A FondoPolítica y Sociedad

Estos son los recursos más opacos que reciben los legisladores

Los diputados aseguraron que se ajustarán el cinturón este año con unas nuevas medidas de austeridad, sin embargo, aún quedan rubros pendientes y sin transparencia.

17-01-2017, 2:00:24 PM

Después de cobrar 150,000 pesos como parte de su aguinaldo a fin del año 2016, la Cámara de Diputados decidió eliminar varias prestaciones como bonos, paseos y vales de gasolina.

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Francisco Martínez Nery, anunció que todos los partidos acordaron aplicar “acciones de austeridad” y “solidarizarse” así con la sociedad que se está viendo afectada por el alza al precio de las gasolinas.

De acuerdo con el legislador perredista, ya no se entregarán más vales de combustible a los 500 diputados, que implicaban 5 millones de pesos y afirmó que no habrá apoyos adicionales para los diputados por sus actividades parlamentarias con motivo de fin de año, como sucedió el año pasado. Se termina esta política de entregar este tipo de partidas.

“Se cancelan todos los viajes internacionales, salvo aquellos estrictamente indispensables que deberán ser autorizados por la Jucopo, siempre en clase económica”, dijo el diputado.

Además, los legisladores tampoco tendrán más servicio de telefonía celular y se disminuirán en 25% el gasto en alimentos.

La decisión del Poder Legislativo se da en medio del contexto de malestar social por el alza en el precio de las gasolinas para este año, que ha llevado a aumentos en prácticamente todos los productos de la canasta básica y no alimentaria.

Cabe señalar que en diciembre pasado, la Cámara de Diputados aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 con un monto de 4 billones 888,892.5 millones de pesos.

Aunque reasignaron alrededor de 67,000 millones de pesos a programas sociales y de infraestructura, no hicieron cambios importantes a los recursos de universidades, cultura y educación.

Sin embargo, aumentaron sueldos y prestaciones a los servidores públicos, incluidos ellos mismos.

¿Cuánto recibe un diputado?

De acuerdo con la propuesta enviada por la Secretaría de Hacienda, los legisladores consideraron que sus salarios no eran suficientes y decidieron darse un pequeño incremento, con lo cual, desde el 1 de enero de este 2017, el sueldo que percibe cada diputado subió 27,553 pesos, o sea que al año ganarán 1 millón 460,550 pesos.

En el rubro de prestaciones, los integrantes del Congreso mexicano recibirán 678,375 pesos divididos en:

Aportaciones a seguridad social: 52,970 pesos

Ahorro solidario (Afore): 17,000 pesos

Seguro de Gastos Médicos Mayores: 16,382 pesos

Dieta mensual: 75,000 pesos

Asistencia legislativa: 45,786 pesos

Atención ciudadana: 28,772 pesos

Conservación, Operación y Equipamiento: 80 millones de pesos

¿Dónde empieza la opacidad?

Más allá de los notables beneficios excesivos que se aprobaron, existen partidas presupuestales que se manejan con total opacidad.

Tal es el caso del rubro “Otras prestaciones”, para el cual se podrán disponer de 131,568 pesos pero no se especifica ninguna razón, referencia, necesidad, prioridad nacional, etc.

De acuerdo con un análisis de la firma especializada Integralia, durante los últimos 15 años, el Poder Legislativo ha incrementado un 101% su presupuesto al pasar de 7,014 millones de pesos en el año 2000 a 14,102 millones de pesos en 2016.

“Se detectan grandes áreas de opacidad, especialmente en las asignaciones presupuestarias de los grupos parlamentarios, la asignación de bonos y recursos para labores de gestoría y el incremento constante al presupuesto que ejerce. El presupuesto del Congreso mexicano ha aumentado de forma sistemática en los últimos años sin que exista la justificación para ello”, informó la empresa de análisis.

De hecho para 2017, los integrantes del Congreso pidieron casi 1,000 millones de pesos más que el año anterior y sumaron un monto de 15,088 millones de pesos, de los cuales 53.6% corresponden a la Cámara de Diputados y 31.3% al Senado pese al recorte presupuestal anunciado por la Secretaría de Hacienda.

“Aunque el Congreso exige cuentas y revisa el gasto de los otros poderes de la Unión, no da cuentas de los gastos que sus bancadas ejercen. Los vacíos legales para justificar y transparentar el gasto han permitido que estos recursos funcionen en ocasiones como ‘caja chica’”, de acuerdo con Integralia.

Al respecto, María del Carmen Nava, directora de Visión Legislativa, afirmó que “suena desproporcionado el sueldo y las dietas que tienen. También porque los legisladores comunican poco los resultados que tienen y se sabe mucho menos sobre cómo utilizan los recursos, eso es una deuda con la ciudadanía desde siempre”.

Aunado a eso, señala que el Congreso no cumple con el principio de rendición de cuentas sobre los gastos que sus bancadas ejercen y los recursos sean utilizados como “caja chica” de los coordinadores parlamentarios.

María Amparo Casar, presidenta de la asociación Mexicanos Contra la Corrupción, realizó un análisis al respecto y señaló que actualmente, los partidos políticos nacionales y locales tienen saldos pendientes por pago por contribuciones vía impuestos, ya que de acuerdo con la contabilidad propia de cada grupo político que se entregó en 2015, los partidos deben al fisco alrededor de 626.2 millones de pesos por conceptos como predial, nómina, IVA y contribuciones retenidas a los trabajadores, pero no entregadas al IMSS y al Infonavit.

“Ya en 2013, un conjunto de ciudadanos presentamos un amparo conocido como #YoContribuyente para impedir que los legisladores condonaran, cancelaran o perdonaran a estados y municipios adeudos fiscales de 2012, 2013 y 2014, precisamente por no haber enterado a la Tesorería el ISR retenido a los trabajadores del Estado. Desgraciadamente, el amparo promovido bajo la modalidad de “interés legítimo” no prosperó hasta sus últimas consecuencias”, escribió.

Para la analista política, la escandalosa exhibición que se hace en medios de difusión no parece merecer la menor preocupación por parte de los partidos en plena época de austeridad presupuestal.

Relacionadas

Comentarios