex ha decaído por el agotamiento de Cantarell, el segundo yacimiento de petróleo más grande de la historia, que representó más de la mitad de producción de la compañía estatal. En la siguiente gráfica se puede apreciar el declive de Cantarell.

En el tercer trimestre de 2016, Pemex reportó pérdidas por 118,400 millones de pesos (mdp), de las cuales la mayoría se concentran en el negocio de Transformación Industrial (TRI) debido a que las refinerías del país han tenido que hacer paros técnicos por falta de mantenimiento, afectando la producción de combustibles.

¿Por qué ahora es más barata la gasolina en Estados Unidos?

Hay que recordar que, por décadas, la gasolina en México fue más barata en Estados Unidos porque estaba subsidiada. Esto significa que, aunque subiera o bajara el precio del petróleo, se mantenían fijos los precios en el país porque la gasolina se costeaba con dinero de la nación. En otras palabras, el dinero de todos, sin importar si usábamos más o menos gasolina.

A partir del sexenio de Felipe Calderón comenzó la política de deslizamiento de precios para quitar gradualmente el subsidio e igualar los precios en Estados Unidos, práctica que se conoció popularmente como el gasolinazo. En 2013, el precio de la gasolina en Estados Unidos ya era más barato que en México, por lo que el subsidio que aplicaba el gobierno se convirtió en un ingreso extra, que le sirve en un momento en el que los ingresos petroleros cayeron a partir de 2014.

¿Por qué cuando bajaron los precios del petróleo no bajó la gasolina en México?

Porque, hoy por hoy, los precios de las gasolinas y el diesel siguen controlados por el gobierno. Si el barril de petróleo estaba a 100 dólares, en todo el mundo se pagaba el combustible de acuerdo al costo del insumo. Pero en México se mantenía subsidiado el precio, por lo que los consumidores no sentían los cambios en el mercado.

También cabe mencionar que el IEPS a las gasolinas se ha vuelto una fuente importante de ingresos del gobierno. Por este concepto, Hacienda espera obtener hasta el 6.0 por ciento de todos sus ingresos de 2017.

Te puede interesar: 3 razones que explican el desabasto de gasolinas en México

¿Qué tiene que ocurrir para que baje el precio?

Hay tres vías por las que puede bajar el precio de los combustibles, pero dos no dependen de México. La primera es que bajen de nuevo los precios internacionales del petróleo, algo que es poco probable que ocurra después de que la Organización de Productores y Exportadores de Petróleo (OPEP) acordaron recortar la extracción de crudo en 1.2 millones de barriles.

La segunda es que el peso mexicano gane el terreno frente al dólar, aunque la incertidumbre por la victoria de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos y sus políticas comerciales adversas a México también hacen poco probable este escenario. En el mejor caso, los especialistas del sector privado encuestados por Banxico esperan que en 2017 el tipo de cambio cierre en 21.21 pesos por dólar.

La tercera sí depende de México: que bajen los impuestos a la gasolina. Esto tendría que aprobarlo el Congreso en la discusión del Paquete Económico 2018.

Te puede interesar: Guía Básica para enfrentar los gasolinazos en 2017

Relacionadas

Comentarios