HistoriasNegocios

Fumó durante 40 años, enfermó de cáncer y ganó 13 mdd por hacerlo

Este es el caso de Richard Boeken, quien fumaba dos cajetillas al día y fue el protagonista de una historia que cambió la industria de los cigarros.

09-06-2017, 11:36:23 AM
fumador

Esto sucedió entre 2001 y 2011. Imagina que desde los 13 años comenzaste a fumar por voluntad propia, pero 40 años después enfermas de cáncer de pulmón irreversible, y luego culpas de tu adicción a una tabacalera porque te hizo creer que echar humo por la boca era fabuloso.

Este es el caso de Richard Boeken, un agente de bolsa que por su hábito al tabaco el cáncer acabó con su vida y, de paso, afectó su columna vertebral y su cerebro, de acuerdo a información en The New York Times.

Hace unos 16 años había comerciales de cigarros, gente fumando en cualquier imagen y mucha publicidad en todas partes, pero una demanda multimillonaria a la compañía tabacalera Philip Morris sentó un precedente sobre los peligros de fumar.

En la sentencia, un tribunal de Los Angeles determinó que la firma debía pagar más de 3 mil millones de dólares a Boeken, quien alegó la tabacalera nunca advirtió a los consumidores sobre los daños del cigarro.

Pese a que la defensa de Philip Morris argumentó en el juicio que la empresa nunca había obligado a fumar al demandante, la decisión fue a favor del agente de bolsa, quien en vida se quedó a la mitad de camino en la demanda.

Tras el fallo la tabacalera apeló y Boeken murió en enero de 2002, pero su hijo continuó con la demanda. Fue hasta agosto de 2011 cuando logró un acuerdo con Philip Morris, que le pagó 12.8 millones de dólares.

¿Qué tanto fumaba Richard Boeken? Dos cajetillas diarias de cigarros Marlboro, cuando aún no era popular la afirmación de que la adicción provoca cáncer de pulmón, entre otras enfermedades.

Philip Morris dominaba entonces el 50 por ciento del mercado estadounidense del cigarrillo, sin embargo, el caso sentó un precedente para cambiar la publicidad de las cigarreras.

Por ejemplo, desde septiembre de 2010 se incluyeron en México pictogramas en las cajetillas de cigarrillos (imágenes y mensajes que advierten sobre los peligros de fumar), que cambian cada tres meses.

A modo de álbum, las imágenes cubren casi una cuarta parte de la cajetilla y en un inicio presentaron a un niño tapándose la boca, en expresión de desagrado por el humo de cigarro que podría oler de los adultos que fumaban a su alrededor.

En las leyendas se leía: “Fumar mata y no sólo a ti”, “Fumada tras fumada lo puedes perder” o “Tendrás una muerte lenta y dolorosa”, entre otros mensajes de advertencia para tu salud.

Este texto fue escrito originalmente en Cultura Colectiva.

Relacionadas

Comentarios