HistoriasNegocios

Estos son los países que quieren aprovechar el Brexit

Los bancos ya están preparando las maletas para salir de Londres, centro financiero de Europa. Pero otras ciudades, como Frankfurt, Ámsterdam, París y Madrid, ya están alzando la mano para recibir estas inversiones. Inclusive México podría salir indirectamente beneficiado.

24-10-2016, 8:24:24 PM
Estos son los países que quieren aprovechar el Brexit
Adrián Espallargas

El terremoto que supuso la victoria del Brexit en el referéndum del 23 de junio sigue sacudiendo a la economía mundial. Mientras algunos sufren los estragos de la incertidumbre y el riesgo, otros están viendo la oportunidad y ya están movilizándose para atraer a sus países parte de los fondos y empresas establecidas hoy en la ciudad de Londres, el corazón financiero de Europa.

El presidente ejecutivo de la Asociación de Bancos Británicos (BBA, por sus siglas en inglés), Anthony Browne, dijo el pasado domingo en un artículo publicado por The Observer que los bancos más grandes del sector ya se están preparando para dejar las islas antes de que comience el proceso de separación, en marzo de 2017.

El directivo dijo que el sector financiero con  base en Reino Unido actualmente presta 1.1 billones de libras (1.3 billones de dólares) a compañías y gobiernos de los 27 países de la Unión Europea.

Los últimos movimientos del Gobierno británico parecen indicar que el Reino Unido optará por un “Hard Brexit”, o Brexit duro, que supondría una salida de la UE sin que existan otros acuerdos comerciales de por medio entre ambos actores. Puesto en palabras de la primera ministra británica, Teresa May: “Brexit significa Brexit”, lo que deja clara la postura de su Gobierno.

May también anunció a principios de octubre que invocarán el artículo 50 del Tratado de Lisboa antes de marzo de 2017, un punto que marca el inicio de las negociaciones de salida de un miembro de la UE en un plazo de dos años –aunque podría llegar a extenderse-. Por ello, varias ciudades europeas ya se están postulando como posibles candidatas a recibir algunas empresas y fondos que posiblemente se expandirán, o se trasladarán, para seguir beneficiándose de las ventajas que ofrece la UE.

Los mejor posicionados

La ciudad hasta ahora mejor colocada y más atractiva para el post-Brexit es sin duda Frankfurt, sede del Banco Central Europeo y plaza que cuenta con la presencia de más de 155 bancos internacionales, además de los gigantes alemanes. Si Londres es el corazón de las finanzas en Europa, Frankfurt son sus pulmones.

Sin embargo, los alemanes no se han quedado de brazos cruzados y, de hecho, el Gobierno de Hesse -estado al que pertenece Frankfurt- ya ha creado un “task force” -fuerza operativa, en español- para examinar activamente las oportunidades que les puede brindar el la salida del Reino Unido.

“El Brexit ofrece a Frankfurt la oportunidad de incrementar su propio sector financiero”, explicó en entrevista con Alto Nivel Thomas Schäfer, ministro de Finanzas de Hesse, quien ya se está reuniendo con los principales actores de la industria para escuchar sus preocupaciones y mostrar su estado como el más atractivo para la inversión en Europa.

En concreto, el ministro detalló una iniciativa -surgida de dichas reuniones con empresarios- que buscaría facilitar el despido de aquellos empleados que ganen más de 300,000 euros anuales, un proyecto importante en una industria que experimenta fuertes momentos de bonanza y severas crisis en periodos cortos de tiempo. “Nuestro objetivo es mejorar el marco legal donde sea necesario y posible”, añadió Schäfer.

Las siguientes ciudades que entran en las apuestas son París, Milán, Ámsterdam e incluso Dublín; donde varias empresas multinacionales establecen su sede en Europa por sus mejores condiciones fiscales. Pero también otras capitales europeas que no están en el mapa por tener un sector financiero potente están trabajando por ponerse en valor y sacar beneficio al Brexit. Es el caso de Madrid.

“No es lo primero que se te viene a la cabeza cuando piensas en establecer un fondo en Europa, así que tenemos que hacer un fuerte trabajo de comunicación”, explica Daniel Lacalle, economista que ha sido contratado por la Comunidad de Madrid como “embajador en Londres” para promover la inversión en la capital debido a su amplia experiencia laboral en el sector financiero británico.

Lacalle -quien goza de gran éxito mediático en España- planea mantener en los próximos meses reuniones con inversionistas para explicarles las ventajas fiscales, de infraestructuras y de calidad de vida frente a sus rivales del Norte. Frente a la controvertida propuesta británica de que las compañías tengan que hacer listas de extranjeros, el economista define Madrid como una ciudad “integradora” y, en ese sentido, añadió que España es el país que más estudiantes Erasmus  (beneficiarios de un programa que facilita la movilidad de académicos y alumnos) recibe cada año.

Cómo México puede aprovecharlo

Uno de los factores esenciales, aparte de seguir bajo las leyes de la UE, que destaca para atraer fondos a España es la posibilidad de puedan expandirse posteriormente a América Latina, región con la que el país Ibérico mantiene una “privilegiada relación” y que para el economista tiene un “enorme” potencial de crecimiento, dice Lacalle.

México está invirtiendo mucho en España y viceversa, por lo que de esta manera podríamos reforzar todavía más ese canal de inversión”, comenta.

Pero para México, la salida del Reino Unido también podría brindar nuevas ventajas.

Según Haydee Moreira, profesora de la licenciatura en Economía y Finanzas en el Tecnológico de Monterrey en el Campus Santa Fé, el Brexit ofrece una posibilidad para que México negocie un tratado de libre comercio más ventajoso con el Reino Unido, frente al actual acuerdo con la UE.

En ese sentido, el presidente Enrique Peña Nieto ya mantuvo en septiembre en una conversación telefónica con Teresa May en la que expresó su voluntad de construir un posible acuerdo de libre comercio con el Reino Unido, una vez que este país defina su nueva relación con sus socios europeos.

La profesora no piensa que el Brexit afecte demasiado a México, puesto que a pesar de que ambos países mantienen una “relación estrecha”, el comercio con el Reino Unido representa sólo el 7 % de toda la balanza comercial de la nación. Sin embargo, asegura que pueden generarse ciertas turbulencias e instabilidades en los mercados que impacten indirectamente a la República.

“Renegociar el tratado con Reino Unido puede permitirnos estrechar vínculos con otras industrias que han quedado un poco más de lado y, además, puede traer otros beneficios cómo que los británicos se acerquen más a los mercados emergentes”, añadió.

Relacionadas

Comentarios