A FondoEl Mundo

¿Por fin habrá una Cuba libre después de Fidel?

¿La muerte del líder de la Revolución es el comienzo de una nueva era en Cuba, o seguirá el castrismo en el poder? Con la ayuda de un experto, te explicamos los escenarios para la isla tras este suceso histórico.

01-12-2016, 6:30:36 AM
¿Habrá un cambio de régimen en Cuba tras la muerte de su líder Fidel Castro?
¿Habrá un cambio de régimen en Cuba tras la muerte de su líder Fidel Castro?

Fidel Castro, uno de los personajes icónicos -posiblemente el último- del Siglo XX, murió el pasado viernes por la noche. La educación y la salud han sido señalados como los grandes logros del líder de la Revolución en Cuba. La falta de libertades y el bajo desarrollo económico han sido los principales errores durante los más de 55 años que lleva perdurando el sistema castrista.

Con la muerte de Fidel -el líder indiscutible de Cuba durante casi todo el siglo pasado- parece que el país cierra una etapa. Desde 2006, su hermano Raúl –de 85 años- relevó al carismático dictador como presidente del Gobierno cubano, un tiempo durante el que ha llevado una serie de reformas que encaminan a la isla hacía mayor apertura con el exterior y a un comunismo descafeinado, como el de Vietnam o el de China. Pero nada es claro todavía y aún queda una gran incógnita.

¿Cuándo podríamos ver un cambio de régimen?

“Esta es una pregunta que nadie puede contestar”, dice el diplomático mexicano Walter Astié-Burgos en una entrevista con Alto Nivel. Para Astié-Burgos, que ejerce como profesor de relaciones internacionales en la Universidad Anáhuac México Sur, indica que todo el panorama está bastante confuso debido a dos motivos: qué va a pasar en la isla sin la figura de Fidel; y cómo va afectar la elección de Donald Trump como presidente en EU.

¿Qué va a pasar sin la figura de Fidel?

Fidel Castro era una figura emblemática y respetada dentro de Cuba. Tenía mucha influencia dentro del aparato del Estado y de la sociedad. El problema ahora, según explica el académico, es saber cómo queda el “reacomodo” de fuerzas en los órganos de poder cubanos.

El líder actualmente es Raúl Castro, quien no es una figura tan poderosa como la de Fidel y que está rodeado por una gran burocracia de partido y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR, el Ejército) que no están “tan interesados” en que las cosas cambien.

“Estos son quienes se han beneficiado realmente de la revolución y, lo normal, es que no quieran cambios profundos”, comenta. Sin embargo, el fallecimiento del mandatario puede por el contrario acelerar la agenda de cambios y de reformas que estaban planeadas, ya que Fidel Castro no veía con buenos ojos algunas de las decisiones que había tomado su hermano Raúl.

¿Hasta qué punto era Fidel un freno para los cambios que habíamos visto en Cuba?

Durante los últimos diez años hemos visto cambios paulatinos en la isla. Algunos son:

  • Unos 500,000 cubanos han empezado a laborar como cuentapropistas, una especie de trabajadores independientes.
  • Se redujeron los requisitos para que los cubanos pudieran salir de la isla.
  • Se aprobó un límite de los mandatarios públicos a un máximo de 10 años. Raúl Castro deberá dejar la presidencia en febrero de 2018
  • Avanzó el acceso a internet
  • Están dando facilidades a la llegada de inversión extranjera directa (IED) a la isla.
  • Descongelamiento de las relaciones con EU, posiblemente el más importante de todos.

 

Astié-Burgos afirma que Raúl es un dirigente “más pragmático” que su hermano y aprobó medidas más aperturistas que no eran bien vistas por Fidel. “No necesitamos que el imperio nos regale nada”, comentaba el mandatario en una carta publicada en el diario oficial Granma en marzo de este año.

“Mientras Fidel estuviera ahí, no iba a permitir grandes cambios porque era destruir su figura y todo lo que había hecho”, asegura Astié-Burgos, quien durante su carrera ha sido embajador de México en varios países.

Raúl seguirá en el poder hasta 2018. ¿Cuál es la agenda hasta entonces?

La intención de Raúl Castro es seguir con estos cambios. En materia económica, Cuba está muy golpeada. Su PIB apenas creció un 1 por ciento en la primera mitad de este año y están muy afectados por el fin de la ayuda venezolana, que les vendía petróleo a precios muy baratos.

“Su ruta creo que será no aplicar cambios radicales, buscar un modelo parecido al chino y dar mayor apertura económica, pero manteniendo el control político”, opina el profesor de la Universidad Anáhuac. No obstante, la llegada de Trump al poder podría trastocar la hoja de ruta que se había marcado el régimen cubano para después de 2018.

¿Qué sucederá con las relaciones con EU?

Este es un punto clave para el futuro de la isla. En los últimos años de presidencia de Obama, Cuba y EU han retomado relaciones diplomáticas después de casi 50 años de enfriamiento. De hecho, hace unos días llegó el primer vuelo de Miami a La Habana, algo impensable hace unos años.

Pero ahora el nuevo presidente será Donald Trump y cuando murió esta figura relevante a nivel internacional se expresó en estos términos:

Aparte de alegrarse públicamente por la muerte de Fidel Castro, el magnate estadounidense ha manifestado en numerosas ocasiones que quiere llenar de nuevo de prisioneros la base de Guantánamo, que se encuentra localizada en la Isla de Cuba y que es una fuente de discordancia entre ambos gobiernos.

Asimismo, Trump se ha posicionado en contra de continuar por la senda marcada por Obama y, por el momento, ha pedido a Cuba que haga más cambios si quiere continuar con el proceso.

“La agresividad que ejerza Trump sobre la isla puede provocar que se fortalezca el ala dura del régimen cubano y que se cierren ante cualquier tipo de apertura”, explica el diplomático. Desde la victoria de la Revolución, una de las grandes armas del régimen para su defensa ha sido el miedo a la amenaza externa como elemento de cohesión.

En ese aspecto, Astié-Burgos teme que si Trump toma una postura contra la apertura de la isla, los dirigentes pueden volver a jugar esa carta y que Cuba vuelva a cerrarse al mundo.

“Un EU duro puede dar impulso a que después de que Raúl Castro deje la presidencia en 2018 veamos a un candidato continuista en Cuba”, afirma.

¿Qué oposición hay al régimen cubano?

La mayoría de la oposición al régimen comunista se encuentra en Florida. Para el ex embajador, será importante ver qué papel juegan los cubanos que viven en Miami para el futuro de la isla. “Si ellos toman una posición más suave, podrían influir en el gobierno de EU para continuar las relaciones”, explica, aunque también advierte que puede ocurrir lo contrario.

Dentro de Cuba hay una oposición más tenue, debido a la efectividad del estado para reprimir este tipo de movimientos durante años. Pero últimamente han aparecido grupos como las Damas de Blanco que han recabado apoyo social en sus manifestaciones por la liberación de presos políticos, que en general son maridos o familiares suyos.

“Por el momento no veo una oposición fuerte que pueda motivar un cambio”, sentencia el académico.

Fidel Castro: el ‘compañero’ y ‘dictador’ que gobernó Cuba

Relacionadas

Comentarios