A Fondo

Este es el viacrucis para poder contratar internet en México

De acuerdo con la OCDE, México tiene 12.1 personas conectadas a internet fijo por cada 100 habitantes. Contratarlo es caro y tardado, aún cuando la Constitución lo considera un derecho.

03-08-2016, 5:35:46 PM
Este es el viacrucis para poder contratar internet en México
Darinka Rodríguez

Me mudé un domingo a la colonia Roma y tardé cinco días en conseguir que se instalara el servicio de internet fijo en el hogar. Como parte de un ejercicio realizado para Alto Nivel, probé con cuatro empresas proveedoras del servicio de banda ancha fija: Telmex de América Móvil, Izzi Telecom de Grupo Televisa, Axtel y Totalplay de Grupo Salinas.

Hice la petición de instalación el lunes a primera hora y fue hasta el viernes por la tarde que concluyó la contratación.

No es de extrañarse que México ocupe el último lugar de 35 países en penetración de banda ancha fija, según el último informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), pues sólo 12.1 personas por cada 100 habitantes cuentan con este servicio.

No resulta sorpresa porque aún en ciudades de alta densidad poblacional como la Ciudad de México, el acceso sigue siendo insuficiente y es costoso.

1. No hay competencia

En México son cinco grandes empresas las encargadas de dar el servicio de internet fijo: Telmex de América Móvil, Axtel, Izzi Telecom de Grupo Televisa, Totalplay de Grupo Salinas y Megacable más algunos otros proveedores locales focalizados en pequeñas comunidades.

En la CDMX son las primeras cuatro las que tienen disponibilidad, pero en ciudades o poblaciones más pequeñas sólo uno o dos proveedores son capaces de brindar el servicio, sobre todo en las menores a 100 mil habitantes donde sólo existe un proveedor, en la mayoría de los casos Telmex, quien concentra el 60.7 por ciento de los clientes de acuerdo con el informe del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) a finales de 2015.

“La banda ancha fija es uno de los servicios que más ha crecido en México con las empresas de televisión de paga que han añadido banda ancha y que añaden más velocidad, lo que lo hace más atractivo, hay una oferta y competencia de manera en que el consumidor puede tener varias opciones”, refiere Jorge Bravo, director editorial de la consultora Mediatelecom.

2. Precios altos

Contar con servicio de internet cuesta por lo menos 349 pesos al mes con Telmex sin ningún otro servicio adicional, mientras que otros servicios básicos van de los 389 a los 429 pesos al mes con velocidades entre 10 y 20 Megabites por segundo (Mbps); si se requiere mayor velocidad llegan a costar hasta 1,200 pesos mensuales.

De acuerdo con la OCDE, 60 por ciento de los mexicanos sobrevive con menos de 219 pesos al día y por lo menos 3 millones viven con un sueldo entre 2,500 y 5,000 pesos para sus necesidades diarias. Contar con internet en el hogar implica desembolsar entre 15 y 20 por ciento de su ingreso mensual sin tomar en cuenta el dispositivo que usen para conectarse.

Jesús Romo, director de Telconomía indica que instalar una red fija requiere de mucha inversión y gastos, por lo que el retorno de las redes cableadas como pueden ser cable o fibra depende de factores locales.

“Hay cierta dependencia de si hay operadores locales o regionales, pues no muchas veces verás a grupos nacionales llegar a mercados que están fuera de ciudades que siempre se mencionan como Guadalajara, Monterrey o México, pero sí se observan operadores locales que llegan a ofrecer algunos paquetes fijos”, dice.

3. En paquete o nada

Por la naturaleza de mi trabajo y requerimientos personales, sólo necesitaba contar con una conexión fija en casa para poder usar los servicios de streaming y llamadas por internet. Sin embargo, todas las empresas (a excepción de Telmex) ofrecen servicios en paquete, también llamados doble o triple play que incluyen una línea telefónica o televisión de paga.

De acuerdo con la Carta de Derechos Mínimos de los Usuarios de Servicios de Telecomunicaciones publicada en el Diario Oficial de la Federación el año pasado, “tienes derecho a elegir el o los servicios que desees contratar, sin que el proveedor te condicione o te obligue a contratar servicios o productos adicionales al principal o en paquete”.

Pero esto sólo es una verdad a medias. Al intentar contratar sólo un servicio, las áreas de servicio al cliente me comentaron que sí podría pedir sólo el servicio de internet, pero tenía que hacer una solicitud por escrito que demoraría la instalación unos días más. Opté por contratar telefonía e internet aunque no cuento con un aparato para realizar llamadas. 

“La tendencia en los servicios es al empaquetamiento porque así reducen costos para las empresas”, menciona Bravo. 

4. Velocidad en la instalación 

Fueron cinco días hábiles los que demoraron en instalarme el servicio. Telmex refirió en la primera llamada que tardaría de 10 a 15 días en instalarlo, aunque terminó haciéndolo en cinco, mientras que Axtel, Izzi y Totalplay demoraron entre siete y nueve días hábiles en programar una fecha para la instalación en una de las colonias más céntricas y con más infraestructura disponibles de la Ciudad de México. En la República Mexicana, la instalación tarda en promedio de ocho a quince días hábiles. 

Según la Encuesta de Usuarios de Servicios de Telecomunicaciones 2016 del IFT, la calidad del servicio es uno de los factores más importantes al contratar banda ancha fija. 29 por ciento dijo que lo hizo por Megacable, 26 por ciento por Izzi y 25 por ciento por Telmex.

5. Servicios públicos, inaccesibles

El artículo 6 de la Constitución Mexicana indica que el Estado garantizará el derecho de acceso a las tecnologías de la información y comunicación, así como a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, incluido el de banda ancha e internet. “Para tales efectos, el Estado establecerá condiciones de competencia efectiva en la prestación de dichos servicios”, dice la carta Magna.

Al respecto, Romo hace una importante precisión, pues este artículo debe ser ubicado en contexto. “Se identifican a las tecnologías de la información como herramientas del derecho a la información para lo cual se elige un esquema de mercado abierto en el que se busquen condiciones de competencia, no es que el Estado provea el acceso”, aclara.

El programa México Conectado, establecido para dotar de internet a personas de escasos recursos cuenta, por ahora con 101,293 puntos de conexión en la República Mexicana, la mayoría ubicados en lugares públicos fuera de las grandes ciudades.

“Las personas prefieren hacer uso del internet que dan cafeterías o restaurantes por el consumo cuando tienen la urgencia de conectarse, y la mayoría lo hace desde un dispositivo móvil, no fijo”, dice Bravo.

Hasta 2015 la conexión fija creció sólo 1.28 por ciento aunque más de 77.3 millones de usuarios con un smartphone hacen uso de estas redes para evitar gastar sus datos móviles a través de la conexión Wi-Fi según cifras de The Competitive Intelligence Unit (CIU).

“El acceso a Internet se incrementará principalmente por medios inalámbricos, no hay que obsesionarse con una cifra en específico, sino entender que por el desarrollo de las telecomunicaciones en México la infraestructura para redes celulares tiene el potencial de alcanzar mayor cobertura que las fijas”, comentó Romo. 

Relacionadas

Comentarios