ActualidadHistorias

Florida se prepara contra desastre

Florida continúa con sus preparativos para salvaguardar las costas del estado.

04-05-2010, 8:21:25 AM
Florida se prepara contra desastre
Reuters
4 de mayo de 2010

Las autoridades de Florida continúan los preparativos para salvaguardar su costa noroeste y evitar un desastre ecológico por la llegada a partir del miércoles de la marea negra de petróleo que afecta ya a la costa de Luisiana.

El Departamento de Protección Medioambiental de Florida (DEP), junto con el equipo de respuesta de emergencia, señalaron hoy en un comunicado que “no se prevé ningún impacto de la ‘marea negra’ en las costas de Florida hasta el próximo miércoles”.

“Florida continúa con sus preparativos para salvaguardar las costas del estado”, ante la posibilidad de que el vertido de petróleo comience a manchar, mediada la semana, Panhandle, en el borde noroeste floridano.

El DEP (por su sigla en inglés), así como la Comisión de Vida Silvestre y Pesca (FWC), agencias federales y gobernación condal, evalúan el potencial impacto del vertido en las aguas y el hábitat de peces y marisco en las costas floridanas y del Golfo de México.

Además del análisis en laboratorio de los componentes volátiles orgánicos presentes en las aguas, hasta el momento en buen estado, los organismos oficiales esperan concluir esta semana una valoración de la calidad del aire y la situación de Panhandle.

El viernes pasado el gobernador de Florida, Charlie Crist, decretó el estado de emergencia para los condados de Escambia, Santa Rosa, Okaloosa, Walton, Bay, debido a la amenaza que entraña para esta zona el vertido de crudo en el Golfo de México originado el pasado 20 de abril tras la explosión y el derrumbe de la plataforma “Deepwater Horizon”.

“Creo que dentro de unos días la mancha tóxica de crudo va a llegar a las costas de Luisiana, Alabama, Misisipi y Pensacola (costa noroeste de Florida), estoy seguro de eso”, dijo hoy a Efe Daniel Suman, profesor de la Facultad de Ciencias Marinas de la Universidad de Miami (UM).

En opinión de Suman, si los vientos del sur siguen soplando hacia el norte y continúa el derrame de petróleo (las últimas estimaciones hablan de 800.000 litros de crudo diario), entonces, la llegada de la “marea negra” resultará casi inevitable.

En Pensacola, cientos de voluntarios se han movilizado en tareas de protección de las playas, consideradas entre las más bellas del estado, mientras la base aeronaval de la ciudad cuenta con camiones cisternas diseñados para recoger cada uno una media de 70 barriles de petróleo.

Suman expresó su gran preocupación por la posibilidad de que la fuerte corriente marina del Golfo de México y el cambio en la dirección de los vientos puedan arrastrar el vertido incontrolado de crudo hacia el sur, lo que pondría los cayos de Florida en grave peligro.

La corriente del Golfo de México, precisó, nace en el Caribe y, tras entrar por el estrecho de Yucatán (México), gira en el Golfo y prosigue su curso hacia el sur a través de los cayos de Florida hasta desembocar en el Atlántico.

Si continúa el vertido incontrolado de crudo y “los vientos cambian y soplan hacia el sur”, la mancha negra de petróleo sería absorbida por la “corriente fuerte” del Golfo de México y “podríamos ver parte de la marea negra en los cayos de Florida (extremo sur del estado)”.

“Es bien posible, pero depende de la dirección de los vientos”, puntualizó.

En cuanto al sistema de balizas flotantes situadas como barrera contra el avance de la marea negra, Suman se mostró escéptico sobre su eficacia, ya que, sostuvo, “si hay viento y oleaje no son muy efectivas; aunque hay que hacer todo lo posible”.

En concreto, en costas abiertas, como son las de Panhandle, “dudo sinceramente de que sean eficaces (las barreras flotantes)” e indicó que las playas y marismas de esa zona pueden ser las primeras víctimas de la “marea negra” en Florida.

Agregó que el desastre ecológico al que se enfrenta Estados Unidos podría igualar al causó el vertido del Exxon Valdezm, en 1989, que chocó contra un arrecife en el estuario de Prince William Sound (Alaska), y vertió al agua 42 millones de litros de petróleo, causando una marea negra de 6.000 kilómetros cuadrados.

“Si la cantidad es la que se estima, en 45 días el volumen de petróleo vertido va a igualar al del Exxon Valdezm hace 20 años”, advirtió.

www.altonivel.com.mx

Relacionadas

Comentarios