Economía y FinanzasHistorias

Este empresario hará divertidos los seguros para millennials

Manuel Escobedo fue designado como nuevo presidente de la industria de seguros en México y enfrenta retos como la inseguridad y el desinterés de los millennials en invertir para su futuro.

16-05-2017, 6:35:07 AM

A sus 46 años, Manuel Escobedo Conover no tiene nada de millennial, salvo la vitalidad para entrenar por lo menos 5 horas a la semana Karate y Aikido (de los que tiene primer y quinto dan, respectivamente) y el reto de hablar el mismo idioma de los jóvenes a los que quiere dirigirse como nuevo presidente de una industria a través de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

“El reto que tenemos es volvernos más divertidos, que las personas que nos hemos apasionado en la industria de seguros podamos vender la idea de ‘administración de riesgo’ sin que suene aburrido y sin tener que vestirnos de payasos”, dice en entrevista con Alto Nivel.

Lee: De panadero de casa a dueño de 250 restaurantes en el mundo.

El tamaño de la pared que tienen que derribar es importante por el ángulo que se le mire. En 2016 la industria creció 6.6 por ciento en términos reales y esperan crecer 7 por ciento al terminar 2017, ya que considera que los factores, aunque inciertos, serán benéficos.

Por otro lado, la población millenial, a la que está encaminada la 27 Convención de Aseguradores de la AMIS que se celebra esta semana, es uno de los retos más grandes que tiene Escobedo, pues los jóvenes no están interesados en adquirir una póliza.

En promedio, 42.5 por ciento del total de asegurados en gastos médicos tiene menos de 30 años y en seguros de vida sólo 12.8 por ciento tiene una póliza, la mayoría adquirida como prestación laboral.

“Es un cliente proactivo que investiga y es independiente, pero que tiene necesidades propias muy específicas, los agentes ya no tienen que convencerlo, él es el que tiene que estar convencido y no es fácil”, dice Escobedo.

Abogado de una larga línea ascendente de juristas, confiesa que aunque la tecnología le apasiona y genera perspectivas muy favorables, su profesión es una de las amenazadas por la inteligencia artificial“Hay una pasión por un sector del que algunas personas creen que es gris y que al contrario: toca todo, es apasionante y todos los días aprendes algo nuevo. Así me quedé y ya han pasado 20 años”, dice.

Cómo renovar una industria de 100 años

El sector asegurador opera en el país desde finales del siglo 19, cuando fue regulado por primera vez. Posteriormente tuvo una segunda etapa de impulso con la conformación de la AMIS en 1964.

De entonces a la fecha, las circunstancias políticas, económicas y sociales han cambiado radicalmente y con ello, también la forma en que la industria y los aseguradores hacen negocio. Con la penetración de dispositivos móviles y la adopción de tecnologías, buscan hacer crecer el negocio con una nueva cara, asegura Escobedo.

“Necesitamos tener más efectividad en la estrategia del sector, por eso trabajamos en cómo vamos a hacer las cosas”, dice.

En el país, la penetración actual de los seguros es de 2.1 por ciento como porcentaje del PIB, cuando el promedio en países de América Latina es de 6.5 por ciento, por lo que buscarán llegar a 3.1 por ciento para 2020, aunque dice “espero no tener que morderme la lengua”.

Manuel Escobedo asegura que no le hace falta ‘callo’ pues ya ha experimentado importantes crisis al frente de Reaseguradora Patria y el Corporativo Peña Verde. Una de esas situaciones, recuerda, fue cuando recibió la noticia de que su empresa tenía unas pólizas que se podían salir de control y llevarlos a la quiebra si los términos no cambiaban, pues valían un millón de dólares pero crecían 3 por ciento cada año a pagarse en un plazo de cuatro décadas. 

“(La cantidad que tenían que pagar) podría llegar a valer 1.5 billones de dólares, lo que significaba tomar las llaves de la empresa y entregárselas a otra persona. Fue una experiencia brutal que nos costó dos años de conversaciones con el cliente y llegar a una solución conveniente para ambas partes”, cuenta.

Con esa experiencia y su trabajo como inversionista, más que como funcionario, pretende llevar a una industria centenaria a tener mejores resultados con un “cambio de chip” y gracias a los avances tecnológicos.

“No sólo soy un funcionario, sino inversionista, lo que me da más autonomía y flexibilidad, además de que siempre he sido un poco ‘matado’ y me gusta llegar preparado a la clase”, comenta.

Lee también: El CEO que hizo el trato más grande de la industria hotelera

En un primer acercamiento este año, previo a su Convención, la AMIS llevó a cabo un primer reto de innovación en seguros o “Hackathon”, donde más de 150 emprendedores en tecnología presentaron sus proyectos para crear nuevas formas de hacer negocio en el sector.

Y no sólo se trata de innovar por innovar, sino hacer que las empresas mexicanas sean las que destaquen, ya que actualmente el 75 por ciento de las primas en México las emiten empresas de capital extranjero. “La competencia desde la tecnología será de primer mundo”, dice Escobedo Conover.

Relacionadas

Comentarios