A FondoEconomía y Finanzas

EU sale de terapia intensiva, pero es adicto a la medicina de la FED

Una vez dada por muerta la crisis económica internacional, la Fed ha decidido progresivamente retirar la montaña de dinero que puso en circulación para fomentar la economía estadounidense. ¿Cómo lo hará? Te contamos.

18-07-2017, 6:30:41 AM
compra de dolares
Reuters.

¿Recuerdan al Rico McPato y su montaña de dinero? Hay un episodio de Las Patoaventuras en la que los sobrinos del Tío Gilito le preguntan si podrían duplicar el dinero. Rico McPato les dice “no, no lo hagan, porque provocarían una crisis mundial y generarían inflación”. Los sobrinos descubren una forma de duplicar el dinero a través de una máquina y efectivamente provocan hiperinflación en Patolandia.

Ahora, imagínese que Patolandia es Estados Unidos y la que ha multiplicado el dinero, durante casi 10 años, es la Reserva Federal (Fed), el banco central, como medida para poner solución a la crisis económica que estalló a finales de 2007 y que puso en jaque al sistema financiero mundial.

No obstante, una vez dada por muerta la crisis económica internacional, la Fed ha decidido progresivamente retirar la montaña de dinero que puso en circulación para fomentar la economía estadounidense.

Y el mecanismo de la Fed para llevar a cabo dicha tarea es la subida de las tasas de interés junto con la retirada de estímulos de la economía, o en otras palabras, la reducción de la hoja de balance.

¿Qué son las tasas de interés y la hoja de balance?

Las tasas de interés son el precio del dinero que presta la Reserva Federal. La Fed subió en junio en un cuarto de punto las tasas de interés, del 1% al 1.25%.

Desde 2008 hasta finales de 2015, estas tasas estuvieron estancadas en el 0% durante siete años. Si los tipos de interés estaban altos, el precio del dinero sería alto, por lo que los bancos no prestarían al sector privado y la economía no fluiría.

Por otro lado, la hoja de balance es la cantidad de dinero impreso y liberado en la economía entre bonos del Estado y MBS (Mortgage Backed Securities o activos respaldados por hipotecas), así como otros activos.

La Fed, sabiendo que una hoja de balance masiva podría afectar a la economía una vez recuperada, ha decidido retirar progresivamente el dinero que introdujo a partir del año 2008.

La hoja de balance llegó a situarse en 4.5 billones de dólares, dos veces la economía de México. El proceso conocido como QE o Quantitative Easing es algo que también ha llevado a cabo el Banco Central Europeo (BCE) para evitar los ataques sobre la deuda griega, española e italiana, garantizando la financiación a países que no eran del todo fiables.

No obstante, aunque Estados Unidos está creciendo menos que en el Q4 de 2016, con un 0.3%, dos décimas inferior al año pasado, la economía estadounidense y la mundial encadenan meses de subidas, por lo que los estímulos ya no son necesarios para que la economía se siga moviendo. La desocupación en EU hoy está en el 4.4% frente al 10% que llegó a estar en 2010, la tasa más baja en 16 años.

Por tanto, ya no es necesario aumentar virtualmente la liquidez del sistema con el fin de estimular la inversión privada. Esto se hizo para evitar la deflación y para salir de la recesión. Al no ser ya necesario, mucho dinero en el sistema podría provocar una inflación que afectaría no solo a la economía estadounidense, sino a la del mundo entero.

¿Qué sucederá si EU sube las tasas y reduce la hoja de balance?

La economía estadounidense es la mayor economía del mundo.

Por tanto cualquier cambio afecta al resto del planeta. El dicho “si Estados Unidos estornuda, el mundo se resfría” tiene el mayor de los sentidos hoy por hoy. Si EU retira dinero del mercado, probablemente la cotización del dólar en los mercados ascenderá, ya que habrá menos dólares.

Esto significará que cada dólar será más valioso, lo que podría resultar en una deflación si se hiciese de golpe. Es difícil prever qué ocurrirá, pero la retirada de estímulos por parte de la Fed es un síntoma de que la economía está recuperada, ya que no es necesaria “más sangre” en el sistema.

¿Cómo se ejecutará?

La retirada de 4.5 billones no va a ser algo que se haga de la noche a la mañana. En primer lugar, si se hiciese así, sería como volatilizar el equivalente a la economía alemana en activos financieros.

Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank, destaca que “se irá dejando de invertir poco a poco en bonos respaldados por hipotecas. De los 4.5 billones, 2.5 son bonos del tesoro y 1.8 son bonos de agencias. En un año la hoja de balance bajará mes a mes unos 50,000 millones de dólares”, destaca. El objetivo es retornar dicha hoja a niveles previos a la crisis de las hipotecas subprime en sucesivos años.

Por su parte, Janneth Quiroz Zamora, de Monex Grupo Finaciero, también coincide destacando que “se empezará reduciendo las reinversiones, a través de límites, dependiendo de los dos principales instrumentos dentro de su balance, lo que esperaríamos que fuera una reducción muy gradual”.

¿Es una buena noticia?

Sí, ya que implica que la economía está moviéndose por su propio pie y ya no es necesario más dinero para reactivarla. Se necesita menos liquidez para que la inversión privada se mueva, hay menos deuda, y eso significa que todo el dinero imprimido durante la crisis puede “destruirse” sin temor a una nueva recesión.

¿Cómo afectará a nuestros bolsillos de los mortales?

Ahora mismo nos encontramos nadando en dólares y en euros.

Tanto el Banco Central Europeo como la Fed llevaron a cabo compras de bonos masivas (QEs) de los países más afectados por la crisis de deuda de 2012 y en el propio EU. Los estímulos supusieron, según Mario Correa, “un anestésico cuya retirada va a provocar dolores en un cuerpo que no acaba de restablecerse”.

“Los bancos centrales no pueden generar crecimiento de forma artificial, como todo, en la economía hay dos caras de la misma moneda. Tener tasas bajas ayuda a los proyectos de inversión y de consumo, pero el ahorrador y el pensionado pierden poder adquisitivo”, destaca.

Según Quiroz Zamora, esto puede afectar a la República manteniendo el diferencial entre las tasas de mediano plazo, al haberse implementado una política monetaria restrictiva. Esto es, los ahorradores sufrirán la retirada de los estímulos porque los intereses que los bancos les pagarán por su dinero se reducirán, así como los pensionados. Esto ya está pasando en Europa, por ejemplo.

¿Perderemos capacidad de ahorro?

Puede ser positivo para los ahorradores. Tras años de QE, los ahorradores en dólares podrán respirar tranquilos ya que la inflación no será tan alta. Al retirarse dinero de la economía, el que queda es más “caro”, por tanto, su dinero ahorrado valdrá más que antes.

¿Cuándo empezará a ejecutarse el plan de Janet Yellen?

Todavía no se sabe cuándo va a comenzar a ejecutarse esta reducción progresiva. No obstante, sí se sabe que se reducirá casi en 500,000 millones de dólares anuales.

En resumen, la reducción de la hoja de balance de la Fed es una buena noticia para la economía internacional, puesto que pone de manifiesto la superación de una de las peores crisis económicas de la historia, desde las subprime hasta la crisis de deuda de los países de la Unión Europea. ¿Cuánto durarán los tiempos de bonanza esta vez?

Relacionadas

Comentarios