Lo ÚltimoNegocios

Estafeta quiere invertir en EU con nuevo acuerdo comercial

Estafeta, empresa mexicana de mensajería y paquetería, tiene interés de invertir en California y Texas. La renegociación del TLCAN entre Estados Unidos y México es una oportunidad dorada.

02-03-2017, 6:40:55 AM

Donald Trump no solo ha traído malas noticias para las empresas mexicanas. La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) podría ser una oportunidad para que Estafeta lleve sus entregas a un destino que tiene pendiente: Estados Unidos.

La empresa de mensajería y logística estaría dispuesta a inyectar recursos en la Unión Americana, territorio en el que no tiene operaciones. “Son estados transfronterizos y es ahí en donde sí nos gustaría invertir, como en California y Texas, lo cual puede ser interesante”, dice en entrevista Ingo Babrikowski, director general de Estafeta.

Los estados del vecino país del norte en donde Estafeta quiere invertir son los que concentran mayor actividad de empresas de origen mexicano y de firmas estadounidenses que exportan la mayor parte de sus mercancías a México.

Esta es la oportunidad que Estafeta ve con la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos y la renegociación del TLCAN.

México, Canadá y Estados Unidos firmaron el TLCAN el 17 de diciembre de 1992 y entró en vigor a partir de enero de 1994. Sin embargo, el acuerdo comercial no permitió que las empresas mexicanas de mensajería participaran dentro de territorio estadounidense.

Donald Trump ha llamado a renegociar los términos de un tratado que considera ventajoso para México, por lo que las autoridades mexicanas realizan los primeros encuentros con sus pares en Estados Unidos para iniciar los diálogos rumbo a un nuevo acuerdo.

“Nosotros estamos interesados en participar con las autoridades en caso de que haya una renegociación, ya que habrá consultas”, dice esperanzado el director general de Estafeta.

A finales de 2013, la Asociación Mexicana de Mensajería y Paquetería (Ammpac) aseguraba que las firmas nacionales tenían el interés de invertir en el vecino país del norte cerca de 100 millones de dólares (mdd).

Las compañías mexicanas de paquetería y mensajería buscan transportar los encargos a Estados Unidos en avión y entregarlos de forma terrestre durante la última milla antes de llegar a su destino final. La primera versión del TLCAN no permitió que las firmas lograran llevar sus operaciones a la Unión Americana.

Por ahora, las autoridades mexicanas buscan lograr la modernización del tratado, mientras que Ingo Babrikowski espera que la reciprocidad para el sector en donde participa Estafeta llegue a la mesa de la renegociación.

Nuevas fronteras

El directivo alemán que dirige Estafeta no se quiere quedar con los brazos cruzados mientras llega la oportunidad de invertir fuera de la frontera mexicana. La empresa invertirá este año un total de 594 millones de pesos (mdp) en el país, los cuales se enfocarán en la construcción y apertura de nuevos centros logísticos, mejora de instalaciones aéreas, contratación de personal para atender a la gente, renovación de dos aeronaves de carga y recursos tecnológicos.

En términos de infraestructura, la empresa construirá el nuevo Centro Logístico Occidente en Tlaquepaque, Jalisco, con una inversión de 47 mdp, construcción del Centro Operativo Chihuahua, Centro Operativo de Toluca, un Centro Logístico en Azcapotzalco, ampliaciones en áreas operativas de San Luis Potosí y ampliación del área de almacenaje de Soluciones Logísticas.

Las inversiones reforzarán el músculo que Estafeta ejercitó en 2016, cuando movilizó 30.7 millones de envíos provenientes de clientes en el sector automotriz, manufactura, retail, textiles y productos electrónicos, que se traducen en un crecimiento de 15% de sus ventas.

Ingo no cree que existan afectaciones mayores con las políticas económicas que relacionan a Estados Unidos y México, pero sí piensa que México debe diversificar sus relaciones comerciales.

“México tiene que apostar a abrirse más y diversificar no sólo sus exportaciones, sino sus importaciones de otros países. Hoy, la economía mexicana está muy anclada en Estados Unidos”, comenta.

Cerca de 84% de las exportaciones mexicanas en términos de valor se destinan al TLCAN; mientras que el valor de las exportaciones a Europa es de 5.4% y solo 4.3% se vende a Asia, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

Ingo cree que con los servicios de Estafeta vía aérea y terrestre, sumado al respaldo de 6,108 personas que integran su equipo, las malas noticias pueden convertirse en oportunidades que debe aprovechar a toda prisa dentro de México y la región. “Ahí podemos con mucho gusto hacer propuestas.”

Relacionadas

Comentarios