Blogs + OpiniónEconomía y Finanzas

Estos son los tres escenarios para México en 2017

La combinación de la tasa de interés con la incertidumbre provocada por Trump lleva a pensar que México se enfrentará a grandes desafíos económicos el próximo año. Aquí los tres escenarios posibles.

20-12-2016, 2:00:21 PM

El triunfo de Donald J. Trump en la elección presidencial estadounidense ha provocado un incremento en la incertidumbre que enfrenta México. Ese aumento se ha traducido en un ajuste cambiario con bastante eficiencia.

Desde abril, cuando fue claro que Trump sería el candidato Republicano, el peso mexicano ha mantenido un comportamiento muy diferente del resto de las divisas, a diferencia de lo ocurrido antes.

Desde que inició el ajuste global, en junio de 2014, hasta noviembre de 2015, el peso se había comportado mejor que el euro, por ejemplo. Eso dejó de ocurrir a partir de abril, y con la elección se nos fue muy lejos: 21 pesos por dólar.

La incertidumbre proviene esencialmente de dos temas. Uno tiene que ver con la migración y la posible deportación de millones de mexicanos que están en Estados Unidos de forma ilegal, y el otro es un asunto comercial.

Donald Trump dijo en muchas ocasiones que el TLCAN es el peor tratado comercial de la historia. Aunque esa afirmación es claramente falsa, algo tendrá que hacer para cumplir a quienes votaron por él siguiendo ese tipo de declaraciones.

Denunciar el TLCAN provocaría poco menos que una catástrofe en México, pero sería muy costoso también en Estados Unidos. Hay cuatro estados que tienen más de 30% de su comercio con México, y otro tanto está en alrededor de 20%.

Buena parte de los autos que se venden en ese país, las televisiones, los álabes de los “molinos” eléctricos y la mayor parte de las frutas, verduras y legumbres tienen su origen en México. No parece posible elevar su precio en 35%, el arancel que ha mencionado Trump que aplicaría para los productos mexicanos.

Pero no sabemos exactamente qué piensa hacer. Si no va a denunciar el TLCAN, ¿se harían acuerdos paralelos, como los que se negociaron en 1993 para los temas laboral y ambiental? ¿Entraríamos de plano a renegociar, con toda la incertidumbre que eso implica? Al momento de escribir estas líneas no tengo idea de cuál será el camino. Por ello, el escenario base que me parece razonable para 2017 implica una mayor tasa de interés, obligada por la presión cambiaria (que ya empieza a reflejarse en inflación), y que yo ubicaría entre seis y siete puntos, en promedio anual.

La inflación, como decía, seguramente será mayor que la vivida en los últimos dos años, pero no creo que llegue a superar 5% anual.

La combinación de la tasa de interés con la incertidumbre provocada por Trump, que no desaparecerá tan pronto, me lleva a pensar que el crecimiento económico en 2017, que esperábamos cercano a 2.5%, es más probable que esté en 1.5%.

En el caso catastrófico de la denuncia del TLC, todas estas cifras resultarían muy optimistas, pero creo que ese escenario tiene una probabilidad muy baja. De hecho, asignaría mayor probabilidad a un escenario positivo: que el asunto del TLCAN acabe en una negociación de acuerdos paralelos, que modifiquen algunos anexos del tratado y nada más, y que la política económica expansiva en Estados Unidos implique un mayor crecimiento de ese mercado y, por lo mismo, de nuestras exportaciones.

Eso podría modificar de forma muy interesante las perspectivas, en particular gracias a las reformas estructurales que nos han colocado en buena posición. En resumen, al escenario base le doy 60% de probabilidad, 10% al catastrófico y 30% al positivo. Pero, honestamente, al momento de escribir no tengo información suficiente, y le ofrezco esto con mucha cautela.

Relacionadas

Comentarios