Lo ÚltimoManagement

Estos son los errores que cometerás al manejar un equipo

Estar a cargo de un grupo de colaboradores no es una tarea sencilla, pero identificar en qué estás fallando como líder es un buen inicio para mantener un clima laboral sano en tu equipo.

27-03-2017, 5:59:26 PM
Depositphotos.com

Christian Rojas, director de Lithiumpr* 

Liderar un equipo nunca es sencillo. Los métodos de trabajo, egos y problemas de la gente pueden ser tanto una receta para el éxito como una bomba de tiempo. Es por eso que un líder potencial, sin importar la cantidad o el volumen de los retos que enfrentarán debe tratar de mantener un  clima laboral sano y armonioso.

Muchas de estas habilidades para liderar pueden ser útiles para detectar algunos errores que son comunes en la cultura empresarial de la actualidad y proponer estrategias que fomenten una sana convivencia entre los trabajadores. Esto, a la larga, se traduce en mayores beneficios económicos para la empresa, pero también en factores invaluables, como la lealtad y la satisfacción de haber generado un ambiente en el que todos los participantes se sienten realizados.

Sabemos que identificar las fallas no es suficiente, pero sí es un buen inicio. A continuación, te compartimos algunos de los errores más comunes al momento de dirigir un equipo.

1. Ausencia de retroalimentación: Sin una oportuna corrección de errores no hay aprendizaje. El trabajador debe saber, siempre de una manera constructiva, cuando no está haciendo algo bien y cómo puede aprovechar su potencial para mejorarlo.

2. Crecimiento sin planeación: Lo que no se mide, no se puede mejorar. Es necesario establecer criterios de medición para identificar áreas de oportunidad y corregir acciones erróneas.

3. Falta de reconocimiento: Éste es uno de los principales ingredientes para desmotivar a un trabajador. Es muy frustrante no recibir cualquier tipo de estímulo si están haciendo un buen trabajo. Y no siempre éste tiene que ser económico, pues se puede reconocer el esfuerzo de otro en una junta o a través de sistemas de recompensas.

4. Olvidar el capital humano: El dinero es muy importante, pero la gente vale mucho más. Los empleados son quienes proveen de movimiento a una empresa y, de manera directa o indirecta, generan rentabilidad. Si se les confiere la importancia que merecen —y que muchas veces no se atreven a pedir—, se invierte en su bienestar y se trabaja por un bien común, es como se pueden mejorar las posibilidades de éxito. Y en muchas ocasiones, esto es más valioso que un bono de trabajo o un ascenso.

5. No escuchar: El trabajo en equipo no significa ser soberbio y creer que siempre se tiene la razón. Al contrario, estas actitudes impiden el flujo de ideas y crean resentimientos en los equipos. Ignorar al equipo, al Mercado y no estar vigente de las tendencias de su industria es un error que se refleja en estrategias no adecuadas o al target equivocado.

* Agencia de relaciones públicas mexicana con alcance internacional, enfocados a brindar soluciones estratégicas y efectivas de comunicación.

Relacionadas

Comentarios