HistoriasNegocios

‘EU tendrá pronto un presidente de origen mexicano’

La relación económica y cultural que mantienen México y Estados Unidos es una realidad que nadie puede detener, asegura a Alto Nivel el presidente de la American Chamber of Commerce of Mexico, frente a la posibilidad de que Donald Trump pueda llegar a la presidencia estadounidense.

27-09-2016, 3:12:23 AM
Roberto Arteaga y Genaro Mejía

Hace un par de meses, José Maria Zas sorprendió a las personas con las que conversaba en Nueva York, Estados Unidos, cuando brindó su opinión sobre el futuro de la relación entre México y la nación estadounidense dentro de plena contienda electoral en el vecino país del norte.

En la Unión Americana, es “mejor que empiecen a aprender español, porque yo soy un creyente de que dentro de tres o cuatro presidentes (estadounidenses) más se va a hablar español. No tengo ninguna duda. Y que va a ser de origen mexicano. Hay toda una realidad que no se puede negar”, asegura en entrevista José Maria Zas, presidente de la American Chamber of Commerce of Mexico (AmCham).

La AmCham es una cámara de comercio fundada hace más de 90 años con el fin de contribuir en el desarrollo económico y comercial de la relación entre México y Estados Unidos, la cual está afiliada a la Cámara de Comercio de Estados Unidos y a la Asociación de Cámaras Americanas de Comercio en América Latina (AACCLA, por sus siglas en inglés).

Hoy, las empresas que integran la AmCham representan cerca de 70% de la Inversión Extranjera Directa (IED) en México. Una organización de peso en las relaciones comerciales entre ambos países.

El 16 de junio de 2015, Donald Trump, quien apenas era un aspirante a la candidatura republicana por la presidencia de Estados Unidos, apareció ante las cámaras con un traje azul marino, una camisa blanca y una corbata de seda roja que parecía contagiar con su color las blancas mejillas. Con rostro apacible, sin temer a sus propias palabras miró al público y dijo: “México no es nuestro amigo”.

Hoy, Donald Trump es el candidato republicano a la presidencia estadounidense y ha prometido renegociar o, en dada caso, dar por terminado el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) que integran Estados Unidos, Canadá y México.

“La situación de la relación entre México y Estados Unidos no puede dar un paso atrás, porque no sólo es una relación económica, sino cultural y social”, dice José Maria Zas.

‘Power’ mexicano

La relación entre las dos naciones se ha robustecido a lo largo de los años por la inmigración de mexicanos al país de las barras y las estrellas. En la actualidad, existen registros que dan cuenta de 12 millones 9,281 mexicanos que habitan fuera de México de forma legal, de los cuales 97.54 por ciento radica en Estados Unidos, de acuerdo con datos de 2015 del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME).

Los mexicanos en Estados Unidos “aportan talento, mano de obra y quizá la mitad se encuentran con sus papeles en regla… hay una realidad que es imposible volver atrás, como son los lazos culturales”, explica el ejecutivo argentino.

El empresario calcula que de echarse abajo el TLCAN los precios de los productos en Estados Unidos se incrementarían entre 40 y 45 por ciento. Una consecuencia nada favorable para un país no logra superar la crisis financiera de 2008.

El 50 por ciento de lo que se exporta desde México tiene sello estadounidense. “En la exportación mexicana hay mano de obra o productos americanos. ¿Quién es el ganador de los últimos 20 años en el comercio mundial? Es China. Entonces cómo no pensar que México, Estados Unidos y Canadá necesitan hacer una alianza para ir a competir globalmente”, explica el presidente de la AmCham.

El monto de la IED registrada de enero a diciembre de 2015 asciende a 28,382 millones de dólares (mdd), del cual 53.1 por ciento proviene de Estados Unidos, es decir, 15,078 mdd.

Antes del debate de Hillary Clinton y Donald Trump, celebrado la noche de ayer, la mayor ventaja era para la candidata demócrata, con 46 por ciento de las preferencias, mientras que el empresario neoyorquino contaba con 44 por ciento, de acuerdo con encuestas realizadas por el diario The Washington Post y de ABC News.

José Maria Zas, quien también es director general de American Express en México, cree que es importante diferenciar los dichos de una campaña política y la responsabilidad de gobernar la nación más poderosa del mundo con las mejores decisiones.

El presidente de la AmCham sabe que Trump representa un “interesante desafío” de ganar la presidencia de Estados Unidos, pero no el fin de la relación entre los dos vecinos. “Podrá ser un desafío, podrá ser un cambio, podrá haber mucha dialéctica, pero en los hechos no hay un riesgo.”

Relacionadas

Comentarios